El fraude de la Pila de Bagdad | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Área escéptica

El fraude de la Pila de Bagdad

La famosa Pila de Bagdad es uno de los más famosos Ooparts del mundo. Un Oopart es un objeto descubierto correspondiente a diferentes épocas antiguas y su misterio radica en que estos objetos, tecnológicamente hablando no se corresponden con dicho periodo. En este caso, un extraño artefacto que, en teoría, podría haber sido una especie de batería. Pero… ¿Realmente era esta su función? ¿Es posible dicha función en un diseño tan rudimentario? En este artículo analizamos pormenorizadamente el gran mito alrededor de este objeto

Estoy prácticamente seguro que tendríamos que reescribir la historia, pues desde luego está obsoleta, ya que hay pruebas de ello en abundancia. No obstante, encontramos objetos arqueológicos sorprendentes, posibles evidencias de que la historia no es tal como nos la han contado, pero no pocos investigadores de lo insólito se intentan arrimar a todo cuanto parece extraño para subirse al carro de lo “imposible”, y he aquí que, a mí juicio, se comete un gran error, pues algunos objetos simplemente se asimilan, se comparan y se buscan analogías con alguno de nuestra época y el enigma está servido, pero es necesario analizar cada objeto de forma imparcial y no tan solo buscando lo insólito, pues es probable que su explicación sea más sencilla. Desde luego, no podré rebatir los argumentos que señalan al oopart que ocupa este artículo como tal, pero tan solo expondré hechos y datos con los cuales el lector podrá juzgar en un sentido u otro.

pila_bagdad_original
Pila de Bagdad original

1-pila-de-bagdad-version-cerrada
Recreación abierta de la pila

El Oopart que me ocupa es la denominada “Pila de Bagdad”, tan recurrente en conferencias sobre objetos fuera de tiempo e imposibles. Con mí formación, y habiendo realizado algunos experimentos, puedo constatar que me parece muy poco probable que este objeto fuese un acumulador eléctrico. Que produjese una cierta cantidad de electricidad, puede ser una realidad, y que esta se usase con algún fin, también es probable, pero desde luego me parece inoportuno señalarla como posible fuente de energía, nada más y nada menos, que para alumbrar el interior de las pirámides. A veces, escuchando semejantes teorías, entiendo por qué determinados arqueólogos se mofan de quienes investigamos de una u otra manera el mundo que aparta la ciencia y la arqueología convencional.

El objeto que nos ocupa se hallaba arrinconado entre otros tantos en el Museo de Bagdad, hasta que el ingeniero Wilhem Köning se topó con él mientras realizaba unos trabajos en la ciudad en 1936. A partir de aquí comienza el periplo y las suposiciones sobre este objeto.

Descripción

Una pequeña vasija de arcilla con un tapón atravesado por un tubo de cobre que albergaba una varilla de hierro, que al observarla parece como corroída. Tal fabricación, en honor a la verdad, se asemeja a las pilas convencionales de hoy en día, cuyo sistema trata de dos dieléctricos entre los cuales hay una solución ácida, y el elemento envolvente es de un material conductor (Recordar que hablamos del principio de las pilas actuales convencionales). Este material envoltorio y conductor puede ser de Zinc u otro, un material que alberga la solución ácida y un elemento central conductor realizado en cobre u otro material conductor, este sería el polo positivo del acumulador y el negativo sería el material exterior. Ahora, pasemos a analizar las semejanzas con la supuesta “Pila de Bagdad”: La vasija de arcilla actúa como envolvente y sería atravesada por un conductor que entrase en contacto con el dieléctrico. Es decir, que para que este elemento produjese energía eléctrica debería contener algún tipo de ácido, por ejemplo, zumo de limón, de uva o bien agua salada conectando un cable a la varilla de cobre central y otro cable que estuviese en contacto con el ácido con total seguridad daría una pequeña corriente eléctrica.

Antes de pasar a describir los elementos a favor y en contra de este posible acumulador eléctrico, hagamos historia de forma breve:

A principios de los años setenta el egiptólogo alemán Arne Eggebrecht vio el objeto en una colección del antiguo Irak que se exhibía en su ciudad. Intrigado, dio con los esquemas publicados por Willy Ley, construyendo una réplica que generó medio voltio de electricidad.

Más tarde se construiría una pila más elaborada y precisa, en la cual se sumergió una figura de plata usando como ácido zumo de uva natural. Después de aproximadamente dos horas, la figura quedó dorada. Tal experimento sirvió para que muchos creyesen que la electricidad ya se conocía en el antiguo Egipto mucho antes de los experimentos de Galvani y Volta.

pila_bagdad_1
Supuesta composición de la Pila de Bagdad

pila_bagdad_convencional
Pila clásica

Conclusiones, Pros y Contras

Desde luego nadie puede negar que tal ingenio del pasado pueda producir electricidad. Sin embargo, este tema ha dejado volar la imaginación de muchos, algunos incluso llegan a sugerir que tal ingenio bien pudiera ser la clave para el alumbrado en el interior de las pirámides de Egipto durante su construcción. Pues bien, analicemos el tema:

En el experimento más elaborado, haciendo una réplica de este supuesto oopart, se logró medio voltio… La pregunta resulta más que evidente: ¿De qué serviría medio voltio en la inmensidad del interior de una pirámide? Pues evidente: De bien poco, por no decir nada. Además se habla del voltaje, pero algo más clave e importante sería el amperaje, la intensidad, un elemento de tales características produciría escasos miliamperios, es decir, una milésima parte de un amperio.

Para que el lector se haga una idea una bombilla de filamento de uso común, por ejemplo, en una linterna, consume en un buen caso alrededor de 100 mili amperios (mA), otras más comunes consumen alrededor del doble, 200 mA. Hoy en día las lámparas de incandescencia están en desuso y se sustituyen por otros elementos que producen luz con un menor consumo, me refiero a la tecnología Led. Sin embargo, aun estando muy por debajo del consumo de una bombilla de filamento, si alimentásemos un solo led (Hay que tener en cuenta que las bombillas actuales de led portan al menos tres, o aun portando uno solo, su consumo es de al menos 3 Vatios y, si aplicamos la Ley de Ohm, que nos dice que Potencia es igual a Voltaje por intensidad (P= V x I) y estas siendo alimentadas a 12Voltios, no a medio voltio, la pila de Bagdad sería ineficaz para una sola de estas bombillas. Bien es cierto, para quienes estén más puestos en electricidad que los leds (comunes), con medio voltio, es suficiente para que se iluminen, pero aun usando los de menos consumo, los de tecnología SMD, con la pila de Bagdad apenas se encenderían unos segundos.

Algunos que aun así afirman y apuntan a la Pila de Bagdad como energía eléctrica en el antiguo Egipto, aseguran que la clave estaría en acumuladores, o sea, Pilas de Bagdad mucho más grandes de las cuales no hay vestigio arqueológico alguno, al menos hasta el momento, y si estas se conectasen varias en serie darían energía suficiente, pero desde luego no para lámparas de incandescencia de alto consumo, y dadas las enormes dimensiones del interior de las pirámides me resulta del todo improbable, por no asegurar un “NO” rotundo.

Desde luego, queda otro tema importante, ¿Dónde se encuentran los conductores eléctricos que deberían haber sido lo suficientemente largos para los interiores de las pirámides? Quienes defienden la Pila de Bagdad aseguran que se habrían destruido por las inclemencias del paso del tiempo.

Sea como fuere, la Pila de Bagdad sigue contando con sus adeptos. No obstante, me parecen más que suficientes los argumentos en contra, y cada uno es libre de pensar y expresar lo que considere oportuno, pero este acumulador resultaría más que insuficiente y hay que recordar que tan solo se ha hallado uno. El principio de una pila eléctrica es bastante sencillo y probablemente encontraríamos más de uno y de dos objetos que tras unas mínimas aportaciones (ácido por ejemplo) o unas pequeñas modificaciones serían capaces de albergar energía eléctrica por unos instantes o un breve espacio de tiempo con muy pequeño voltaje y un menor aun amperaje. Quizá tal objeto, como se apunta, fuese usado para dorar metales o como simple envoltorio para pergaminos.

Pero, a pesar de las evidencias, a muchos interesa que determinados objetos sean considerados como Ooparts y que aumente esa visión de misterio en la antigüedad no explicado “supuestamente” por la arqueología convencional.

El presente artículo no pretende, en absoluto, desacreditar la gran cantidad de misterios del antiguo Egipto y de otras antiguas culturas, y menos aún a quienes los difunden. La arqueología convencional, en gran parte, puede que esté obsoleta y se niegue al cambio, y hay cantidad de enigmas pendientes, pero la Pila de Bagdad, no creo que sea uno de ellos.

 

Publicado por el día 10/10/2015 | Sin comentarios

 

 

 


Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.