El alimento de los fantasmas. La hipótesis | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Investigaciones

El alimento de los fantasmas. La hipótesis

El estudio de la parapsicología y los fenómenos supuestamente sin explicación, que se encuentran ubicados dentro del término que popularmente se conoce como “fenomenología paranormal” ha demostrado que los fenómenos que se suelen manifestar son repetitivos, indistintamente del lugar donde éstos se manifiesten. Es decir, que una aparición, tanto fantasmal como espectral, se puede dar en diferentes lugares, y de hecho se dan, sin que estos tengan relación entre si, es decir que podemos presenciar una aparición tanto en una casa de una localidad del sur como en un jardín de un pueblo del norte sin que la historia del lugar sea ni siquiera similar

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 2 de febrero de 2008 por Miguel Ángel Segura.

Aunque todo hay que decirlo, existen determinados lugares donde los fenómenos que acontecen son prácticamente un calco. Estos lugares por norma general si suelen arrastrar una historia bastante típica, y es que la muerte, la tragedia y el sufrimiento extremo, estuvieron presente en ese lugar años atrás.

Sombras, ruidos inexplicables, psicofonías y sensaciones extrañas son algunos de los fenómenos más comunes que se suelen dar en los lugares que conocemos como embrujados o encantados, sin embargo, y siempre según los expertos en esta materia, las entidades, aunque a mi me gusta llamarlas simple y llanamente “inteligencias” ya que no se si son seres o simples conciencias inmateriales, las cuales se mueve a través de la intención . Silesio Darnell registró una psicofonía que respondía a su pregunta sobre que eran estas voces o de que estaban compuestas, diciendo “ANTIMATERIA. Necesitan alimentarse de energía para poder manifestarse, de ahí que uno de los fenómenos por excelencia más comunes en ese tipo de lugares sea la descarga de baterías o que se produzca anomalías en nuestros aparatos electrónicos.

1.jpg

Ante esta cuestión me he planteado muchas incógnitas, muchas reflexiones y un sin fin de preguntas que creo haber resuelto también con la colaboración de dos de mis grandes amigos dentro del misterio, Fran Recio y Francisco, a los cuales he sacudido varias polvaredas de preguntas pidiendo sus puntos de vista sobre el por que se producen las descargas de baterías y de que forma.

Tipos de anomalías y absorciones inexplicables de energía

Para realizar un estudio sobre este fenómeno, lo principal es valorar el comportamiento de nuestros aparatos electrónicos y nuestras baterías a lo largo de estos años dentro de los lugares que hemos visitado donde se ha podido corroborar una actividad paranormal.

En el hospital del Tórax de Terrassa, uno de los primeros fenómenos de absorción de batería fue en la casa del palomar donde vivía el sacerdote de la Capilla años atrás. El fenómeno que sufrí en dos ocasiones allí fue que las pilas nuevas recién compradas en la gasolinera se descargaron por completo recién sacadas del paquete.

2.jpg
Grabación con Cuarto Milenio en la planta 9 del Hospital del Torax

Esto me sucedió en dos ocasiones y fue poner las pilas nuevas y comprobar que no funcionaban, estaban agotadas, así que al ser el paquete de cuatro pilas, coloqué las otras dos nuevas en la cámara y tampoco funcionaban. Esto mismo me volvió a suceder a los pocos días cuando volví al lugar.

En otras ocasiones tanto en ese mismo entorno del hospital, como otros muchos enclaves que hemos visitado, nos han ocurrido situaciones similares, y es que las baterías nuevas que teníamos de reserva, al ponerlas en nuestros aparatos han tenido una duración muy inferior a la habitual. Por ejemplo, la cámara de Fran Recio en la capilla del hospital del Tórax solo le funcionó unos segundos, después de realizar cinco fotografías se agotó por completo, cuando según el propio Fran, esas baterías aguantaban para realizar más de doscientas fotografías.

También en ese lugar, Javier Aguilera sufrió en mi compañía otro enigmático y misterioso suceso con su cámara fotográfica, mientras la mía funcionaba correctamente, por que esa es otra cuestión, casi nunca fallan todas las baterías, solo una o máximo dos son las que sufren este tipo de descargas inexplicables, aunque más adelante veremos que en ocasiones si se han llegado a descargar todas, incluso las de un equipo entero de rodaje cinematográfico.

Javier Aguilera se encontraba en el interior de la capilla cuando Raquel nos alertó de que la cámara no funcionaba, se habían agotado las pilas, por lo cual le dije que viniese a donde estaba yo con la mochila que le daría pilas nuevas, pero al desplazarse unos centímetros del lugar donde Raquel se encontraba, la cámara volvió a funcionar y a recuperar la energía de la batería como por arte de magia, lo cual nos dejó estupefactos. Pero la historia no termina ahí, pues al llegar a mi lado la cámara volvió a dejarle de funcionar, y es que ese día, en esos instantes, en el interior de la capilla habían lugares donde algo inexplicable absorbía la energía de la batería de la cámara de Javier y Raquel, mientras que la mía funcionaba perfectamente.

A Julio Puyo, miembro de la SEAMP, le ocurrió exactamente lo mismo en el pueblo viejo de Belchite, pero en esta ocasión la absorción se producía en todo el territorio que abarca el interior de la iglesia de San Agustín, hasta tal punto que el obturador de la cámara se le quedo abierto en el interior de la iglesia mientras la batería se agotó.

Al salir de la iglesia los compañeros escucharon un sonido extraño que provenía de la mochila de Julio. Al abrirla la sorpresa fue mayúscula: La cámara había vuelto a recuperar la batería y el sonido que habían escuchado era el de obturador cerrándose.

Este mismo fenómeno ha ocurrido con una grabadora de minidisc que tiene Fran Recio quedándose sin batería cada vez que se colocaba encima de un punto determinado y volviendo a recuperar la batería de forma aparentemente íntegra al desplazarse varios centímetros del lugar.

3.jpg
Fran Recio con la cámara que sufrió la anomalía

Las baterías de las cámaras de vídeo también han sufrido variedad de anomalías que tienen que ver con la descarga de las mismas. Igual que las linternas o los focos que se utilizan en este tipo de lugares para investigar. La única diferencia, y todos lo que hayan experimentado el fenómeno coincidirán conmigo, es que ni las baterías de las cámaras de vídeo, ni las linternas se recuperan nunca. Es decir, si sufren una absorción de batería, la pierden y no la vuelven a recuperar como ocurre en ocasiones con las cámaras fotográficas, las cuales llegan a recuperarse en muchos casos de forma aparentemente íntegra, aunque posteriormente uno se da cuenta que la duración en realidad es inferior a la normal por mucho que el indicador de batería nos marque al encenderla que está al máximo de carga.

Tampoco se libran de sufrir inconvenientes de este tipo en lugares encantados las grandes productoras de cine o los programas de televisión, si no que se lo pregunten a los miembros de la película “Mundo Perro“, que sufrieron una descarga de todas las baterías que llevaban al rodaje, y como anécdota, puedo decir que algunos integrantes del equipo físico de personas de este rodaje entró al lugar de grabación diciendo que todo lo que se explicaba de ese hospital sobre fenómenos paranormales era mentira, que ellos no creían en fantasmas. Instantes después, todas las baterías se fulminaron sin explicación aparente, ¿Creerán ahora en fantasmas? o que se lo pregunten a Barcelona TV cuando fue a grabar un reportaje a uno de estos lugares, donde también las baterías sufrieron diversidad de anomalías, y que decir del programa Cuarto Milenio, que también fue testigo de anomalías en su batería del micrófono de la cámara de vídeo o la cámara fotográfica del reportero Juanje Vallejo, que no funcionaba en el interior de la Capilla, pero sin embargo fuera de esa estancia funcionaba perfectamente.

4.jpg
Aparatos que han “surcado mil batallas“, soportando situaciones absurdas

La causa paranormal no solo utiliza la energía de nuestras baterías para manifestarse, si no, que se alimenta de ellas para subsistir

Mi pregunta ante este tipo de situaciones de lo más inverosímil era obvia: ¿Por qué ocurre esto? Lo cierto es que la teoría que voy a plantear a continuación está fundada tras un largo análisis y una profunda reflexión después de analizar todos y cada uno de estos fenómenos de forma independiente.

Mi teoría viene a decir que la causa paranormal no sólo absorbe la energía de nuestras baterías para poder manifestarse, hecho que también ocurre y está probado desde hace años. Además la causa paranormal se alimentaría de esa energía para subsistir, igual que el ser humano ingiere alimentos, la causa extraordinaria ingiere diferentes tipos de energía para alimentarse y seguir activa.

Tenemos que tener en cuenta que en muchas ocasiones sufrimos descarga de baterías en ese tipo de lugares sin presenciar fenómenos extraordinarios o incluso notamos un cansancio extremo, como si nuestra energía se consumiera de forma inexplicable, sin que lo paranormal aparentemente se manifieste.

5.jpg
El autor del reportaje durante una investigación

La causa paranormal, dependiendo de su potencial o de su consistencia, absorbe en mayor o menor grado la energía de nuestras baterías, incluso el campo territorial que abarca para “instalarse” y desde ahí poder absorber energía, varía de igual modo dependiendo de su potencia o consistencia. Por ejemplo, cuando sufrimos solo absorción de energía en un punto concreto de 20 centímetros cuadrados, como ocurrió en el caso del minidisc a Fran Recio, la causa paranormal de ese lugar no es muy potente en comparación a la que estaba ubicada en la iglesia de San Agustín de Belchite, cuando Julio sufrió la descarga de su cámara fotográfica, ya que abarcaba todo un recinto entero de 100 m2, o como en esas ocasiones donde la cámara fotográfica del amigo de Francisco no funcionaba dentro de los 66.000 m2 de edificio que constituyen el hospital del Tórax, teniendo que salir fuera y alejarse varios metros del edificio para que la cámara volviera a funcionar correctamente.

En los casos que nos encontramos con determinados puntos pequeños dentro de una estancia, como lo ocurrido a Javier Aguilera y Raquel, donde se produce esta absorción energética, es por que existen varias causas paranormales ubicadas en ese lugar las cuales se dedican a absorber la energía de nuestras baterías.

6.jpg
Javi Aguilera

La causa, por norma general, se encuentra en determinadas zonas permaneciendo estática, siendo nuestro paso por el lugar, la causa que activa que “ellos” comiencen a alimentarse de nuestras baterías, y al salir de la estancia o del lugar donde están ubicados en esos instantes, nuestras baterías vuelven a funcionar correctamente recuperando así la energía, por lo menos en parte a no ser, claro está, que hayamos estado mucho tiempo en ese lugar o que la fuente que absorbe nuestra energía sea de grande dimensiones y termine consumiendo nuestra batería hasta agotarla del todo.

 

Publicado por el día 02/02/2008 | 22 comentarios

 

 

 


Último vídeo añadido

Último Podcast añadido

Banner Centinela 02

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

© 2001 - 2016 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.