Los Alfaques, 28 años de apariciones fantasmales tras la muerte de 216 personas | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Investigaciones

Los Alfaques, 28 años de apariciones fantasmales tras la muerte de 216 personas

Las apariciones espectrales en las carreteras no siempre forman parte de una leyenda. Existen lugares donde la realidad supera la ficción…

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 02 de febrero de 2007 por Miguel Ángel Segura.

Las carreteras en demasiadas ocasiones forman parte de las historias de terror y las leyendas como lugares donde los fantasmas se aparecen a conductores que transitan por un determinado lugar a altas horas de la noche.

Son muchas las leyendas que existen en cuanto a este tipo de apariciones espectrales, siendo la más conocida es sin duda la de la chica de la curva. Además el cine también se a interesado por buscar este tipo de escenarios para recrear esas leyendas y plasmarlas en la gran pantalla. Sin embargo, no todo son leyendas ni películas cinematográficas, ya que existen lugares donde un determinado tramo de carretera muestra a sus transeúntes la parte más real de alguna de esas historias de terror presentando apariciones de figuras extrañas que parecen deambular por el lugar ajenas al entorno que les rodea.

En los Alfaques, cerca de Tarragona, hace casi 30 años ocurrió una gran tragedia donde más de un centenar de personas perdieron la vida, y como suele ocurrir en algunos de esos lugares donde la muerte violenta deja su huella, años después esa barbarie parece manifestarse para recordar a las personas que pasan por el lugar que un día hubo gente ahí, viviendo sus últimos instantes de vida y que a día de hoy se puede observar una especie de reproducción espectral de esos últimos momentos de existencia que tuvieron dentro del mundo de los vivos.

Mas de 100 personas mueren de forma instantánea en el momento de la explosión

El 11 de Julio de 1.978 un camión cisterna cargado con 25 toneladas de Propileno líquido circulaba por la actual N-340 superando su carga en algo más de 5 toneladas. Según las investigaciones posteriores, dicho camión no cumplía las normas de seguridad en la cisterna, ya que no disponía de ningún sistema que expulsase la presión acumulada sobrante.

Ese día las 800 personas que residían de forma vacacional en el Camping de los Alfaques no se podían imaginar ni por un solo instante la tragedia que iba a asolar ese lugar.

A la altura de San Carlos de la Rápita, en Tarragona, el camión, debido a un fallo hidráulico en la cisterna, provocó el escape gaseoso del líquido dando paso a una posterior explosión justo delante del Camping de los Alfaques. Según investigaciones de la Guardia Civil, el radio de expansión llegó hasta los 200 metros aproximadamente matando de forma instantánea a más de cien personas. Además, otro centenar murió por consecuencia de esta explosión la cual conmocionó a todo el país y parte del extranjero, ya que algunas de las personas inscritas en ese camping eran alemanes o franceses entre otras nacionalidades.

Salta la noticia sobre apariciones de forma pública en los medios de comunicación, testigos de excepción: Iker Jimenez y los oyentes de Milenio 3

Javier Martín Moraleda, natural de Zaragoza, llama por teléfono el día 6 de septiembre de 2004 en directo al programa de Iker Jiménez, Milenio 3, que se emite en la Cadena SER, para comentar una experiencia que tuvo el 19 de Agosto del 2003 al pasar delante del camping de los Alfaques.

Esta llamada conmocionó a la audiencia del programa, ya que en esos instantes el presentador Iker Jimenéz estaba hablando de ese trágico suceso que asoló al pueblo de Tarragona ese 11 de Julio de 1978 y de las posteriores leyendas que fueron surgiendo a raíz de este trágico suceso.

Javier Martín circulaba sobre las dos de la mañana por una larga recta de poca visibilidad. Al observar que circulaba sin vehículos en las proximidades, encendió las luces largas para visionar mejor la calzada, y fue entonces cuando pudo observar a siete u ocho personas al otro lado de la carretera, invadiendo incluso el carril y separados entre si por una distancia aproximada de dos metros.

Según el testigo había niños, adultos y personas ancianas, pero todos parecían estar quietos y con la mirada fija, unos mirando la carretera y otros la inmensa llanura que queda al lado opuesto de la calzada. Aquello sorprendió mucho a Javier, quien se fue aproximando con su vehículo, y justo al llegar a su altura de estas personas se percató de algo insólito: Aquella gente iba vestida con ropa veraniega, algunos incluso llevaban en su cabeza las típicas gorras de sol, aunque hubo algo que extrañó aun más si cabe a este conductor, fue sin duda que aquellas extrañas personas se mostraban indiferentes al paso del coche, a su entorno y además estaban allí completamente a oscuras en una carretera de poca visibilidad sin tener ni una sola linterna. Era, según Javier, como si para esa gente no existiera todo lo que estaba a su alrededor.

Al pasar a este grupo de extraños personajes, Javier despertó a su mujer que dormía en el coche y esta le contó que estaban por el camping de los Alfaques, donde hace algunos años murió mucha gente quemada y se vivió una auténtica tragedia.

Javier Martín reconoció públicamente que después de escuchar el relato de su mujer, pasó el miedo más intenso de toda su vida.

Algunas personas creyeron que todo esto fue un montaje por parte del programa de la Cadena SER para ganar audiencia, pero casi 3 años después siguen apareciendo testimonios que parecen indicar todo lo contrario

En un primer momento saltó la alarma de la incredulidad, ya que se pensó en un montaje por parte de Milenio 3 para ganar audiencia con este caso, pero lo cierto es que casi tres años después hemos podido recopilar multitud de testimonios que aseguran haberse topado con estas extrañas personas deambulando por esa carretera o testigos que dicen haber presenciado sombras humanas en el lugar.

También hay quien da fe de que allí se registran numerosas psicofonías durante la noche o incluso decenas de personas que hablan de gente con el rostro quemado que parece pasear por esa carretera sin rumbo fijo.

Los primeros testimonios datan de 1.980, dos años después de la tragedia, fecha en que comienzan este tipo de apariciones según los testimonios recopilados hasta el momento, ya que en esos dos años anteriores parece no existir ningún testigo que asegure haber presenciado sucesos de este tipo en las cercanías del camping, cosa que podría incluso avalar la teoría que algunos expertos en este tipo de sucesos plantean diciendo que del momento de la muerte trágica hasta que comienzan a desencadenarse los fenómenos paranormales, pasa un espacio de tiempo considerable de varios meses o años.

Otra de las teorías que existen con respecto a este tipo de fenómenos es la que plantea la posibilidad de que una muerte repentina puede dejar al espíritu de la persona fallecida completamente confundida, ya que al haber sido todo tan rápido no se a percatado de su propia muerte y no comprende que está ocurriendo en su entorno, lo que podría llegar a explicar este tipo de conductas por parte de estos supuestos espectros que parecen vagar por los lugares donde la masacre o la barbarie estuvo presente.

Tres compañeros sufren anomalías en los aparatos de registro y presencian durante una investigación varias presencias que se esfuman delante de sus propios ojos

Juan José Rubio, junto con sus compañeros Pedro Gómez y Miguel Delgado acudieron durante varios fines de semana a esta N-340 a la altura del camping los Alfaques en busca de obtener respuestas sobre los extraños sucesos que venían repitiéndose en el lugar.

La última vez que estuvieron fue el Lunes 18 de septiembre. Pasaron allí desde la una de la madrugada hasta las cinco aproximadamente. Según Juanjo, esa noche fueron testigos de lo insólito en dos ocasiones: La primera fue cuando pasaban con el coche a unos 800 metros del camping dirección Tarragona y pudieron observar como varias personas permanecían en el arcén de la carretera y ante sus propios ojos desaparecían segundos después.

Una vez en el sitio, y después de buscar un lugar estratégico para acomodarse a un lado de la carretera, comenzaron a realizar sesiones psicofónicas y grabaciones de vídeo mientras Miguel se encargaba de realizar algunas fotografías del lugar.

Todo transcurría con aparente normalidad aunque según las palabras de Juanjo, los tres sentían la sensación de estar acompañados, “Algo muy común en los lugares donde suceden este tipo de apariciones“, asegura. Sobre las tres de la mañana ocurrió algo que dejó a los tres compañeros completamente asombrados y por lo cual posteriormente decidieron ponerse en contacto conmigo para contarme sus experiencias en el lugar, lo que desencadenó posteriormente en la realización exhaustiva de esta investigación documental.

A las tres de la mañana todos los aparatos, “Cámara de vídeo, cámara de fotografías y las dos grabadoras de audio” dejaron de funcionar a la vez, las pilas y baterías se había descargado de forma simultanea, cosa que en un primer momento achacaron al desgaste de las mismas debido al uso, aunque les sorprendía que se hubieran producido en el mismo instante. No le dieron mayor importancia y decidieron cambiar las pilas y la batería de la videocámara. Fue entonces cuando se toparon con lo absurdo: Ninguna de las pilas de recambio, ni la batería que llevaban funcionaba.

Aquello sorprendió a este grupo de investigadores que posteriormente se puso en contacto conmigo por que aquel suceso parecía tener relación con las anomalías que sucedían con este tipo de aparatos en una de las investigaciones que estaba realizando.

Las leyendas urbanas también empiezan a cobrar fuerza en esta historia donde se mezcla con la masacre, el sufrimiento y las apariciones

La ruta Valencia-Tarragona le había sido encargara a Fernando, quien debía transportar material líquido peligroso. Aun así decidió llevarse a su mujer y su hija en el camión cisterna para hacer más ameno el viaje. Era media noche cuando transitaba por la provincia de Tarragona y algo le sorprendió en la noche, a ambos lados de la carretera se encontraban varios niños vestidos de playa con el bañador, las camisetas de tirantes e incluso algunos de ellos con cubitos y palas.

Estos niños parecían asustarse del camión y salían despavoridos a esconderse, por lo cual Fernando despertó a Carmen, su mujer, para decirle lo que estaba sucediendo. “Carmen, que estarán tramando esos niños que se esconden“… Por la mañana fueron a desayunar a la cafetería de un hostal cercano y contaron aquella anécdota al camarero, quien le dijo a la pareja que señalaran en un mapa el lugar exacto donde estaban los niños. Justo al lado del dedo de Fermando había un símbolo pintado en el mapa que indicaba que allí había un camping. El camarero fue a su casa y a los pocos minutos apareció con un recorte antiguo de periódico: “Tragedia en la camping los Alfaques, 216 personas muertas al explotar un camión cisterna que transportaba materiales peligrosos“. La historia de este camionero valenciano está considerada, para muchos, como una leyenda urbana. Cierto o no, la realidad como en muchos otros casos supera a la ficción, la prueba en este caso son las apariciones que están presentes después de 28 años, teniendo como últimos testigos a tres investigadores de lo desconocido: Juanjo Rubio, Pedro Gomez y Miguel Delgado, quienes esa madrugada de Septiembre se enfrentaron cara a cara con lo desconocido.

En la actualidad el camping funciona perfectamente. siendo un lugar además muy concurrido y prestigioso. Quizás por eso algunos de los testigos de estos últimos años sean personas que han pasado allí algunos días viviendo en esa zona donde la impregnación parece dejar una vez más su huella.

 

Publicado por el día 02/02/2007 | 227 comentarios

 

 

 


Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

© 2001 - 2016 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.