La estación de metro abandonada de Chamberí | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Misterios

La estación de metro abandonada de Chamberí

La estación abandonada de Chamberí es una de las estaciones abandonadas más inquietantes que existen en la red de Metro de Madrid

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 7 de marzo de 2007 por Argentina Barbero.

Hace 37 años fue abandonada y aún hoy día sigue en boca de muchos.

Nos hemos puesto manos a la obra y hemos tratado de recopilar toda la información de la que seamos capaces, ya que carecemos de acceso al lugar porque está prohibido por Metro de Madrid.

Chamberí, la estación fantasma

¿Cuántos de nosotros no hemos intentado ver por el cristal del metro un atisbo de esta estación entre las estaciones de Iglesia y Bilbao?

Y es que no es para menos con el sinfín de oscuras leyendas que acompañan en su haber a esta estación madrileña.

Aún no habiendo acceso permitido al lugar, no entendemos cómo varios grupos de vándalos han destrozado gran parte de la estación… Así que entendemos que ni los guardas de seguridad se aventuran a deambular una noche por sus siniestros pasillos…

Actos vandálicos

Contó con gran auge en los inicios de la red de Metro, pero en el año 1966 se clausura y se precinta para el olvido.

La estación aún conserva todo el sabor de años pasados, grandes mosaicos de cerámica en suelos y paredes, restos de anuncios de la época…y el recuerdo de todo tipo de historias vividas se repiten en silencio a lo largo de los angostos pasillos….

La estación de Chamberí es obra del arquitecto Antonio Palacios y formaba parte de la primera línea de metro que se creó en 1919.

Esta línea (1) contaba con 3,48 kilómetros y llevaba de Sol a Cuatro Caminos pasando por Red de San Luis, Hospicio, Bilbao, Chamberí, Martínez campos y Ríos Rosas.

Su cercana ubicación entre Iglesia y Bilbao hizo que pronto se diesen cuenta del gasto inservible que producía la estación y por ello fue clausurada.

El 21 de Mayo de 1966, y casi sin previo aviso, las autoridades competentes clausuran la estación; este punto es especialmente inquietante.

Sin recoger absolutamente nada de la estación: Papeleras, asientos, carteles publicitarios, torniquetes, taquillas, cristaleras, etc…, procedieron a tapiar las entradas y enterrarla en el olvido de lo más recóndito del suburbano madrileño.

¿Por qué se procedió de esta manera? Este punto tan interesante causa estragos en la mente de cualquier interesado en la materia y nos formula la retórica pregunta… ¿Había sucedido “algo” en la estación para que se tapiara con tanta prisa sin ni siquiera recoger los enseres que podrían haber resultado útiles en otra estación?

Pensando en ello me hace recordar las historias de ciertos pueblos del mundo que desparecieron y abandonaron el lugar con lo puesto, sin recoger nada y huyendo despavoridos de algo.

Pero evidentemente, todo esto no son más que hipótesis de una mente efervescente de ideas paranormales…

Los que han tenido la ocasión y el privilegio de pasearse por sus instalaciones relatan lo mismo: Que reina un ambiente sepulcral sólo perturbado por el sonido de los cristales rotas al pisar.

En los últimos años, como hemos citado anteriormente, la estación ha sido profanada por salvajes grupúsculos de vándalos que han dejado los bonitos mosaicos, muebles, carteles y todo el ambiente de otra época reducido casi a escombros.

Con motivo de estas alteraciones, Ruiz Gallardón prometió restaurar los desperfectos de la vieja estación y habilitarla como museo para el disfrute de personas que desean penetrar en sus oscuros pasillos y para tantos aquellos que fueron transportados antaño desde su boca de metro hasta sus destinos cada día.

La vigilancia de la estación se ha intensificado pero aún así hay desaprensivos que arriesgan su vida por los raíles para acceder a la ella y marcar su territorio con una imborrable firma de spray superpuesta encima de los antiguos anuncios o de los ya casi inexistentes mosaicos.

Aún pueden observarse también los estragos del tiempo: Cabinas oxidadas, antiguos planos del metro y una densa capa de moho y humo que ha dejado una capa rojiza adherida a las paredes… casi parece como si las paredes sangraran.

Otro dato escalofriante vertido por los vigilantes es que ni siquiera han advertido la presencia de ratas ni ningún tipo de animal (incluidos insectos como arañas) y tampoco hay constancia de que haya ahora ningún indigente como mostraba la película de Fernando León de Aranoa “Barrio“.

Mendigos haberlos, los hubo hace tiempo, queda algún recuerdo por ahí tirado: Una botella de vino, un abrigo viejo, un par de zapatos…

Pero los vigilantes los echaron a todos y existe algún testimonio de los mendigos que allí pasaron sus noches para guarecerse del frío que relatan historias de oscuras presencias paseándose por túneles y galerías.

No sabemos si queda poco o mucho para que la estación fantasma sea acondicionada de nuevo para la presencia del público (en este caso como “estación museo”), pero estamos seguros de que existen lugares siniestros y cargados de energía que han de permanecer sepultados y descansando en paz.

NOTAS: Otro lugar cercano y abandonado es la sala de turbinas de la estación de Pacífico que también en un futuro será acondicionada para que la visite el público.

Cuando la estación de Chamberí se construyó se descubrió una cripta donde había numerosos monjes enterrados pertenecientes al Convento de la Merced, que se erigía en dicho lugar. La cripta quedó sepultada tras el derrumbamiento del Convento a principios del siglo XIX.

Vista de la superficie bajo la que está enterrada la estación

Se cuenta que los operarios no querían paralizar las obras y como no sabían que hacer con los restos los enterraron en los andenes de la estación de Chamberí.

Sin más que contar, dejo a vuestra mente que piense en que o quien puede estarse paseando en la oscuridad por los túneles de Chamberí mientras leéis este artículo…

 

Publicado por el día 07/03/2007 | 14 comentarios

 

 

 


Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2017 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.