La Clarividencia… ¿Existe? | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Parapsicología

La Clarividencia… ¿Existe?

Uno de los fenómenos parapsíquicos que más suscitan el interés por parte de la Parapsicología es la clarividencia. Según la RAE, en su tercera acepción, define este término como “la facultad paranormal de percibir cosas lejanas o no perceptibles por el ojo”; en su cuarta acepción, la clarividencia es definida como “la facultad de adivinar hechos futuros u ocurridos en otros lugares

Por tanto, la clarividencia se trataría de una capacidad extrasensorial muy relacionada con otros fenómenos del terreno parapsíquico como, por ejemplo, la telepatía o la clariaudiencia.

telepatía

Pero, ¿cómo es posible que un sujeto pueda captar algunas “cosas” que son imperceptibles? ¿Se puede, de alguna forma, leer el pensamiento de los demás individuos? Y lo que choca directamente con los límites de lo inexplorado… ¿puede haber una facultad capaz de adivinar el futuro? Precisamente estos interrogantes son los que provocan que el campo científico sea reacio a aceptar la clarividencia como algo demostrable, ya que no hay pruebas fundamentadas en la experiencia práctica y en la observación de este fenómeno. Únicamente existen testimonios, los cuales suelen venir de personas concretas que aseguran tener el “don de la clarividencia”.

Sin embargo, todo lo que nos rodea está compuesto por energía, y todo ser vivo es capaz de captar esa energía. El cerebro humano, sin ir más lejos, produce energía eléctrica en las conexiones nerviosas que acaban traduciéndose en los pensamientos que surgen, en todo momento, en ese motor que llevamos en nuestra cabeza y que hace que superemos a los demás animales.

La energía eléctrica producida por la actividad cerebral es exteriorizada al medio que nos rodea. Esa energía cerebral que ha sido exteriorizada conllevaría información, pues los pensamientos poseen siempre un mensaje que siempre es transmitido, ya sea de forma interpersonal o intrapersonal.

Esa información recogida en la energía cerebral se encontraría en el exterior, siendo únicamente necesario alguien capaz de descodificar esa información. El sujeto que sea capaz de interpretar esas ondas energéticas que llevan un mensaje, tendría la posibilidad ni más ni menos de conseguir “leer el pensamiento” de cada persona.

Esta situación ayudaría a conocer en todo momento las preocupaciones, intrigas y móviles que persiguen al individuo. Así, esa persona que tiene la facultad de “leer el pensamiento” que se halla flotando en el ambiente, tendría facilidad no solo para conocer el futuro próximo o lejano de esa persona, sino también para alterarlo. Por ejemplo, una persona que se quiere suicidar exterioriza esas ganas de quitarse la vida a través de las ondas energéticas cargadas de información que emite el cerebro; una persona, con los mecanismos necesarios para descodificar la información esas ondas energéticas podría acertar a saber que ese determinado individuo quiere suicidarse en el futuro y, por tanto no solo conoce el posible devenir de esa persona, sino que también puede contribuir a cambiarlo ayudando a cierta persona a cambiar de opinión tras haber tenido acceso a sus pensamientos e inquietudes.

Según Aitor Ondarrieta en un artículo realizado en la revista Más Allá en 1990, el individuo puede conocer y saber lo que acontecerá en el medio ambiente o en un punto lejano del planeta a través del estado de vigilia. Cuando el sujeto consigue en el sueño un nivel de calma y relajación por medio de una intensa concentración mental, pasa de la fase alfa (en la que ya se puede acceder al subconsciente y acceder a la información registrada en los hemisferios cerebrales) a la fase theta, donde el cerebro se encuentra totalmente receptivo a las ondas energéticas que existen en la atmósfera.

clarividencia

Ese estado theta también puede ser inducido a través del consumo de sustancias psicotrópicas y alucinatorias, como el peyote o el LSD, así como factores patológicos que provocan un estado anormal en el funcionamiento correcto del individuo.

Para Aitor Ondarrieta, en la clarividencia juega un papel fundamental el hemisferio derecho. En mi opinión, no estoy muy de acuerdo, pues ambos hemisferios cerebrales están estrechamente conectados y tanto la parte derecha como la izquierda transmiten algún tipo de información.

Ahora, el enigma radica si es posible la existencia de individuos capaces de entender la información que lleva esa energía que ha sido exteriorizada. El tema tampoco es muy tomado en serio a causa del auge de extraños personajes que intentan mostrar un aura mesiánica y que se autodenominan “profetas” o “visionarios”, siempre argumentando que poseen un don que les permite entrar en contacto con Jesucristo, la Virgen o incluso seres que no pertenecen a este planeta. Siempre con la constante de un augurio nada favorable para la Tierra, donde las catástrofes y las guerras siempre llenan las predicciones para el futuro según estos. ¿Realmente tienen una capacidad extrasensorial digna de ser estudiada?¿ O es una forma de aprovechar el pensamiento que existe actualmente en la sociedad?

 

Publicado por el día 20/05/2016 | Sin comentarios

 

 

 


Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.