Enriqueta Martí, la vampiresa de Barcelona | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Asesinos

Enriqueta Martí, la vampiresa de Barcelona

Si Rumanía tenía a su admirado Vlad Dracul, si Hungría tenía a su temida Elizabeth Bathory, en España, concretamente en Barcelona, no podría faltar nuestra particular vampiresa, en este caso llamada Enriqueta Martí

La historia nos situa en la Barcelona de 1912, su protagonista, Enriqueta Martí, era ni más ni menos que prostituta, estafadora, pederasta y proxoneta de niños, niñas y adultos.

1.jpg
Enriqueta Martí

Secuestraba niños para luego asesinarlos y quitarles la grasa, la sangre e incluso el tuétano de los huesos para hacer sus pócimas mágicas que luego vendía -Igual ocurre hoy en día en el Africa subsahariana con los que tienen la desgracia de nacer albinos-.

Generalmente los niños que secuestraba eran niños de la calle que pedían limosna en los alrededores de la casa de la vampiresa. No obstante, Teresita, una de las niñas que secuestró mientras Ana, su madre, hablaba con una vecina, no se trataba de una niña pobre, todo lo contrario, lo que impulsó a la policía a realizar una investigación a fondo…

Gracias a una vecina, quizá un poco “metomentodo” llamada Claudina Elías, descubrió en la casa de Enriqueta, por las ventanas que comunicaban, a una niña demacrada y con cara de angustia.

Tras el aviso a la policía, esta se personó en casa de Enriqueta, la cual fue identificada en comisaría como tal, de 43 años y con antecedentes por corrupción de menores tras descubrirse en 1909 que regentaba un club de alterne formado por niños y niñas de 5 a 16 años. No obstante, fue liberada por sus grandes influencias.

Enriqueta, prostituta desde los 17 años, se casó con un cliente que fanfarroneaba de tener mucho dinero, pero que comía alpiste de pájaros tras haber leído que era bueno en una guía naturista, hasta que se separaron diez años después.

Enriqueta, aunque no lo necesitaba, solía mendigar limosna y comida por las parroquias, conventos y asilos de la ciudad.

Estas barbaridades impresionaron a la ciudad de Barcelona. El juez, tarde pero a tiempo, ordenó un registro minucioso de la casa, donde encontraron joyas, vestidos de terciopelo, un montón de cartas escritas en clave, una lista de nombres que la vinculaban con gente poderosa…

Cuando entraron en la cocina, vieron el saco negro en el cual Enriqueta tapaba la cabeza de los niños para llevárselos, un trajecito de niño y un cuchillo ensangrentado.

Encontraron en uno de los dormitorios más trajes de niño y lo que es peor, restos humanos que los forenses llegaron a identificar como de treinta niños diferentes que habían sido expuestos al fuego para extraer la grasa de los mismos.

En otra de las habitaciones encontraron unos cincuenta frascos que contenían restos de sangre coagulada, grasa y restos humanos.

Se encontró asimismo un libro de recetas y conjuros mágicos que usaba para posteriormente vender las fórmulas a clientes de la clase alta.

Enriqueta, que como dijimos antes era una mujer de posibles, poseía varias casas a lo largo y ancho de Barcelona. Cuando fueron registradas, en todas se encontraron restos humanos y libros esotéricos.

Finalmente, en prisión, fue asesinada por sus compañeras. Al fin se hizo justicia con las familias de las víctimas.

 

Publicado por el día 18/05/2011 | 6 comentarios

 



 

 





Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.