¿Donde estarás ahora, amigo José Antonio? | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Blogs

Pablo Moreira

¿Donde estarás ahora, amigo José Antonio?

Estas líneas las escribo desde las más absolutas de las improvisaciones, puesto que, creo, las palabras sinceras son las que no se piensan mucho, y creo, asimismo, que el mejor homenaje que puedo hacer a un amigo que se acaba de ir es haciendo, precisamente, lo que siempre hacía el, ser absolutamente improvisado

JAPR

Debía de ser sobre 2009, más o menos a principios -a tenor del frío que hacía-. En medio de la Vallecas profunda, la “zona de los lagos” por ahí la llaman, nos dábamos cita Juan Miguel Marsella y un servidor con una persona llamada José Antonio Plaza Rincón. Una persona, a primera vista, que imponía respeto y, porque no decirlo, bastante mala leche, que luego, como es obvio, resultaba ser una impresión falsa.

Desde aquel día, desarrollé con el una amistad bastante especial. Nacieron algunos proyectos y participamos en distintos programas de televisión que trataban el tema del misterio. Además, José Antonio era el propietario del local donde se asentó la primera oficina de la editorial que fundé para editar Mundo Parapsicológico, y, siendo el coordinador de un suplemento que se editaba con esta, pasamos interminables horas del día tratando temas, además de misteriosos, políticos y sociales.

Interminables horas entre humo, puesto que entre José Antonio y yo posiblemente nos fumábamos dos cajetillas diarias, por lo que el panorama en la oficina era, cuanto menos, cargado, como gusta en determinados trabajos clásicos. Y es que José Antonio era un clásico en si mismo, no hacía falta ahondar en su persona para verlo, lo que hacía su personalidad aun más atrayente.

Comíamos, ya una vez cambiada la ubicación de la oficina, cada quince días para contarnos novedades. Comidas en las cuales no podías hacer planes posteriores, pues la mayoría se alargaban hasta bien entrada la tarde.

No esperes, José Antonio, que te alabe con tópicos, se que no te gustaría, te conozco bien, y por ello he contado tal y como eras. Eras un escéptico redomado, si, pero eras abierto de mente. Recuerdo que nunca te has cerrado en ningún proyecto y que nos has ayudado en muchas ocasiones a Juan Marsella y a mi. Eras cientifista, de eso no cabe duda, pero te digo una cosa, me alegraría ahora mismo si te hubieses equivocado toda tu vida y ahora si exista un más allá y, quizá leas estas líneas, pues eso querrá decir que no hay un final, un final en el cual tu creías, que todo se acababa.

Y, si has fallado, el día que me toque verte, Dios quiera que dentro de muchos años, me reiré, por una vez, de ti, y te tocará pagar la cuenta.

¡Un abrazo compañero!

P.D.: Seguramente este homenaje no te hubiese gustado, eras un cabezón, pero ya ajustarás cuentas si, como he dicho antes, has fallado, quizá yo pague la siguiente comida.

 

Publicado por el día 12/11/2015 | Sin comentarios

 



 

 





Blogs por autores

Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.