Entrevista a Pablo Moreira, fundador de Mundo Parapsicológico | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Entrevistas

Entrevista a Pablo Moreira, fundador de Mundo Parapsicológico

Ante todo, y personalmente, quiero agradecer a SEAMP Madrid su interés en entrevistarme. He rechazado muchas entrevistas a lo largo de estos meses, pero he creído oportuno contestar a estas breves cuestiones por la amistad y el afecto que profeso hacia la organización presidida por mi compañero de fatigas Juan Miguel Marsella. No es una entrevista que entre mucho al tema del misterio, sino que toca algunos temas personales, y, sobre todo, no cae en las típicas preguntas prefabricadas

pm

La autora de la entrevista es Sara Torrecilla en representación de la delegación de Madrid de la Sociedad Española de Amigos del Misterio y de la Parapsicología.

Sara T.: La primera pregunta, Pablo, es un absoluto topicazo, pero a mi me da curiosidad saberla porque realmente la ignoro y quiero saberlo… ¿Cómo empezaste en este mundillo?

Pablo M.: Tranquila, es normal que lo preguntes, mucha gente lo ignora y es normal, tampoco es algo que suela contar con mucha asiduidad. Te diré que imaginariamente te remontes a los años 90, aquellos maravillosos años en los que yo era un escolar como otros muchos, sin destacar por nada especial y con mucha imaginación, pero, ante todo, con muchas preguntas. Cuestionaba muchas cosas y poco a poco fui investigando para encontrar respuestas, no necesariamente sobre misterios, sino sobre la vida en general. Me empezó a gustar el tema de los OVNIs y demás misterios, y empecé a preguntar a mi entorno y empezaron a caer en mis manos libros y demás material, que leía y guardaba.

Hasta que cierto día, hace muchos años, cayó en mis manos por mediación de mi hermano Valentín, que me la compró, un ejemplar de la revista Año/Cero que me enganchó realmente y decidí que algún día profundizaría en la materia. Desde entonces, compraba continuamente este tipo de publicaciones que antes no conocía.

Eran épocas en las que no había internet y la cosa era muy distinta. Pero llegó el gran invento y empecé a descubrir con el paso del tiempo páginas como “Estigia“, que era una revista online, “Lo Inexplicado“, y descubrí lo que hoy en día sigue siendo la SEIP, capitaneada por mi querido Pedro Amorós. Entonces ya se abrió un nuevo mundo y decidí abrir mi pequeña página web.

En un principio era una página web bastante cutre, y cuanto te digo cutre es cutrísima, donde publicaba por gusto artículos copiados de otras fuentes. Sabía que no tenía visitas, pero era algo que me apasionaba y empecé a tomarlo más en serio hasta que decidí crear un proyecto de divulgación on-line que se llamaría “Mundo Parapsicología“, que se alojaba en servidores gratuitos y con dominios que te cedían su extensión a cambio de publicidad externa.

Como vi que había futuro, decido dar un vuelco y creo “Mundo Parapsicológico” (Suena mejor mil veces) y le pido prestado a mi familia para contratar un servidor y un dominio. Te hablo del año 2.001.

Pues bien, yo era estudiante y tenía todo el tiempo del mundo para escribir de lo que me gustaba, pues no era muy amigo de los libros, y bebía de muchas fuentes y tenía mucho tiempo para pensar, por lo que fui formándome una opinión general de los fenómenos que ha ido evolucionando hasta más o menos la que tengo ahora.

Al principio “Mundo Parapsicológico” tenía poquísimas visitas -por no decir ninguna-, pero la ilusión estaba a flor de piel así que yo organizaba mis tareas con la web a diario. Cuando tuve un poco de edad, creo que unos 15 o 16 años, comencé a salir ya a investigar. Comencé a conocer a grandes personas, amigos, que aun hoy en día conservo: Juan Miguel Marsella, presidente y fundador de la SEAMP, que para mi es como un hermano, Javier Blanco, fundador de la desaparecida RHOI, Angel Briongos, que era -o es, no lo se- coordinador de la SEIP en Zaragoza, a Miguel Ángel Segura, escritor e investigador catalán al que muchos martirizan por intentar salir adelante en el mundillo, al noble Francisco Recio, que se ha ido abriendo hueco merecido en el panorama catalán, y, no se, la lista es larga y mi mente mengua, así que se me quedan muchos en el tintero. También he conocido auténticos patanes y gente que ojalá no vuelva a cruzármelos -gracias a Dios, muchos han dejado el mundillo para dedicarse a otras cosas-.

En fin, que el proyecto fue creciendo hasta lo que es hoy, con 4.000 lectores diarios -que para ser una web de un tema tan marginal (comparado con temáticas como las deportivas, etc…) como el misterio está bastante bien-, y muchas gratas experiencias.

A modo de anécdota, te contaré que “Mundo Parapsicológico” alcanzó grandísima popularidad al introducirse en España el mundo de la exploración urbana -visitar lugares abandonados-, una afición que llevaba practicando años. Pues gracias a la moda del misterio impulsada por Cuarto Milenio, y que Google me favorecía, muchas ubicaciones comenzaron a ser conocidas por mi web, de hecho, muchas veces la gente se ha encontrado conmigo me ha reconocido, los que no, conocían mi web y hemos forjado grandísimas amistades de aquellos encuentros.

Sara T.: ¿Cual fue tu gran maestro?

Pablo M.: No tengo una referencia clara en cuanto a “maestros” en este mundillo, pues cuando uno está dentro siempre se lleva decepciones -si te interesa tirar del hilo…- con la gente que ha llegado a la cumbre. No conviene endiosar a nadie y mucho menos en este sector donde impera el ego. Así que referentes ninguno. Admiro a mucha gente que creo que lo hace bien: Ahí tienes a Pedro Amorós, a Luís Rivero -un gran desconocido que me ha enseñado muchísimo en este mundillo-, a Francisco Recio, a Juan Marsella, Iker Jiménez y a mucha gente que está luchando con ilusión y esfuerzo cada uno en su campo y merecen un grandísimo respeto.

Sara T.: ¿Has tenido alguna experiencia paranormal?

Pablo M.: Paranormal, literalmente que me haya hecho estar seguro de que hay algo, no. Pero si que he tenido alguna que otra experiencia curiosa. Es normal cuando vas buscando tantos años una respuesta, que acabes obteniendo pistas -algunas veces vagas, y otras bastante notables-. Lo cierto es que alguna foto he obtenido en la cual no tengo explicación, he presenciado un pasillo entero de puertas abriéndose y cerrándose como locas, incluso he grabado alguna psicofonía hace años sin explicación alguna. Pero como te digo, no hay nada que me haya hecho cambiar mi planteamiento.

Sara T.: ¿Qué opinas del actual mundo del misterio?

Pablo M.: Que hay una guerra de egos brutal. Yo antes entraba muchísimo en esa guerra, ya por suerte no. Me mantengo imparcial ante todo y voy siguiendo mi propia corriente. También hay muchísima hipocresía, sobre todo a la hora de trabajar estos temas. Hay corrientes “escépticas” totalmente infiltradas que intentan desprestigiar el fenómeno continuamente camuflados en publicaciones y programas de radio que engañan al lector y al oyente de forma descarada con nombres que incitan a la confusión. Pero les pasa factura y son gente que a lo sumo duran pocos años en el mundillo. Gente que publica libros benéficos con nombres totalmente acordes al fenómeno y que luego, en su interior, lo tiran por el suelo. Una vergüenza, sobre todo cuando apenas han investigado ni siquiera periodísticamente y se permiten el lujo de hablar de el para desmentirlo. Se basan en sus propios prejuicios para sacar conclusiones y eso es una chapuza.

Sara T.: ¿Has obtenido alguna vez beneficio del mundo del misterio?

Pablo M.: Si, nada que me haya hecho rico, pero si. He tenido líneas de tarot cuando aun daban dinero -ya no, ya sabes, la crisis…-, hasta hace poco estaba en negociaciones con un canal de TV de Valencia que atravesaba dificultades para hacerme con el en régimen de alquiler y emitir tarot 24 horas, pero tampoco era viable pues no veía claro que hubiese opción de sacar réditos económicos, así que desistí.

También he perdido mucho dinero en proyectos que han acabado muy mal. Revistas, periódicos, radio… Y es que España, a día de hoy, no es mercado para el mundo esotérico en ningún sentido. Antes si por dos sencillas razones: Había poder adquisitivo y estaba todo por hacer. Ahí tienes a las grandes (Año Cero, Enigmas, Más Allá, Tu Suerte…), hoy en día no serían viables. Cuarto Milenio, etc… funciona sencillamente al ser gratuito de ver. Así que, lo más esperanzador hoy en día, es hacerse con un hueco en internet que, sin duda, es el futuro, pero empieza a haber saturación.

Quien dice que empiezo proyectos que luego acabo por cerrar, que no duran, etc… les diría que ellos en vez de ir a lo fácil, a lo establecido, que lo intenten y luego lo debatimos si era tan fácil o no en los tiempos que corren…

Sara T.: ¿Qué proyectos tienes a corto plazo?

Pablo M.: Pues voy a abrir la versión en inglés de Mundo Parapsicológico. Creo que puede funcionar porque estoy rodeado de un equipo excelente, porque es la única web gratuita que ofrece contenidos y porque existe más afinidad hacia estos temas en los países que a mi me interesan. También porque llegamos al triple de público que en España. Vamos a cambiar el concepto hacia uno más globalista. Mundo Parapsicológico en español está enfocado a España, donde la audiencia potencial es limitada. En cambio, al trabajar globalmente en habla inglesa, las posibilidades son infinitas.

También barajo seriamente abrir una edición para América Latina, pues es un público muy entregado que he descuidado y, que, inevitablemente, acabará fusionada con la española. Pero, primero, la inglesa.

Sara T.: ¿Te arrepientes de algo en todos estos años?

Pablo M.: Si, me arrepiento de muchos errores, y a la vez no, pues de todos he aprendido muchísimo y me han servido para evolucionar como persona y profesionalmente en otros ámbitos. Me arrepiento mucho de haber tenido a videntes como clientes, pues ninguno paga nunca el servicio que te contratan. Me arrepiento de haber traicionado a gente movido por el ego, pero en muchos casos está solucionado y arreglado. Me arrepiento de no haber dicho que no en muchas ocasiones. Me arrepiento de haber traicionado mis principios por ejemplo cuando el canalla y farsante de Javier Cavanilles me llamó amenazando con denunciarme por haber dado voz a Pedro Amorós, viéndome obligado a retirar lo que había publicado -Yo tendría 16 o 17 años y desconocía mucho la legislación. Hoy en día me hubiese reído en su cara y hubiese continuado todo online. Quien sabe si vuelvo a publicarlo…-. Eran otros tiempos y yo era más joven e ingenuo, pero de todo se aprende y lo que te he contado no es ni un 1% de lo que me ha pasado.

Sara T.: ¿Tiempos pasados siempre fueron mejores?

Pablo M.: Indudablemente. Internet ha desprestigiado mucho el mundillo y ha dado voz y oportunidades a gente que no debería y, consecuentemente, lo pagamos entre todos. La red se ha llenado de conspiradores que dicen auténticas burradas, crédulos que ven una teleplastia en las tripas de un pescado, y un sin fin de gente con graves problemas mentales.

Antes, éramos pocos y era todo más cercano. Eran círculos más cerrados y los frikis no tenían voz, y si la tenían era poca, no como ahora con Facebook o similares que da vergüenza ajena.

Cuando comenzó a popularizarse internet nos reuníamos en el IRC y chateábamos 10 o 12 fijos -Negacionistas (No me atrevo a llamarles escépticos) y creyentes, todos en paz- hasta las 5 o 6 de la mañana. Eran otros tiempos, todo era más privado y más curioso. Hoy todo eso se ha perdido por desgracia.

Sara T.: ¿Quién es Pablo Moreira en su vida privada?

Pablo M.: Bueno, soy una persona normal, muy inquieta e inconformista, quizá algo rebelde y con mucho sentido de la justicia. Siempre estoy haciendo cosas y nunca estoy parado. No me gusta trabajar -aunque me veo obligado para vivir- y espero que algún día el dinero trabaje por mi y pueda vivir y, así, vivir como debería vivir todo ser humano, libre.

Por ciertos motivos no me gusta estudiar, así que he compensado mi falta de formación académica superior con conocimientos selectivos autodidactas. Y nunca me ha faltado trabajo, he trabajado en diferentes oficios y diferentes rangos, y admito que en todos he aprendido muchísimo. Gracias a Dios nunca me ha faltado algo en lo que ocuparme y ganar dinero. Por trabajar, he trabajado hasta amortajando y embalsamando cadáveres humanos y, he de decirte que, sin duda, ha sido el trabajo que más me ha llenado por el gran componente humanitario que necesitas para llevarlo a cabo. Por mis manos habrán pasado unos 70 – 80 cuerpos y me acuerdo de todos y de cada uno como si fuese ayer. Es el único trabajo que he realizado agusto y me levantaba con gusto para ejercerlo. Ya no ejerzo pero si me mantengo actualizado en metodologías y legislación.

Y si hay algo que me pierde es el tabaco -un vicio sin duda que he de dejar- y el ordenador, me pasaría jugando días sin parar apenas para comer y dormir algo y no me cansaría, soy un auténtico viciado, aunque últimamente no juego mucho por falta de tiempo. También me gusta mucho dormir, lo veo como un placer más que una pérdida de tiempo o necesidad.

Tengo una buena novia, me lo paso bien con ella y disfrutamos de la compañía mutua, ¿Qué más puedo pedir? Creo que si no soy feliz me voy aproximando ¿No crees?

Sara T.: ¿Algo que añadir?

Pablo M.: Agradecer a SEAMP Madrid la entrevista y a todos los que la han leído, aquí estoy para quien lo necesite y crea que le puedo ayudar en algo.

 

Publicado por el día 25/11/2014 | Sin comentarios

 



 

 





Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.