Investigaciones
    El Caleyón de la muerte

    El Caleyón de la muerte

    A las afueras de Gijón, en el poblado de Santa Bárbara, me comentaron que existía un lugar marcado por la tragedia, nuevamente, de la guerra civil. Fusilamientos, asesinatos, emboscadas, víctimas inocentes condenadas por encubrir a presos de distintos ideales políticos e incluso gente traida de fuera de Asturias eran aniquilados sin posibilidad de defenderse ante los ojos testigos únicos de los fascistas

    Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 5 de octubre de 2006 por David Madrazo.

    Estas tragedias, como citábamos en el artículo “muro de los fusilamientos”, son lugares por desgracia bastante abundantes en la zona norte de España. Aún hoy en día se publican nombres de desaparecidos en aquellos tiempos cuya familia aún no saben de su paradero.

    Entrada, “La Ruta Verde

    Aquí, en un pequeño recobijo de la geografía astur, durante los años 1935 a 1945 fue lugar marcado por la tragedia, por la catástrofe nuevamente de la dictadura en España.

    Estos lugares, cargados de fuerte impregnación, suelen dar como resultados increíbles psicofonias u otro tipo de manifestaciones que se puedan registrar.

    Hace un mes nos comunicaban cierto testigo del cual no podemos dar el nombre, pero que nos acompañó durante el reconocimiento del lugar, que en una de las casas circundantes se celebró en una ocasión una curiosa sesión oui-ja. Durante esa sesión, los objetos que adornaban dicha habitación comenzaron a moverse solos, tal vez por alguna energía desconocida, y que los fenómenos duraron varios días. Esa casa hoy pertenece a otras personas. El diálogo en aquella ocasión fue demasiado claro. Hablaba de miles de muertos que sufrieron el final de su vida en aquella zona, y en concreto, uno era el contacto, que resultó ser un familiar de la persona del testimonio.

    Nunca había oído hablar de él, pero certificó el nombre y apellidos dado con el testimonio de su abuelo, el cual ya no vivía en esa zona, si no en un pueblo fuera de Gijón.

    El grupo preparando el equipo técnico usado en la investigación

    El grupo Gaipo y los miembros de la delegación asturiana de Mundo Parapsicológico no dudamos en trasladarnos al lugar con todo el equipo portátil posible para realizar un completo estudio de la zona así como registrar el mayor material posible para ser analizado en nuestros laboratorios.

    La noche del 28 de Septiembre del 2006 esto fue lo que ocurrió.

    Iván Lanza Alaez, compañero de Gaipo e investigador de la delegación asturiana nos relata

    Vista aérea del lugar

    En las afueras de Gijón, exactamente en el barrio de Santa Bárbara, se encuentra un lugar con una historia trágica. Se trata del llamado “Caleyón de la Muerte”, conocido así por los habitantes del citado barrio, debido a la trágica historia del lugar, ya que en tiempos de la Guerra Civil española los paredones que flanquean este camino eran usados para fusilamientos.

    Como en otras ocasiones, parte del grupo GAIPO se desplazó a este lugar con el fin de encontrar rastros del dolor sufrido por los fusilados e incluso de los testigos de estos hechos, en forma de psicofonías, manifestaciones o cualquier otro fenómeno que pudiéramos registrar, ya que estos lugares marcados por la tragedia son normalmente los mas propicios para obtener este tipo de fenómenos.

    El grupo de investigación

    El grupo de esta investigación estuvo formado por nueve miembros: David, F. Javier, Antonio, Laura, Lucía, Loli, Nosti, Toto e Iván.

    En el momento en que estuvimos todos reunidos empezamos a trazar un plan de trabajo. Comenzaríamos recorriendo el camino, tomando fotos en toda su longitud, dejando a la par grabadoras conectadas, exactamente dos de cinta magnética y una digital en distintas zonas. El siguiente paso fue hacer sesiones de grabación a través del portátil haciendo preguntas y dejando espacio entre ellas para comprobar si algo quedaba registrado en forma de respuesta. Finalmente realizamos una sesión de ouija con el fin de obtener algún “contacto” que nos pudiera informar sobre los sucesos ocurridos en este lugar.

    Además de los medios técnicos antes expuestos, también se usaron dos cámaras de vídeo que grabaron varios momentos de la investigación y la sesión ouija completa y dos cámaras de fotos digitales para los mismos fines.

    Centrándonos en el lugar, se puede decir de él que se trata de un camino angustioso ya que además de ser estrecho está limitado en sus bordes por muros de unos dos metros de altura en toda su longitud, construidos con pequeñas piedras, que unido a la historia de estos, dan una sensación de respeto. A pesar de las reformas y reconstrucciones efectuadas a lo largo del tiempo, pudimos hallar y fotografiar en estos, diversos agujeros, presumiblemente efectuados por las balas en los fusilamientos.

    Agujeros en el muro posiblemente efectuados con las balas usadas en los fusilamientos

    El trabajo no fue sencillo, pero si bien organizado. Unos encargados del vídeo, otros de la fotografía, otro de acoplar las grabadoras, escondidas, y marcadas las zonas para posterior encontrarlas, encargados de apuntar e incluso una persona dedicada única y exclusivamente a apuntar los ruidos que pudieran incluirse y confundir en el posterior análisis.

    La entrada a la Caleya del grupo de investigación.

    La caleya de la muerte se compone de dos muros, de aproximadamente dos metros de altura y de 300 de largo. A lo largo del muro, que partes de él han sido caídas y vuelto a recomponer, podemos encontrar si nos fijamos bien las huellas de lo que fue aquella tragedia, marcas de balas, las distingo bien, por qué yo también disparé con fusil de asalto pero no a personas, ni a personas inocentes a sangre fría, como en aquellos malos tiempos.

    Unas marcas nos llamaron la atención al final del muro. Unos rectágulos, marcados con pintura blanca de 5 ctm de perímetro más-menos, no nos daban más detalle que el desconcertarnos más. ¿Qué significaban esas marcas? No parecían los típicos graffitis de gamberros.

    Entrada al Caleyón

    Después del reconocimiento exhaustivo de la zona, llegaría el momento de realizar sesiones interactuando todo el equipo ordenadamente para sesiones de psicofonías con preguntas preparadas como bien nos enseño en su momento Sinesio Darnell.

    ¿Qué nos desvelarían esas psicofonias? ¿Captaríamos alguna respuesta? El intento, no uno, sino tres con este método, se nos vino abajo. De cierta forma, en el ordenador unos cables de alta tensión que se situaban encima afectaba de cierta forma con un peculiar zumbido llegando a tapar no solo nuestras voces, sino cualquier posible respuesta. ¿Sería este el motivo lógico o algo más causaba la interferencia? El trabajo de análisis en laboratorio de las grabadoras nos desvelaría la respuesta.

    Iván colocando la grabadora en uno de los puntos elegidos

    Pero no solo quedaría aquí la investigación. Realizaríamos una sesión oui-ja, grabada y fotografiada en todo momento, para ver si algo de nuestro subconsciente o bien algo desconocido, nos daba las respuestas que tanto deseábamos saber.

    Lucía González, nos comenta de esta manera lo sucedido:

    Un grupo inusual de investigadores de Gaipo, ya que normalmente por cuestiones laborales no podemos juntarnos este número, nos trasladamos a Santa Bárbara en la noche del jueves donde realizamos un trabajo de campo colocando a lo largo de un paredón de unos 300 m varios medios de grabación con resultado de cinco psicofonias bastante interesantes y realizando numerosas fotos donde además de las famosas orbes, en una de las fotos realizada por Toni se aprecia algo realmente extraño. ¿Puede realmente tratarse de caras y una figura extendiendo los brazos? ¿O simplemente efecto de la fotografía? Lo cierto es que se realizaron multitud de fotos y en ese mismo ángulo también. Otra foto extraña sería las tomas seguidas en la sesión ouija, ¿Por qué se desplaza la luz de esa forma al final si no hubo movimiento? ¿Se trataría de una especie de psicoimagen?

    Marcas blancas en el muro

    A lo largo de dicho paredón aparecen varios agujeros de bala suponemos que de fusilamientos de la dictadura así como llegando al final del paredón varias marcas con tiza blanca sin mucha explicación hasta el momento.

    Durante toda la investigación se realiza grabación con cámara de video y posteriormente cámara con trípode en cuyo análisis no se aprecia nada inusual al menos en estos primeros.

    En cuanto a posibles psicofonías con el equipo portátil para interacturar existía una dificultad para el sonido y eran varios postes de alta tensión que producían ciertos pitidos. En varias zonas del lugar, en concreto en tres, se realiza por medio de un ordenador portátil y micrófono amplificador de sonido varias preguntas al aire realizadas por todos los investigadores en las que no se aprecia casi sonido alguno aparte de pitidos continuos y zumbidos.

    Ya en último término realizamos una experimentación con la OUIJA, al no existir mucha luz colocamos tres velas alrededor de la misma y nos colocamos en principio seis personas en círculo, realizamos los ejercicios de relajación previos y tras concentrarnos en el máster, siendo la persona sensitiva en toda la sesión David, al realizar una serie de preguntas, el intento es fallido por lo que volvemos a intentarlo pasados unos minutos.

    En este segundo intento nos colocamos cinco personas alrededor y posteriormente cuatro, el máster comienza a deslizarse sin un sentido aunque a preguntas concretas responde claramente SÍ o NO. A la pregunta de cuantas personas habían muerto allí y que realizamos varias veces responde colocando el máster sobre la numeración y aproximándose casi exactamente en todas sus respuestas.

    A la pregunta de si podría leernos la mente a lo que respondió sí, y tras que cada uno de los participantes pensase en alguna letra, no acertó nada más que con Laura en 2 ocasiones por lo que pudo deberse a la casualidad…

    El grupo durante la investigación

    Me llamó la atención que antes de comenzar la OUIJA estaba con una temperatura corporal normal y tras acabar, tenía prácticamente una hipotermia… cuando otros colaboradores no acusaron esta bajada de temperatura y el contraste de temperaturas se produjo en muy poco tiempo…

    Las fotos hablan por si mismas. Abajo, podemos ver la foto antes mencionada, la original y seguidamente, marcado y ampliado con cierto recorte y contraexposición de contraste, para que puedan distinguir lo que nos ha llamado la atención.

    Fotografía que nos llamó la atención
    David Madrazo escuchando las psicofonías

     

    La sesión de ouija poco desvelo. Los sensores de movimiento no saltaron en ningún momento por ninguna fuerza extraña. Sin embargo, un mensaje de la tabla nos develo, sea cierto o falso dado que los datos son imposibles de saber con certeza, que allí murieron 3056 personas en los alrededores del muro. El resto carece de importancia…

    ¿Acaso estos lugares trágicos están cargados por alguna especie de energía? Por lo menos para nosotros en lo que se refiere a las psicofonias, nos parece que sí…

    Etiquetas:

    15 comentarios en “El Caleyón de la muerte

      • Gravatar del autor

        Me gustan vuestros reportajes,pero,sinceramente, en las psicofonías no oigo nada de nada.pero de todas maneras no está mal

      • Gravatar del autor

        Yo acabo de escuchar la psicofonía del disparo y los gritos, y éstos últimos no los percibo, si bien el disparo si (pero hay que prestar bastante atención)…gracias por estos trabajos que considero súmamente interesantes!
        Saludos cordiales desde Alicante.

      • Gravatar del autor

        ¿De dónde os sacais el disparo y los gritos?
        Tengo buen oído,hace 1 mes me hicieron una revisión y me dijeron que tenía una buena sensibilidad auditiva,además puedo aportar pruebas ya que me han de mandar los resultados en un sobre por correo,eso son pruebas,las grabaciones que habeis realizado no.
        Si escribes lo que quieres que la gente escuche lo acabarán escuchando un alto porcentaje de personas,a eso se le llama sugestionar.
        ¿Por qué no dejar el enlace y que la gente escuche y pueda dar su opinión?
        Otro saludo!

      • Gravatar del autor

        Si os soy sincero no soy capaz de escuchar nada en los enlaces que habeis puesto,sólo ruidos que podrian proceder de la misma banda magnética de la cinta.Mi hermano es aficionado a la música y ha grabado en estudios bastante competentes,esos sonidos se pueden apreciar en una cinta grabada en un estudio,no tienen nada de paranormoal,en cualquier cinta puesta en nuestra casa una noche en completo silencio también se pueden escuchar sonidos de este tipo,incluso más extrañas debido a las ondas antenas y demás.
        Con esto no estoy diciendo que la zona no haya quedado impregnada de algún tipo de energia debido a los hechos que allí ocurrieron,pero este no creo que sea el caso.
        Cada uno escucha lo que quiere creer y a los datos que adjuntais me remito.
        Un saludo!

      • Gravatar del autor

        Estimado Anubis:

        Le informamos que las psicofonías ya están disponibles.

        Recibe cordiales abrazos.

        Pablo Moreira.

      • Gravatar del autor

        Aquí nadie juega. Las ouijas se utilizan con gente con mucha experiencia, y de forma seria.
        Aquí nadie juega.

      • Gravatar del autor

        hacer la oiuja?? vosotros no sabeis con q jugais, dejar de jugar y poneros a investigar d verdad.

      • Gravatar del autor

        Estimado Anubis.

        Se han podido escuchar hasta hace poco, estamos haciendo unos cambios en la web y hemos cambiado algunas rutas, por lo que he podido comprobar gracias a tu comentario es que estas psicofonías se han visto afectadas.

        Disculpa la molestia y trabajaremos para arreglarlo lo antes posible.

        Pablo Moreira.

      • Gravatar del autor

        A fecha de hoy ¿como es posible que aun se siga sin poder escuchar las psicofonias?

      • Gravatar del autor

        Gracias por vuestras enhorabuenas colegas e internautas.
        Respecto al campo de concentración de Rosendo: mándame un correo a asturiasmundoparapsicologico@gmail.com, ya me pondré en contacto telefónico por que un campo de concentración puede resultar interesantísimo.
        Gracias por vuestro apoyo.

      • Gravatar del autor

        Muy buen trabajo David, en tú línea y siempre con resultados psicofónicos, estos lugares parecen propicios para ello.
        Saludos.

      • Gravatar del autor

        Estimada Mayca.

        Las subiré esta noche, no he podido hasta ahora por causas laborales.

        Abrazos.

      • Gravatar del autor

        Perdon quise decir problema.

      • Gravatar del autor

        Buenos dias:
        Felicitaciones por este estupendo trabajo. Me encanta leer todos los publicados en esta web. Pero he intentado escuchar las psicofonias y no he podido.
        Podrias decirme si es que hay algun pobrema.
        Gracias
        Un saludo.

      • Gravatar del autor

        me parece muy buen trabajo, os invito a investigar en mi pueblo en Castuera ( badajoz8 el campo de concentración me gustaria ponerme en contacto personal o telefonico con alguno de ustedes gracias

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    ¡Novedades!    OK No gracias