La isla de Santiago, perteneciente al archipiélago africano de Cabo Verde, esconde varios misterios que no podían escapar de nuestro interés. Por ello, Mundo Parapsicológico se traslada a África para que todos podáis conocerlos

Deseo, antes de empezar esta crónica por tierras africanas, agradecer primeramente al personal de la embajada española en Praia por prestarnos su entero apoyo y a los diferentes guías nativos que, desinteresadamente, nos pusieron en alerta sobre los misterios que allí todo el mundo sabe y que se brindaron amablemente a transmitirlo a estos curiosos occidentales. Gracias a todos por facilitarnos infinitamente nuestra labor de investigación y documentación necesaria para elaborar este artículo. Y en definitiva, a todos aquellos ciudadanos que en mayor o menor medida nos ayudaron.

islas.jpg
Islas Cabo Verde.

islas2.jpg

islas3.jpg
La ciudad de Tarrafal iba a ser nuestro primer destino en busca del misterio

Campo de concentración de Tarrafal

Tarrafal es una ciudad que en su día fue, dentro de lo que cabe, un importante feudo del régimen dictatorial portugues. Allí, por su emplazamiento aislado y de difícil acceso las autoridades portuguesas decidieron instalar un campo de concentración para rebeldes y presos comunes.

El ex presidiario Edmundo Pedro cuenta que “Aunque los portugueses lo quieran camuflar como una simple cárcel, todo el mundo sabe que el campo de concentración de Tarrafal tiene todas las características de un auténtico campo, pues fue construido en un terreno inhóspito e insalubre, guardado por soldados del ejército. Además, nos obligaban a trabajar y los castigos físicos eran constantes por los motivos mas nimios. Nos tenían aislados, no teníamos noticia alguna del exterior, absolutamente ninguna. Por supuesto, las visitas familiares ni pensarlas, estaban totalmente prohibidas. Nos censuraban la correspondencia y no nos dejaban utilizar material de escritura de ningún tipo. Era un auténtico campo de concentración para presos políticos.”

A continuación, les enseñamos una muestra de lo que era el campo en sus épocas más “florecientes”:

17.jpgComo pueden ver, su estado era insalubre y casi ruinoso

20.jpg

27.jpg
Vista aérea del campo en el mas primitivo de sus inicios

18.jpg
Presos

23.jpg

24.jpg

19.jpg
Lienzo en memoria de los presos

Ahora, les mostramos una serie de documentos inéditos relacionados con el campo:

21.jpg
Lista de presos fallecidos en el campo de concentración, la fecha y las causas de la muerte.

22.jpg
Lista de presos, con los años de condena y los años que realmente cumplieron

28.jpg
Carta de libertad a uno de los presos

29.jpg
Por otro lado, carta de acusación y sentencia a un militar portugues por haber participado en una revuelta en el año 1936

30.jpg
Los periódicos clandestinos protestaban por la situación del campo y exigían su cierre

26.jpg
Proclamas de protesta exigían su cierre

Les proponemos una pequeña visita por lo que queda del campo -todo-, actualmente abandonado:

1.jpg
Para que se den cuenta de lo aislado del campo, se llega atravesando estos pronunciados cañones, era imposible pensar en escaparse…

3.jpg
Cuando entras al campo, te ves rodeado de dos barracones, y de frente ves el puesto de salud, donde “atendían” a los presos. En la fotografía, Valentín Moreira, mi compañero de viaje, charla con el amable ciudadano que se ofreció a guiarnos

4.jpg
Adentro solo hay penumbra…

5.jpg
Barracones que utilizaban los presos para dormir en condiciones infrahumanas

6.jpg
Irónicamente, desde la penumbra se divisaban bellos paisajes

7.jpg
Una de las puertas de entrada hacia los barracones

8.jpg
Símbolo de claustrofobia

9.jpg
Una escalofriante escena, las celdas de castigo

12.jpg
Interior de las celdas, absoluta oscuridad durante días, e incluso semanas y meses

10.jpg
Exterior del campo, al fondo, una garita donde vigilaban los militares

13.jpg
Foso que bordeaba el campo interiormente

14.jpg
Letrinas comunes

15.jpg
Celda de castigo supremo. Al preso se le colgaba cerca y se le aplicaban baños de agua helada, descargas eléctricas y palizas, y, entre tortura y tortura, descansaba en este habitáculo de 2×2 metros

11.jpg
Puesto de socorro, donde los enfermos recibían “tratamiento” o donde se les internaban tras haber sufrido las pavorosas torturas. El primer médico que allí trabajó dijo la escalofriante afirmación de preferir firmar certificados de defunción que certificados de altas

Fenómenos paranormales en el campo

Cleusa S. R., vive en una de las casas aledañas al campo de concentración, y sabiendo que estábamos realizando un reportaje sobre el campo y buscábamos testimonios que avalasen los fenómenos paranormales de los que teníamos noticia, se acercó a un servidor y entablamos una amable conversación que fue derivando en los fenómenos paranormales que ella y otros vecinos de la villa han podido presenciar.

“Una noche estábamos asando unas sardinas en la puerta de casa, como aquí es común, cuando de repente mi familia y yo, que éramos cinco personas, comenzamos a escuchar alaridos dentro de los muros del campo. Mi sobrino, que en aquella época tendría veinte años mas o menos, entro corriendo para ver si alguien se había caído, pero no, no se había caído nadie y volvió asustado. Mientras debatíamos que podría haber pasado, un haz de luz, rápido pero que se podía ver como dejaba una estela, emergía de dentro del campo y subía al cielo. Sin duda fue algo que nos dejó impactados.”

– ¿Sabe de mas fenómenos que hayan ocurrido? -la pregunté-

“Claro, aquí corren de boca en boca, como bien antes te decía lamentos, luces extrañas que salen del campo, no solo las vi yo, sino mas vecinos otros días, se oyen golpes dentro de los barracones, como si derrumbasen muros, e incluso varias personas afirman haber visto de noche una persona entrando al campo con uniformes similares al de los presos, y cuando esa persona pasa por la puerta, la persona a la que han visto ha desaparecido. Es algo que no se puede explicar. Gracias a Dios no hace daño a nadie y aquí tenemos hasta un cierto aire de folklore con el asunto.”

Ese fue el increíble testimonio de Cleusa con respecto a los supuestos fenómenos paranormales del campo de concentración de Tarrafal, actualmente abandonado.

Martín Ruiz, un afable nativo también se acercó al escuchar nuestra conversación y me contó que estando dentro del campo recogiendo material -pues sirve de almacén de objetos rústicos para los vecinos de las inmediaciones- escuchó claramente unos pasos detrás de el, y al darse la vuelta, sorprendido vio que no había nadie. Seguidamente pudo escuchar unos pavorosos gritos que venían de la celda de torturas. Desde entonces afirma que cada vez que tiene que entrar al campo de concentración lo hace con un cierto recelo e incluso con angustia.

Para poner fin a la historia de este lugar, que mejor que una fotografía que ilustra perfectamente el sufrimiento del lugar.

25.jpg
Fotografía de la tumba de un preso del campo en el cementerio de Tarrafal

5 comentarios en “El campo de concentración de Tarrafal (Cabo Verde)”

  1. bueno quiero decirles que fue un buen jesto de parte de ustedes al poner todo de su parte en esta investigacion y colgarlo en este sitio para asi poder tener conciencia hacerca de la trata de personas y alzar la vos a las organizaciones que supuestamente velan por el cumplimiento de los derechos humanos a nevel universal.
    ATT. RONAL -GUATEMALA-

  2. Me parece muy importante esta investigacion para haceros conocer algo que fue cierto tanta tortura a los presos de ese tiempo felicitaciones. y me gustaria saber mas acerca de los lugarenos como pueden vivir tan aislados por alli.

  3. la verdad esta interesante esta investigacion pues que bueno que existe gente con esos animos de investigar y arriesgarse de ese modo todo para compartir esas experiencias que chido men

  4. una pregunta, ¿No probasteis a hacer alguna psicofonia?. Si es asi, dio resultados?. De todas formas yo no se si me atreveria a intentar una experiencia de ese tipo en ese lugar, porque no creo que encuentres voces amables precisamente.

  5. QUE BUENAS INVESTIGACIONES HACEN!!! MIL FELICIDAES, Y PUES CLARO QUE ESTOS LUGARES ENCIERRAN COSAS PARANORMALES YA QUE LA FORMA DE CASTIGO, ERAN HORRIBLES Y EL DOLOR Y ANGUSTIA DE LA GENTE SE QUEDA PLASMADA EN SU ENERGIA DEL LUGAR. BUENO CHAO Y GRACIAS, POR INFORMARNOS LAGO DE HISTORIA.

Deja un comentario