Este nuevo enclave, situada en los alrededores de la ciudad de Sevilla, aparte de cumplir sus funciones militares como tal, una vez abandonado por las fuerzas armadas se utilizó como paraje natural para las familias del pueblo colindante, siendo el destino preferido para sus reuniones de fin de semana de barbacoas. Pudimos averiguar que, como en casi todos los cuarteles, hubo suicidios sonados como el de un sargento en la zona de los polvorines. Tiempo después, no sabemos si debido a la sugestión colectiva por la historia del sargento, varios soldados que realizaban guardias en aquel lugar decían oír voces y sonido extraños por las noches

No sólo la leyenda de fenómenos paranormales habita en la zona. Varios estudios arqueológicos dicen que la base se encuentra asentada sobre un yacimiento Romano de suma importancia, pero por negativa de las autoridades pertinentes, no se han podido realizar excavaciones para sacar a la luz esos restos.

Otra de las historias que cuentan de este lugar los vecinos son los avistamientos de luces extrañas en el cielo, incluso comentan haber encontrado huellas de pies gigantes en los terrenos de dicho cuartel. Tras recabar toda esta información, nuestro equipo de Objetivo Paranormal tuvo claro el próximo lugar para su investigación.

cuartel-abandonado-de-sevilla

Una propuesta de colaboración

El día 19 de enero de 2015, nuestro equipo recibe un mensaje privado de un grupo de investigación de Madrid. El grupo era Fatum Veritas Investigación, y digo era porque hoy el grupo ya no existe. Nos proponen una investigación conjunta y nosotros aceptamos gratamente, puesto que la colaboración entre compañeros nos parece fascinante y enriquecedora. Acordamos el día de la investigación, pues en esta ocasión ellos vendrían a Sevilla.

Llegado el día clave, el 21 de Marzo de 2015, esperábamos la llegada de los compañeros de Madrid. Eran apenas las doce de la mañana cuando teníamos todo nuestro equipo preparado para la próxima investigación. Llegaron nuestros compañeros de Córdoba y seguidamente los de Madrid. Mientras almorzábamos les enseñamos el recorrido diurno que hicimos Mª Ángeles y yo días antes por el lugar, las ganas de que llegara el momento de partir hacia el enclave cada vez estaba más presente. Hicimos inicialmente una visita al lugar durante el día. Llevamos para la ocasión un par de cámaras de vídeo, cámaras fotográficas, grabadoras de voz y ghostbox. Para nuestra sorpresa obtuvimos unos resultados que nos dejaron con la boca abierta…

Comienza la investigación

Comenzamos la investigación por uno de los edificios de aulas. Al subir a la parte superior de este, todos los miembros sufrimos un leve mareo sin comentarlo entre nosotros, hasta que uno decide contar lo que le está ocurriendo: “Chicos, me siento mareada, ha sido subir hasta aquí y comenzar a sentir un leve mareo”. Asombrados, los demás afirmábamos sorprendidos que no había ninguno de los que íbamos sin padecer ese leve mareo.

cuartel-abandonado-de-sevilla-3

Decidimos comenzar la investigación en este punto, donde apenas se obtuvieron resultados. No es hasta que nos desplazamos a una de las dependencias del cuartel cuando por la ghostbox comienzan a hablarlos incesantemente. Tras estos resultados decidimos marcharnos y volver más adentrada la madrugada. Lo que desconocíamos era lo que el lugar estaría aguardándonos en nuestra próxima llegada…

Ya durante la noche comenzamos de nuevo como anteriormente, por el mismo edificio donde sufrimos aquel mareo colectivo. Comenzamos a oír golpes similares a puertas de coche cerrándose. Por lo alejado de la zona de viviendas creímos que alguien había llegado e incluso que intentaban robarnos, y por ello decidimos hacer una ronda por el exterior mi compañero David y yo.

Al abandonar la sala y bajar las escaleras, observo que alguien más ha decidido acompañarlo y con total normalidad sigo descendiendo. Llegamos a un descansillo, paro y me doy la vuelta para comentar a mis compañeros algo del edificio, pero veo que esa tercera persona se esconde detrás de David. Deduje que era Ionut, uno de los chicos de Madrid por su altura, y digo deduje, pues estaba todo oscuro y apenas podía ver su cara, así que, sin sospechar nada raro, sigo descendiendo.

Cuando llegamos a la planta intermedia, mi compañero David me comenta haber estado escuchando pasos detrás de él. Yo sin más le respondo: “Claro si viene Ionut con nosotros”, a lo que sorprendido me responde: “Jessica, hemos bajado solos”… Mi respuesta no tarda en llegar, pues le digo que no, que Ionut venía y me muevo para mirar detrás de él con el fin de encontrar al tercer acompañante. Mi sorpresa fue cuando descubrí que aquella tercera persona había desaparecido.

Asombrada, comentamos con el resto del equipo. La euforia que se apodera de mi hace que hable a gritos, pues ha sido tal mi asombro que ni tan si quiera sé cómo expresarlo. Una entidad acaba de acompañarnos. Luego un orbe, seguido de respuestas de ghostbox, ruidos, incluso disparos. Sin duda, aquel lugar nos regaló una gran investigación aquella noche.

cuartel-abandonado-de-sevilla-2

Vídeo de la investigación (I y II parte)