Investigaciones
    Investigación psicofónica en el “Sendero de las Tragedias” (Asturias)

    Investigación psicofónica en el “Sendero de las Tragedias” (Asturias)

    Cuando hablamos de investigaciones de campo se trata ni más ni menos del traslado del mayor equipo posible a un lugar donde poder realizar grabaciones de audio, filmar, fotografiar, escenificar planos… Todo con un previo estudio entorno a ello, un itinerario planeado en pro de ser testigos de cualquier manifestación paranormal y poder dar las mayores pruebas materiales sobre ello

    Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 5 de mayo de 2006 por David Madrazo.

    (Las fotografías pertenecen todas a la Senda de las tragedias).

    Introducción a mis investigaciones de campo

    Es lo más interesante para muchos de nosotros, investigadores de lo paranormal, la fase más entretenida de todas. Después vendrá la recopilación de material, el análisis arduo y duro en laboratorio, el trabajo informático digital y de audio, para, finalmente, poder publicar un buen artículo.

    Existen multitud de lugares en los que nos podemos trasladar en nuestras tierras (Asturias) y en todas las provincias y localidades, aunque muchas de ellas se desconoce su existencia, o bien, se ignora. Multitud de parajes hermosos nos esperan en nuestra tierra astur, lugares en los que tal vez nunca antes hubiéramos pensado que en algún momento del tiempo fueron testigos de alguna tragedia o algún hecho que de cierta forma marcó la escena en el tiempo.

    Lugares en los que en algún momento ocurrieron acontecimientos tales como asesinatos, suicidios, y también, todo lo contrario, lugares en los que en vida alguien fue tan feliz, que de cierta forma esas zonas llegaron a cargarse de cierta energía mediante la cual sucedería tiempo después hechos paranormales, tales como, por poner el ejemplo más cercano, la captación de psicofonias. Parajes hermosos, bosques, ruinas, casas que ya no están habitadas, pueblos de cierta forma “malditos” como Ochate, esos lugares cargados de energía nos atraen en pasión profunda para nuestras “excursiones” en busca de lo paranormal. Además, siempre disfrutaremos de conocer lugares y fomentar nuestro conocimiento.

    La senda de las tragedias

    Uno de esos lugares, lo hemos bautizamos como “la senda de las tragedias“. Un lugar de nuestra localidad, en el que la mayoría de gente nunca se hubiese parado a pensar que sería un lugar idóneo para la captación de psicofonias. Un hermoso paseo al litoral de la costa, donde un largo camino elaborado en piedras seleccionadas y pulidas indica el recorrido en torno a prados verdes, donde nuestra mirada se funde inevitablemente con el mar y nuestros oídos se embriagan del sonido de las olas rompiendo contra la costa.

    Su recorrido abarca mucha parte de costa, pero, aunque el lugar es por supuesto real, y ciertos hechos en ese lugar reales, algunos recientes, no ubicaremos el lugar exacto para evitar polémicas u ofender a alguien cuyos acontecimientos pueda estar relacionado directamente. Por lo tanto, nos referimos a la “Senda de las tragedias”, como una representación a lo que sería una investigación de campo, en torno a acantilados, playas o cualquier paraje en torno a la costa. Testigo de múltiples tragedias a lo largo de su historia, este hermoso paseo por el litoral cuenta con un rincón en el que la oscuridad guardó en silencio el sufrimiento de muchas personas que acudieron incluso ahí para ahogar su sufrimiento para incluso terminar con su vida, o en otros casos, para fines perversos como robar, asesinar e incluso violar.

    Sin hablar de tiempos de Posguerra, en los que esa tierra de hierba verde se tiño de rojo sangre. Incluso en épocas anteriores a lo que conocemos ahora, en tiempos prerrománicos en adelante, las batallas también tendrían escenario en tan estratégico punto de la costa asturiana. Hermosos parajes, acantilados, playas, muchos lugares son testigo a diario de sucesos que han podido marcar y hacer llaga en el tiempo, ya sea por acontecimientos muy agradables o por tragedias.

    Lugares con energía

    Haremos hincapié en que no nos vamos a referir a nombres, lugares exactos ni sucesos concretos, para evitar la polémica o el poder ofender a familiares o personas allegadas que llegaron a ser afectadas de cierta forma por los sucesos, pero reales y previamente estudiados meticulosamente, para adentrarnos finalmente en varias ocasiones eligiendo noches templadas y despejadas en torno a la búsqueda del misterio y así pues, ampliar nuestra sección con este reportaje. Indudablemente, si hubiéramos carecido de material o no hubiéramos sido testigos de algún percance, no estaría usted leyendo estas palabras.

    Cierto parece ser, como en anteriormente comentábamos, que determinados lugares quedan de cierta forma en su existencia marcados por hechos profundos, por actos y sentimientos de personas que en cierto momento de su vida ese lugar fue tan importante, ya sea para bien o para mal, pero que influenció de cierta forma su personalidad lo suficiente como para que ese simple hecho cargase de una energía ese lugar, con esto podríamos justificar con una teoría el motivo de por qué en los lugares como el pueblo Ochate, en los que las tragedias de las epidemias causó tanto dolor y sufrimiento en tantísimas generaciones, Belchite, lugar donde se han registrado también multitud de grabaciones psicofónicas, o lugares marcados en tiempos de posguerra, por desgracia muy abundante en mi tierra, donde los fusilamientos trastocaron no solo a los que quitaron la vida, sino a sus familiares incluso en nuestros días, personalmente me incluyo, dado que un familiar de entonces fue arrebatado del seno de mi familia y aún hoy en día su paradero es de desaparecido.

    Lugares en que fueron asesinadas miles de personas, quedan de cierto modo un sentimiento tan fuerte que llega a rasgar permanentemente las cortinas del tiempo, como para que de cierta forma se capten sonidos o voces aún hoy en día. O tal vez, aunque no puede demostrarse de forma totalmente científica, otra teoría relacionada a estos lugares cargado de una determinada energía, por llamarlo de esa manera, atrajese de algún modo al alma del ser fallecido a ese sitio, tal vez lejos de nuestro entendimiento, eso determinaría el llegar a su estado de purificación, por ese motivo el alma vinculada al lugar ya sea por momentos alegres de su vida o marcados como su asesinato o su suicidio, tenga que en vida en la no-vida volver a revivir esas circunstancias o volver a esos habitáculos para recargar su vitalidad, esto nos lo decían culturas como los Celtas, ellos afirmaban que el alma del ser fallecido durante su viaje al más allá infinito debían volver a visitar los lugares que en vida les marcaron, y de hecho se pensaba que las tumbas en los cementerios su alma se recarga de energía o “descansaba” de esos viajes o visitas reiteradas.

    Por que sean culturas más antiguas a la nuestra, no por ello eran menos inteligentes. Esta segunda teoría, muy al borde posiblemente de la fantasía o la leyenda. Tenga algo de cierto, sea como sea, tanto una como la otra justifica completamente lo cierto de lo insólito: las voces y las manifestaciones se encuentran con más facilidad en esos lugares.

    El mar como ruido portador

    En algunas zonas de nuestra costa astur; y como en muchas más de este planeta muchos acantilados y playas han sido lugares de multitud de sucesos y “sentimientos”, lo llamaremos así de momento, para citar lo que anteriormente describíamos. Solo debemos trasladarnos al lugar adecuado, enterándonos previamente si en sus alrededores sucedió algo trágico o importante en la felicidad de algunas personas, como sucedería en determinadas playas, además, el ruido del agua actuará como una estupenda “portadora”.

    Nos referimos a “ruido portador” como a aquel ruido generado, ya sea de forma artificial o natural, que aplicándolo como ruido de fondo a las grabaciones, facilitará la inclusión de psicofonias de forma que la inclusión transformará ese ruido en un vocablo entendible para nuestro idioma. Hay multitud de ruidos portadores, desde la onda de radio perdida o ruido blanco, al citado, ya natural, el mar.

    Nuestra localidad posee un paraje bonito e impresionante, un paseo por parte de nuestro litoral, que abarca playa y también acantilados. No citaremos el nombre del lugar, pero lo llamaremos “La senda de las tragedias”, puesto que en ese tramo kilométrico, sucedieron una serie de acontecimientos que nos inspiró a bautizarlo de esa manera.

    Respecto a sus historias, por supuesto, las tiene. Solo nos hizo falta investigar un poco buscando información sobre sucesos para enterarnos de suicidios, asesinatos, suicidios relacionados con asesinatos, muertes y desapariciones por la marea misteriosas, ahogamientos y más. Por desgracia la lista es amplia y no queremos citar hechos los cuales previamente hemos averiguado y estudiado sobre ellos, pero por respeto a personas allegadas no citaremos nada que pueda relacionar o herir sensibilidades a nadie.

    Y también, de buenos sentimientos, amores de playa durante la vida que marcaron una gran etapa, momentos felices con la familia más querida, con amigos, casas de las proximidades en los que alguien fue tremendamente feliz, tanto que incluso su alma llegaría a dejar huella en la cortina del tiempo.

    Aprovechemos ante todo las oportunidades que nos puedan brindar la naturaleza y aportes para poder estudiar estos fenómenos.

    La investigación de campo

    Para la investigación de campo lo principal que se debe pedir es tener la pasión por el conocimiento, indagar, primeramente investigaremos los fenómenos y sucesos en el lugar, hechos históricos acontecidos anteriormente, situación geográfica, etc… Luego finalmente se evaluará lo que realmente es necesario dar a conocer o lo que está relacionado con nuestro objetivo sobre ese estudio.

    El ejemplo ante este lugar fue el previo conocimiento mediante rumores y prensa de multitud de sucesos acontecidos en ese tramo, simplemente trazamos un plano marcado con acontecimientos y seleccionamos un punto denominador común o la zona que consideramos que podría estar más cargada de energía. Trazado ya el itinerario, nos trasladamos con equipo lo suficiente para recoger material, la más cantidad posible, para analizar detenidamente en nuestros laboratorios particulares.

    Hacia la senda nos trasladamos varios investigadores, con varias grabadoras de cinta magnética virgen con micrófonos externos de audio, dejando dos de ellas en puntos estratégicos solas, completamente ajenos a inclusiones no deseadas, otra de la grabadora iría continuamente a nuestro lado, dado que también es común las inclusiones incidiendo en diálogos de dos o más personas, y también está grabadora realizaríamos preguntas dejando intervalos de tiempo para más tarde cerciorarnos si realmente recibirían inclusiones. Aparte, llevamos cámaras digitales, y cámara de vídeo capaz de grabar con suficiente nitidez en la penumbra y en la no total oscuridad.

    Interesante, pero ciertamente, real, los resultados son positivos y sorprendentes.

    Conclusión

    Exponemos grabaciones anómalas obtenidas en esta senda. Grabaciones de inclusiones de voces que en ningún momento correspondían a los investigadores ni a nadie que pudiera haber pasado por allí, esas opciones están descartadas, por lo tanto, ¿Ante que fenómeno nos encontramos?, ¿Realmente son voces de seres fallecidos? ¿Son ondas de sonido atrapadas en la cortina del tiempo, como los “espectros”?

    Seguiremos investigando para poder intentar acercarnos más a la respuesta racional sobre este hecho.

    El sonido del mar es un ruido portador excelente. Muchos investigadores asignan la obtención de psicofonías a cualquier lugar, no en especial a un lugar determinado. Personalmente, creo de momento que es así, o que de cierta forma depende del experimentador, no obstante, a medida que vayamos realizando más investigaciones podremos ir comparando resultados.

    Etiquetas:

    8 comentarios en “Investigación psicofónica en el “Sendero de las Tragedias” (Asturias)

      • Gravatar del autor

        No se yo soy más del pueblo de belchite, he ido y me encantó, os lo recomiendo. Aún me queda mucho por ver y escuchar de este pueblo, aunque creo que tratando de estos temas me gustará. VOLVERÉ A DAR UNA RESPUESTA.

      • Gravatar del autor

        me podríais decir por donde cae el sendero de las tragedias?
        unos amigos y yo keremos ir pero no encontramos el sitio en ninguna parte.

      • Gravatar del autor

        BUENAS MARCELA. DONDE VIVES? NO ESNTIENDO ESAS INICIALES. UN ABRAZO,

      • Gravatar del autor

        Me parece barbaro todo lo que he leido.Estoy investigando el suicidio en una zona importante de donde vivo en Bs.As..Podrias ayudarme con material alusivo para apoyar mi investigacion.Por favor contestame pronto Gracias:Mar

      • Gravatar del autor

        Hay determinados investigadores que incluso llegan a descartar la investigación psicofónica de campo, sin emabrgo sus resulatados pueden dar pistas sobre determiandos lugares con misterio y los sucesos allí acaecidos, hoy día se logran registros en cualquier lugar, cierto, pero también creo altamente interesante la investigación psicofónica de campo para la propia investigación de esta disciplina. Buen artículo.

      • Gravatar del autor

        Muchisimas Gracias. Vuestros comentarios animan a seguir adelante con más fuerza cada día. Gracias y seguid visitando y participando en la web. Un abrazo desde la delegación de Asturias.

      • Gravatar del autor

        Enorabuena por el articulo.Me ha gustado leer un escrito tan apasionante.!!Felicidades!!,sigue impresionando con tus investigaciones.

      • Gravatar del autor

        Felicidades por la investigación, esta ipágina no defrauda.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    ¡Novedades!    OK No gracias