Investigación psíquica en el preventorio de Aigües de Busot | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Investigaciones

Investigación psíquica en el preventorio de Aigües de Busot

Nos acercamos a otro de los iconos del misterio en España. Cerca de Alicante, nos encontramos con el preventorio de Aigües de Busot. Acercarnos a su historia es profundizar en el tiempo y en los cambios, y en el presente escrito tan solo apuntaré algunos escuetos datos ya que tampoco se puede precisar una cronología exacta, y además las pincelas sobre la historia de este enclave las podemos encontrar en numerosos escritos que mencionan una y otra vez los mismos acontecimientos expuestos, eso sí, con diferentes palabras

En 1956 se otorga la propiedad de Aigües a Alicante, hasta que en 1816 el Conde de Torellano construye el balneario de aguas termales, tales aguas ya eran reconocidas por sus propiedades mucho tiempo antes.

En 1865 el propietario de los baños pasa a ser el Conde de Casa Rojas. Pero es el máximo esplendor cuando se convierte en el Hotel Miramar, aproximadamente en 1930 y goza de tal prestigio que según la tradición popular se comentaba que los pocos automóviles que habían en la zona y época, se concentraban a las puertas del hotel, lo cual evidencia claramente el lujo y la comodidad bañados en aguas termales.

aigues_busot_fran_recio

aigues_busot_principal

La polémica asalta en 1936, cuando el estado adquiere el edificio dándole un uso como Patronazgo Infantil Antituberculoso, ya que los aires de la zona eran idóneos para tratar una enfermedad, que en aquel momento carecía de un remedio específico. No pocos aseguran que el preventorio nunca albergó niños con tal enfermedad, y que todo era paz y armonía en sus dependencias. Ciertamente aparte de enfermos, este enclave dio asilo a necesitados y huérfanos. Como siempre hago en mis escritos, reconocer la labor de quienes impartieron la medicina y quienes dedicaron sus esfuerzos a ayudar al prójimo, pero no es menos cierto, que al igual que sucede en otros lugares de similares características hay testimonios, como los recogidos por el prestigioso investigador y amigo Copérnico García, que aseguran que los tratos a los menores no fueron muy correctos, dado que no he podido entrevistar a testigos que se posicionen a un lado o a otro, no puedo ni afirmar ni desmentir ninguna de las dos posibilidades.

Una vez finalizada la Guerra Civil Española, y con la disminución de casos de tuberculosis y enfermedades similares el preventorio corre la misma suerte o desgracia que otros lugares similares como el Hospital del Tórax en Terrassa o el Sanatorio de Agramonte, quedando en total abandono. Varios proyectos parecen augurar la renovación del lugar, pero ninguno acaba en buen puerto, y hoy en día el preventorio es tan solo la imagen fantasmal y decadente de lo que en su día fuese.

aigues_busot_noche

La leyenda más clásica, y por que no decirlo, la más controvertida, da el pistoletazo de salida o de entrada a los amantes del misterio y, como no, a los vándalos que propician el destrozo en todo el interior y exterior, cuando el prestigioso investigador y presidente del SEIP comenta acerca de la aparición de “La Dama Blanca”, una especie de figura de luz que deambula errante por las inmediaciones del preventorio. Él mismo también capta una fotografía realizada con larga exposición en donde aparece la silueta de un monje. Por descontado, la polémica se acentúa más aun y se abre un intenso debate entre seguidores y detractores. Lo cierto es que no hay constancia histórica de que el lugar albergase monjes, pero aun así tampoco los datos históricos son concluyentes para descalificar los hechos captados por este gran investigador.

No se tarda en asociar las apariciones de la “Dama Blanca” a la esposa del Conde de Casas Rojas, que según se cuenta, jamás abandonó el lugar, pero por descontado tal asociación carece de fundamento alguno y la incluyo dentro de la rumorología.

aigues_busot_deposito

aigues_busot_apunt

Todos estos enclaves dedicados al tratamiento de enfermedades sin una cura específica acaban por ser el objetivo y cuna de la leyenda y, como no, lugar de peregrinación para quienes creemos que determinados sucesos vividos con una especial intensidad, pero sobre todo emotividad, que de alguna manera impregnan los lugares y a las personas como esponjas energéticas capaces de percibir sensaciones, las podemos captar, pero hay quienes van más allá y aseguran que no pocas almas de niños fallecidos aun deambulan errantes por el lugar sin haber traspasado al otro lado.

Hay que precisar que una cosa son las creencias y otra muy distinta lo que se puede probar, pero tantos investigadores de reconocido prestigio, como por ejemplo Sol Blanco Soler, del Grupo HEPTA, aseguran que no pocas almas quedan atrapadas o simplemente perdidas o aturdidas en una especie de interfase entre nuestra realidad y lo que asociamos a la quinta dimensión, bien por que aun no son conscientes de su estado de fallecimiento o bien por que de alguna manera aun se sienten ligados al lugar.

aigues_busot_entrada

aigues_busot_esc

aigues_busot_escaleras

En mis dos visitas a este enclave he podido constatar el deterioro que ha sufrido año tras año. El lugar es peligroso en extremo, pues está al borde de la total ruina, sobre todo las plantas superiores y escaleras, donde grandes agujeros pueden verse en el techo y en el suelo, escombros desprendidos por doquier y todo un interior tambaleante, y aun cuando se pueden observar diferentes apuntalamientos, es obvio que ya sirven de bien poco.

Por el día podemos observar una fachada agonizante esperando un inevitable desenlace final, pero por la noche todo parece cambiar. Tal vez por que nuestros sentidos se agudizan, o tal vez por un exceso de sugestión, pero lo cierto es que hasta el aire que se respira en el interior parece enturbiarse y una pesadez ocasional puede cernirse sobre el visitante, quizá un mal estar presagio de lo que esconde en su interior.

aigues_busot_int

Animado por los sucesos que, según muchos, se manifiestan en este preventorio, decidimos visitarlo. Para mí ha sido una segunda ocasión, la primera vez hace unos años, pero fue una visita rápida, tan solo un primer contacto y en unas condiciones no aptas para la investigación. Maru, mi compañera y sensitiva, cuenta con más numero de visitas a este enclave y será el eje de esta experimentación.

Ella misma, durante el trayecto de algo más de dos horas desde Valencia hasta Aigües, me comentaba sus quehaceres de su última visita. Me cuenta que ella lo vive a flor de piel, que las sensaciones son hasta la fecha las más intensas que ha experimentado, superando con creces a lo sentido en el abandonado Psiquiátrico de Cheste, cuna de sensaciones para mí y hasta la fecha uno de los principales lugares de misterio en nuestro país.

Comenta como siente las almas de los niños, sensaciones de que la quieren hablar, como si estuvieran perdidos, como atrapados en esa especie de interfase de la que nos hablan los espiritistas y las personas con facultades psíquicas más desarrolladas. Por supuesto, estas vivencias y sensaciones son negadas por algunos, pero quienes verdaderamente llevan años investigando el misterio, como por ejemplo Sol Blanco Soler o Paloma Navarrete, apuntan las mismas cuestiones. Los más cientifistas, quienes niegan tal posibilidad, alegan que no se puede demostrar, y en parte llevan su razón, pero pretender captar una realidad que desconocemos con una tecnología valida en nuestro mundo de cuatro dimensiones es mucho pedir.

Fue tal la angustia captada por Maru en su última visita al preventorio, que allí mismo decide “conectar” psíquicamente con quienes habitan en el y ayudarles a que entiendan su nueva realidad y a que crucen al otro lado. Ella nos cuenta que su conexión dio resultado, que muchos cruzaron hasta donde han de estar, pero que no quedó del todo limpio y que “alguien”, o tal vez más de uno, se niega a marchar.

Antes de proseguir, comentar que cada uno es libre de pensar y opinar libremente acerca de los planteamientos que hace Maru, de sus experiencias, sensaciones y conexiones, el presente escrito no pretende sentar cátedra ni convencer a nadie, tan solo se  pretende ser fiel reflejo de unas experiencias, que similares son abaladas por prestigiosos investigadores.

aigues_busot_conexion

aigues_busot_cam

aigues_busot_pareidolia

La noche se va cerrando y la lluvia, que hizo acto de presencia al poco de abandonar Valencia, no ha cesado en todo el camino. Pero a la llegada su intensidad merma, tal vez las fuerzas de la naturaleza nos dan la bienvenida o tal vez solo sea mí imaginación. Aparcado el coche, y con todo el equipo de investigación, nos adentramos en la planta baja. Su estado, como apuntaba al principio de este escrito es definible como agonizante, y se pueden escuchar las gotas de lluvia filtrándose por entre las ruinas.

Comenzamos con las fotos de rigor fotografiando con diferentes exposiciones, intentando captar la supuesta dama blanca o cualquier otra incidencia. En esos momento se nos viene a la mente otra de las leyendas macabras que han circulado en torno a este preventorio, que dice que había un horno crematorio usado para deshacerse de los cuerpos de los fallecidos, un tema muy controvertido y delicado y más aún por que nadie ha precisado la ubicación de tal supuesto horno crematorio. Yo estoy prácticamente convencido que se trata de una leyenda urbana más, de haber intentado dar más morbo al lugar con invenciones, aunque tampoco es descabellada tal idea, pues es posible que existiese en las inmediaciones de los terrenos próximos, pero seguramente no con tal finalidad macabra, sin duda una historia más de las que recaen sobre este lugar.

aigues_busot_pasillo

aigues_busot_sala1

aigues_busot_sala2

Maru va observando cada rincón y cada estancia de este preventorio con sensaciones que oscilan de más a menos y viceversa hasta que por fin se posiciona en una de las habitaciones, se relaja y comienza la conexión en total silencio, tan solo roto ocasionalmente por el ruido de las goteras. Pero la conexión es mínima, no como en ocasiones anteriores, y de nuevo busca una nueva ubicación, pero la situación se repite sin lograr aquellas conexiones que prácticamente venían solas en sus últimas visitas. La duda se asienta en Maru y crece el desconcierto, tan solo momentáneamente parece percatarse de “algo”, pero que parece esquivarla.

Aun cuando no me considero sensitivo, y con la experiencia que me ha dado el visitar varios enclaves similares, me siento observado, algo parece venir para después marchar, una sensación que no puedo explicar, pero que parece similar a la que otros investigadores han tenido aquí. Hay momento en que la cámara falla, no dispara, aun cuando el enfoque es ayudado por los potentes infrarrojos del flash externo, las baterías se agotan, sobre todo la de la grabadora de audio y las de la cámara de vídeo que va registrando cuanto sucede, con grabaciones intercaladas con visión normal e infrarroja. Tales mal funciones y descargas son achacadas a lo que sea que habita en este lugar. La propia linterna con pilas normales también es presa de una descarga anormal y rápida. Mi temor es que se agotasen todas las baterías de repuesto y los registros quedasen incompletos, cosa que inevitablemente sucedió.

Sin embargo, lugar tras lugar, elegidos por Maru, no provocan grandes conexiones. Puntualmente advierte de “algo” que aun queda, pero no con “buenas intenciones” (Insistió en que tales apreciaciones serán subjetivas para muchos y por supuesto de respetable opinión).

Ambos nos preguntamos el por que de unas sensaciones tan grandes en visitas anteriores y escasas en esta ocasión. La respuesta parece obvia, la limpieza o ayuda a marchar de quienes de alguna manera quedaron atrapados en el lugar dio resultado y la conexión falla, pues ya no hay tanto con que conectar, pero aun así Maru se percata de que aun quedan…

aigues_busot_sala3

Hay quienes apuntan que como puede Maru primero decir que hizo limpieza y luego percatarse de que aun quedaban, que si limpió el lugar como es posible que ahora vuelvan a estar, que parece una incongruencia, la respuesta sin embargo es sencilla: Maru conecta con lo que quiera que habita en la quinta dimensión (actualmente estudiándose en el CERN con metodología científica), y tal dimensión no se rige al igual que la nuestra, no tiene por que estar presa de un ancho, un fondo y un alto y mucho menos por la dimensión temporal que nos afecta a nosotros, lo que es un espacio delimitado, como pueden ser los metros del preventorio en nuestra realidad, no tiene por que ser el mismo espacio en la quinta dimensión, puede que ni siquiera exista el espacio y se trate de toda una serie de concepciones no definibles con nuestros conocimientos actuales. Quienes habitan y donde están son términos muy relativos, por lo que aun limpiando un espacio delimitado en nuestra realidad, este no se corresponde con el mismo espacio en la quinta dimensión.

Pero de lo que nos percatamos, y parece innegable, es que ahora hay menos “almas”, o como les queramos llamar, las cuales estaban prisioneras de alguna manera en este preventorio fantasmal.

aigues_busot_indic

Me pregunto si también las condiciones climáticas influyeron aquel día, tal vez la lluvia afecte de alguna manera. Nos marchamos, pensando en volver, pues algo nos atrae, algo nos llama, tal vez en una próxima ocasión nuestras vivencias sean totalmente diferentes.. O… puede que no…

Ciertamente un lugar que atrapa, un lugar de misterio.

 

Publicado por el día 09/05/2013 | 1 comentario

 



 

 





Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.