Si existe un lugar que en los últimos meses me haya llamado la atención de forma especial, este es sin duda el abandonado psiquiátrico de Cheste, cerca de Valencia

Como resulta común, este enclave ha sido vandalizado por cuantos encuentran placer en destrozar, aunque reconozco que determinados graffiti en ocasiones son muy peculiares.

Todo cuanto rodea a este vetusto centro es misterio, no solo los supuestos fenómenos que se comentan y que algunos aseguran haber vivido, como escuchar voces y llantos de niños, presencias y sombras y todo un seguido de fenómenos que no siempre quien los vive está dispuesto a contar.

Podemos intentar buscar explicación a cuanto de forma paranormal sucede en estos y otros enclaves, incluso en domicilios particulares, sin embargo la ciencia común aún no puede y por ello aparta y en ocasiones ridiculiza cuanto no sabe explicar, pero con la mirada puesta en la física cuántica, la cual se basa en probabilidades es posible que se comiencen a encontrar explicaciones a determinados fenómenos aun cuando sea en teoría.

xeste_dia

xeste_fran_recio

Este es el tercer escrito acerca de un lugar que me ha cautivado. Sus paredes, pasillos y un interior más que tétrico no son del todo el desencadenante de mi pasión, seguramente estriba en quien me enseñó el lugar, pues aunque a muchos no guste o simplemente no quieran aceptarlo, nuestra mente juega un papel crucial en el fenómeno paranormal, y aunque esta no sea el origen de lo paranormal, muy bien puede ser el potenciador y muy seguramente la vía de conexión e interruptor que abra la puerta a otras realidades que, aun no siendo percibidas por nuestros sentidos comunes, no por ello dejan de ser reales y “normales”.

Hoy resumiré vivencias y experiencias, no pretendiendo sentar cátedra y mucho menos pretender que el negador me crea, simplemente hacer una exposición una vez he vuelto de una tercera visita a este impresionante lugar.

xeste_dependencia

Existe muy poca documentación al respecto de las actividades y sucesos acaecidos en este lugar, lo cual no deja ya de ser un misterio en si. Las hemerotecas virtuales y noticias de prensa parecen haber enmudecido las noticias al respecto de un lugar, en el que se sabe, hubo sucesos trágicos.

En una segunda fase se pretende construir un psiquiátrico igual al ya edificado, pero una vez terminada la construcción de la estructura de hormigón, la cual se puede ver anexa, esta se abandona sin tener en cuenta los costes de construcción y, existen testimonios, quienes no quieren salir a la luz, que aseguran haber escuchado llantos de niños (recordar que este psiquiátrico fue en gran parte infantil durante su funcionamiento), y también se asegura que se presenciaron sombras corretear por el interior cuando este centro ya no estaba activo.

Estructura del nuevo psiquiátrico

Registros psicofónicos han dado sus frutos, y los tonos, timbres y modulaciones de las psicofonías son de carácter muy especial y análogas a otras captadas en lugares similares.

Un incendio provocado, y el cual se sabe a ciencia cierta que ocurrió, acabó con la vida de varios niños internados. Este incendio fue provocado por una mujer internada, pero no hay referencias al suceso, como si se haya querido cubrir la historia de este lugar con un velo no traslúcido y de alguna manera enterrar su historia.

xeste_escrito

Los sucesos emotivos y especialmente trágicos son tema e historia común en este enclave, la teoría de las impregnaciones adquiere un sentido muy especial aquí.

Las experiencias cercanas a la muerte así como determinadas filosofías o posibles realidades filosóficas, aseguran que quienes fallecen, antes de acceder al nivel que les corresponda, pasan por una interfase, una especie de dimensión entre esta y allá donde van, y no pocos quedan atrapados en esta interfase, la cual bajo determinadas condiciones, como por ejemplo la interactuación de una psíquica o sensitiva, se puede establecer una vía de comunicación o propiciar determinadas manifestaciones. Por lo tanto, cabe la posibilidad de que este lugar este lleno de estas “almas”, quienes en vida pasaron tanto tiempo en el psiquiátrico y que de alguna manera y aun habiendo traspasado el umbral de la muerte, aun lo siguen viendo como su “casa”.

La emotividad que parece plasmada entre las paredes de este psiquiátrico, parece mostrar una cierta inteligencia, pero para ello es necesario la interactuación de la mente, la aparatología tan solo puede mostrar ápices de una numerosa fenomenología.

No obstante algo parece inundar el ambiente interno, lo cual carece de esa supuesta inteligencia que mencionaba anteriormente, y parecen ser impregnaciones que son captadas por la sensibilidad de nuestra mente.

Por descontado la sugestión adquiere una connotación especial, es muy posible que gran parte de las sensaciones que se viven en este enclave sean producidas por lo tétrico del enclave, que invita a sentir. No obstante, tales sensaciones, en nuestro caso, no son análogas en unas dependencias que en otras, y no se siente más en lo más tétrico. Particularmente, hemos sentido más en un lugar abierto, lo cual no es común si nos referimos al tema de la sugestión.

La investigación mediante la interactuación de Maru, sensitiva, ha dado un vuelco a mis concepciones sobre investigación paranormal. Es posible que ella sea capaz de presentir y sentir más en este enclave que en otros lugares, o tal vez su rango de percepción coincida más con lo que se manifiesta aquí que en otros lugares. Hay que recordar que todos los sensitivos no sienten de la misma manera, y algunos pueden percibir unas determinadas frecuencias de realidad, diferente de la que otro sensitivo pueda percibir. En una ocasión fui testigo de extraños ruidos escuchados en directo y no en forma psicofónica, sonidos estridentes y metálicos, los cuales no pudimos ubicar su procedencia.

xeste_sensitiva

xeste_niebla

Hablando de sensaciones, parece común que nuestro organismo reacciona con dolor de cabeza, mal estar general o náuseas cuando percibe lo “desconocido”, aunque estas sensaciones pueden variar de una persona a otra.

Personalmente hemos vivido estos malestares en nuestro propio organismo, un mal estar que por otra parte cesa prácticamente de inmediato una vez salimos del lugar.

Es común sentirse observado, como si algo desconocido te vigilase. Parece existir una dualidad, dos tipos diferentes de, digamos “energías” o “entes” o como nos guste llamarlo, que se manifiestan en este lugar, unas de tez oscura y otras blanquecinas, lo cual no es sinónimo de buenas y malas, si no de diferentes vibraciones.

xeste_pasillos

Los lugares más idóneos para la comunicación con lo que quiera se esté manifestando en este lugar, son el patio, en donde un imponente árbol es testigo mudo de cuanto ha acontecido en el lugar y un patio anexo Sin embargo, algo parece variar de ubicación, algo parece “jugar” con el visitante, por lo cual animo a quien se decida a visitar el psiquiátrico, que cuando tenga “sensaciones” realice fotografías, una tras otra, cuantas más mejor, pues “ellos”, estas manifestaciones, es posible que comentan errores y en alguna de estas instantáneas se muestren. A tal respecto hay quienes aseguran que no, que cuando aparecen en vídeo o fotografía es por que así lo pretenden, sea como sea es posible llevarse “sorpresas” en forma de vídeo o foto.

Es posible llegar a sentir presiones, rozaduras, como si alguien tocase al visitante o al investigador, nuestros ojos pueden llegar a percibir movimientos extraños, sombras deambulantes, como errantes, cruzando los pasillos y adentrándose en las diferentes estancias, y es que lo espiritual a veces se manifiesta en lo físico.

 

 

xeste_fran_recio_0
xeste_ninos

Me preguntaron por qué después de tanto tiempo abandonado aun se siguen produciendo manifestaciones, y de ser verdad que algunas almas han quedado como atrapadas en este lugar, por qué no se han marchado a donde les toque estar. Pues el tema, al menos en teoría parece sencillo. Nosotros vivimos en tres dimensiones, la cuarta es el tiempo, pero en esa otra realidad lo más probable es que no afecte la dimensión temporal, algo difícil de entender para quienes lo medimos todo y para quienes estamos atrapados en un tiempo finito, pero seguramente esa “otra realidad” carece de relojes y de sumisiones temporales.

Es tal mi devoción por este enclave y por cuanto me ha enseñado y mostrado Maru, a quien desde aquí quiero mostrar mi más inmensa gratitud, que ya sueño con volver, y al fin y al cabo tampoco está tan lejos de mí. Puedo asegurar que trabajar, experimentar con una verdadera sensitiva es emocionante, aunque también he de reconocer que nos plantea nuevas preguntas, cuestiones que por otra parte, posiblemente en un futuro, esperemos no demasiado lejano, obtengamos respuestas por parte de la ciencia, seguramente basada en la física cuántica, probabilidades de que lo “absurdo” se plasme y manifieste en nuestra realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*