Abril de 1854, Mengollo, una pequeña aldea asturiana. El cura de la comarca visita el pueblo tras unos meses de aislamiento debido a las nieves. Tras abrirse paso entre los últimos restos del invierno, descubre algo impresionante y que pasará a la historia como uno de los mayores misterios asturianos y españoles

Leyenda

casares

El párroco descubrió estupefacto como todos los habitantes del pueblo habían fallecido en extrañas circunstancias. La teoría que se barajó en su momento es que el pan que consumieron estaba envenenado. No obstante, es tan solo la teoría que más sentido tiene, pero no la exacta, pues la mayoría de los cuerpos presentaban posturas y expresiones de auténtica angustia: Algunos abrazados a los santos de la iglesia, niños abrazados a sus madres, tal como si la muerte hubiese llegado de repente. En el cercano pueblo de Villagondu se conserva a día de hoy la panera. Mengollo, por orden de los gobernantes de la zona, fue quemado y derruido y sus cadáveres enterrados en una fosa común y, hasta hace poco, ningún pastor aproximaba a sus animales a los pastos de la zona. Actualmente quedan 3 casas en ruinas y algunas edificaciones auxiliares.

Cómo llegar

La población más cercana, Casares, es nuestro punto de referencia donde preguntaremos como llegar a lo que era el pueblo de Mengollo.

Peligrosidad

Nula.

¿Dónde dormir?

Por 54 € la noche en habitación doble, y a 7 km de Casares, en Cangas de Narcea, podemos alojarnos en el hotel Peñagrande.