En plena Plaza de Oriente, cercano a diversos lugares de interés turísticos -y misteriosos-, se alza el majestuoso Palacio Real, adyacente a la Catedral de La Almudena y escoltado por el Campo del Moro, donde según algunos Guardias Civiles que allí estuvieron destinados para proteger las instalaciones, escucharon voces en sus rondas y algunos lo atribuyen a las propias estatuas del jardín

Leyenda

Muchos obreros murieron durante la construcción del Alcazar -el edificio desde el cual se erige tras un incendio en el s. XVIII el Palacio Real-, y es que se dice que en el terreno donde se estaba construyendo habitaban duendes y hadas, y que estos habían turbado su paz. Durante la construcción del Palacio también hubo rumores de fantasmas debido al fallecimiento de diversos obreros, por lo que el Rey Felipe V decidió mandar realizar un exorcismo en sus instalaciones.

Las estatuas que se encuentran en el Palacio de Oriente -y parte en El Retiro- fueron originalmente colocadas en las cornisas del palacio, pero un sueño que tuvo la Reina Isabel de Farnesio en el cual veía como un terrible terremoto asolaba Madrid y estas caían hicieron con que esta ordenase colocarlas a nivel del suelo en diferentes emplazamientos.

La leyenda dice que una de las cabezas que adornan la fachada representa al arquitecto, Filippo Juvara, al que el Rey ordenó sacar los ojos, cortar la lengua y los brazos para que no pudiese reproducir nuevamente una obra semejante o mejor. Dicen que, debido a esto, se escuchan los gritos de noche del arquitecto como venganza.

Asimismo, agentes de la Guardia Civil han podido ratificar dichos fenómenos de forma puntual.

Palacio Real de Madrid

Cómo llegar

Peligrosidad

Nula. El palacio se puede visitar dentro de los horarios establecidos.

¿Dónde alojarse?

Cerca del Palacio Real podemos alojarnos en la Casa de Huéspedes Sonne, que ofertan la noche en habitación doble por 35 €.