Todo sucedió hace setenta y un años. Una voz que surge de una hornilla, una familia aterrorizada, y toda una Zaragoza asustada e intrigada a partes iguales. El suceso marcó una época y el edificio queda bautizado desde entonces, con letras doradas, como “Edificio Duende

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito originalmente el día 10 de mayo de 2005 por Ángel Briongos Martínez.

1

Una fría noche de Septiembre

Viajamos al 27 de Septiembre de 1934. Viajamos a Zaragoza, concretamente a la calle Gascón de Gotor, número 2.

Nos encontramos ante un edificio alto, de cuatro pisos, haciendo esquina. La noche comienza a cubrir la ciudad y las farolas comienzan a encenderse poco a poco desde la lejanía. El día es frío y decidimos resguardarnos en el portal del edificio para después comenzar a subir poco a poco hacia el segundo piso.

Abrimos la puerta y entramos en la morada. Nos dirigimos hacia la cocina, lugar donde esta misma noche comienzan a sucederse los hechos. Allí encontramos a Pascuala Alcocer, criada de la familia Grijalba, que se encuentra terminando de fregar una alta pila de platos. El reloj marca pasada la medianoche, y sudorosa, seca su frente con el brazo. Dispuesta a acostarse, podemos verla apagar la luz tras pasar a nuestro lado. Ahora la casa queda sumida en un silencio estremecedor. Sin embargo, antes de que Pascuala cierre la puerta de la cocina, alguien habla desde dentro. Alguien que la llama por su nombre, y después estalla en una carcajada.

Pascuala, aterrada, corre a la habitación del matrimonio para pedir ayuda mientras nosotros quedamos aún a oscuras en mitad de la cocina escuchando a nuestra espalda la risa de ese enigmático personaje.

Intentando explicar el hecho con el cansancio de Pascuala, nadie le dio más importancia al hecho. Sin embargo, aquel macabro juego tan solo estaba en proceso de gestación.

3

Días más tarde

El fenómeno comenzó a crecer poco a poco a partir del 15 de Noviembre. Risotadas en el rellano e insultos que salían de la hornilla.

Entre los días 20 y 23 de este mismo mes los agentes de seguridad realizaron varios registros en el edificio obteniendo nulos resultados. Ningún signo que diera indicios de tomadura de pelo o de fraude.

La noticia comenzaba a extenderse y aquello se empezaba a convertir en problema, ya que un gran número de gente se amontonaba frente al edificio alterando el orden público. La noticia era de tal magnitud que el 27 de Noviembre la prensa americana se hacía eco de ella en un artículo publicado en “The times”.

Las brigadas municipales recibieron la noticia de levantar el suelo de la cocina del inmueble y buscar posibles mecanismos ocultos que produjeran esa extraña voz que estaba revolucionando a toda Zaragoza. Y esta vez los resultados volvieron a ser nulos.

Conversaciones con “el duende”

Al principio tan solo eran risotadas y carcajadas. Pero con el tiempo el duende de la hornilla comenzó a utilizar insultos e incluso en ocasiones se pudo establecer una conversación con él.

2La policía toma cartas en el asunto

“¡Ya estoy aquí, cobardes!”, “¡Largaros, cabrones!”

Lo más peculiar eran las conversaciones, como por ejemplo esta que mantuvo con dos miembros del orden:

Policía: ¿Quién eres? ¿Por qué haces esto? ¿Quieres dinero?
Duende: No
Policía: ¿Quieres trabajo?
Duende: No
Policía: ¿Pues que quieres, hombre?
Duende: Nada. No soy hombre.

En otras ocasiones las palabras fueron mayores y se produjeron incluso amenazas de muerte.

El final del duende

Tras el veredicto de dos jueces la respuesta fue la misma. El “duende” se debía a un fenómeno psíquico que se producía tan solo en determinadas ocasiones. Todo estaba aclarado según el juez. Sin embargo, el mayor problema aún seguía en pie: El duende no se había marchado.

Sin embargo, el caso debía de ser cerrado rápidamente para devolver el orden a la ciudad.

El informe forense apuntó a Pascuala Alcocer como responsable de la voz de la hornilla a pesar de que esta también se manifestara incluso cuando ella no estaba en casa.

Pascuala fue desterrada a su ciudad natal.

Y una fría noche de Diciembre de 1934, el duende desapareció dejando un mensaje aterrador: “¡Voy a matar a todos los habitantes de esta maldita casa, cobardes!”.

La noche en la que el duende se marchó, murió en el barrio vecino Asunción Jiménez, tras realizar una sesión de espiritismo. ¿Casualidad o la promesa del duende se había hecho real?

Nadie tiene la respuesta, pero lo cierto es que setenta y un años son pocos años para olvidar un caso de semejante calibre. Pocos son los que olvidaron y muchas las referencias que pueden encontrarse en Zaragoza con respecto a este hecho: El duende de la hornilla.

Contenidos extra (05/03/2015)

Vídeo sobre el Duende de la Hornilla

Mapa de la localización del inmueble

En España, el primer caso documentado de “duendes” se registró en Valencia en el año 1915. Puedes consultar información sobre el caso aquí.

33 comentarios en “El duende de Zaragoza”

  1. fue un caso muy sonado en zaragoza, desde luego que ha quedado sin explicacion, para noa tu perro estaba soñando y suelen soñar que corren o cazan asi que muchas veces mueven las patas las orejas tiemblan etc

  2. Es la historia que mas me ha impactado, no puedo decirlo con palabras. Siempre he pensado que en mi casa ocurría algo, un dia estaba escuchando musica en mi casa, sola con mi perro, el estaba dormido y empezó a mover las patas y las orejas. Puedo decir que estoy un poco obsesionada con estas cosas desde pequeña y si alguien ve mi comentario me gustaria saber porque hizo eso mi perro.

  3. corroboro la informacion de drakkather, NO ES PASCUALA ALCOCER, ES PASCUALA ALCOBER, y jamas fue desterrada, no se que invento es ese, siempre vivió en Zaragoza hasta que falleció hace pocos años. Por favor, corrijan esos errores garrafales.

  4. Hola soy de Zaragoza y nací en el 45, yo estube en esa casa con la presencia de la policia de espectador, esa conversación entre el policia y el supuesto “Duende” la escuche yo junto a otros testigos que estabamos alado del policia como espectadores. Esa conversación entre un ser no visible que parecia que salia de un horno fue una cosa muy impactante, era una voz masculina que cambiaba a femenina, era ronca y espantosa.. yo estaba muy asustado ya que tenia poca edad, y el policia aquel estaba tranquilo (algo que me inquieto mucho) me acuerdo que mientras se producia esta conversación el Policia aquel dio 3 golpes sobre el Horno para ver si el Sonido se distosionara y de verdad la voz venía de ahí.. por lo que la voz no se distorsiono, parecia que la voz estubiera detras de la pared del Horno, una pared que detras de ella había un pasillo amplio, el policia se desplazo a la pared y el supuesto Duende dejo de hablar, era una pared no muy gruesa, pero con una cierta particualidad que me llamo la atención, era la unica pared en la que había grietas.. ¿Porqué grietas? Es imposible que una persona quepa en una pared tan fina, ademas esa pared se analizo si no mal lo rcuerdo.. esa casa me trasmitia algo, una sensación muy dificil de explicar y de describir, una fuerza o algo había en esa casa.

    ¿Qué pudo ser eso?

    a) Radiofrecuencias, dispositivos de audio.. a proposito para ganar espectaculo, y no entre la familia si no entre gente importante.

    b)Fantasmas.

    c)Un duende.

    D)Ovnis.

    E)Kalvillo.

    F)Magia.

  5. Nací en el 52. En el año 60 iba a la casa del doctor Lapuente que vivía en aquel domicilio, con su hijo, compañero de clase y algo retrasado mental pero buen chico e inteligente. Por aquel entonces desconocía el caso y ambos, inocentemente, pasábamos muchos ratos arriba en los trasteros (por cierto sin puertas) jugando. Realmente era un edificio “diferente” que emanaba cierta sensación de misterio.
    Nunca oí ninguna palabra del duende, pero ahora puedo llegar a creer que una fuerza del mal habitaba allí, por algo que no puedo contar por ser muy fuerte.
    Hace años se derribó el edificio y se construyeron nuevas edificaciones. Si me gustaría saber si alguno de sus moradores podrían contar algo, vamos a decir, “diferente”, y aquí incluyo percepciones y comportamientos “gruesos”.

  6. segun lo que descubri dicen que el dunede murio en el edificio pero no, se fue a otra casa pero muy fuera de zaragoza y esta en una casa en un pueblo

  7. Por favor, corrijan, Pascuala Alcober, no Alcocer. Y jamas fue desterrada de Zaragoza. Murio hace unos pocos años en Zaragoza.

  8. Para los exorcistas y demonólogos existe una posible (para mí más que probable) explicación al fenómeno: una manifestación diabólica. Cuando se abre una puerta, por ej. mediante el espiritismo, las casas suelen quedar como "infestadas". Y estamos hablando de una época (1934) de persecución religiosa muy dura y de apostasía y lo que suele acompañar a ésta: una superstición a favor de prácticas ocultistas. Todo ello (la persecución y las prácticas espiritistas) son el caldo de cultivo para estas infestaciones diabólicas. Es verdad que el Demonio puede mentir, pero a veces dice la verdad. Cuando a la pregunta de un policía contesta: "no soy hombre", puede estar diciendo la verdad. El carácter burlón y amenazador son rasgos propios también del Demonio mostrados en muchos exorcismos.

  9. Aunque el tema es inquietante no cabe duda de que tiene cierto tono gracioso. Un duende dentro de una hornilla que se mete con las barbas de la gente que entra en la cocina, que se queja, se enfada, etc… jejeje

  10. Soy peruano, asi que no se mucho del tema. Pero ¿Alguien me podría decir porque suponene que fue un duende? ¿Porqué no suponen que fue un fantasma o algun otro espectro?

  11. Hola, este caso es uno de los que mas me llamo la atencion lo descubri con el programa de television ´´Otra realidad´´ , y luego lo escuche en ´´milenio 3´´ .

    es impresionante

  12. Ya que últimamente parece que se está poniendo de moda llevar a la pantalla casos reales de exorcismos, casas encantadas, asesinos en serie,etc. podrían hacer una adaptación de este suceso e indagar en él, pues creo que este caso (ni casos similares) se han abordado cinematográficamente en nuestro país.

  13. Yo ví este caso en cuarto milenio me parece que se llama el programa y la verdad es q me dejo intrigada, aunque tambien reconozco que soy un poco obsesionada cob estos temas, sera por que me han sucedido algunoas cosas un poco extrañas.

  14. Un caso ciertamente inquietante, de hecho esta misma noche soñé con él…Pero sinceramente no creo que hoy en día un caso como este tuviese la repercusión que tuvo en su momento. Hay que tener en cuenta que han pasado muuuchos años y que apenas contamos con datos fiables d elo que sucedió y quizá si lo viésemos objetivamente tal y como sucedió no lo encontraríamos tan impactante, quién sabe… De todas maneras interesante. Saludos.

  15. Lei sobre este caso en otros libros y me parecio interesante, pero al mismo tiempo un poco aterrador, pero me gusta y, por eso la tengo tengo en cuenta para cuando mis primos me piden una historia de terror!

  16. Seguro que será interesantísimo. Son los temas más popularizados últimamente.
    Pues a esperar a esos artículos se ha dicho, valdrán la pena.
    Un abrazo,
    Javi.

  17. Amiga Selenita:

    Estamos preparando un especial del Cortijo Jurado y Otro de Belmez, serán varios artículos, pronto aqui.

  18. Razones, espero que disculpes el error. Efectivamente se trata de un rotativo británico.
    He de decir que el caso también apareció en prensa nacional, como “La nación” o “Crónica”.
    Gracias por quedarte solo con el error. Siempre se aprende algo nuevo, y hoy lo he hecho, pero no me refiero a que el periódico “The times” sea británico, jeje. Cosas más importantes.
    Pablo, llevas razón, el caso es totalmente desconcertante, y aun hoy, tantos años después nadie ha conseguido darle explicación. Me atrevo a decir que el tema queda ya casi zanjado e intenta ser olvidado.
    Un abrazo,
    Javi.

  19. ¿A qué “The Times” te refieres? Porque “The Times” a secas es un periódico británico, no americano 😉

  20. Ciertamente he de decir que me quito el sombrero ante tan impresionante caso, pues es uno de los pocos donde CIERTAMENTE nadie, absolutamente nadie encontró una explicación viable.

  21. Sí, se dieron otros casos imilares, pero este causó una especial inquietud y la noticia llegó a los periodicos. Interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*