La hipnosis es uno de los campos imprescindibles de conocer para el investigador en parapsicología, ya que mediante esta técnica es posible la reprogramación de determinados patrones mentales que en ocasiones pueden dar origen a fenómenos paranormales

Por tanto la hipnosis sería la programación de patrones automáticos de comportamiento que se almacenan en el subconsciente y que se basa en la sugestión.

Los seres humanos tenemos la capacidad innata de auto programarnos.

Para lograr la hipnosis se debe entretener la mente consciente para acceder a la mente subconsciente, recordemos que el subconsciente no es valorativo y recoge toda la información que le llega, no como el consciente que es discriminatorio.

Para eliminar una fobia o un mal hábito es preciso localizar el origen del trauma, que está almacenado en el inconsciente y luego programar convenientemente una descarga emotiva que elimine el origen del trauma o supuesto fenómeno.

Delante de una información agresiva o negativa para nosotros, nuestro subconsciente genera un mecanismo de defensa biológico procediendo al borrado de la información negativa de nuestro consciente, aunque cabe recordar que nuestra mente subconsciente es el archivo de nuestra memoria, en él se encuentra almacenado el “archivo de recuerdos” de toda nuestra vida.

Fenomenología paranormal: El problema llega cuando un trauma o una cuenta pendiente no resuelta, resulta en el detonante emotivo que provoca puntualmente un “estado modificado de conciencia” y se produce o genera algún tipo de fenomenología paranormal.

Soluciones: La solución pasaría por mediante la técnica de hipnosis penetrar en el origen del trauma para posteriormente programar a la persona para que elimine toda trascendencia o importancia emotiva, para ello nos podemos ayudar de sugestiones que ayudarán a la reprogramación.

La técnica de la Hipnosis: Se divide en tres fases

  • Acondicionamiento y relajación.
  • La Inducción.
  • La hipnosis, esta a su vez se divide en tres grados:

Acondicionamiento y relajación: Se trata de preparar a la persona para que baje sus “defensas” y conseguir así su confianza, es importante no mostrar inseguridad ni nerviosismo, para ello se habla a la persona de forma clara y pausada, se procede a que la persona relaje todas y cada una de las partes de su cuerpo, posteriormente se hace sentir cada parte del cuerpo mencionada, se procede a la visualización de un color cálido y relajante que ayude a la persona en su relajación, se hace visualizar como este color, esta energía cálida, recorre todo el cuerpo.

(Una persona relajada debe tener siempre suelta y pesada cualquier parte del cuerpo).

La inducción: Es la técnica donde se mide la escala de sugestionabilidad.

Es muy importante la ambientación durante este proceso (música ambiental, iluminación, ect.)

Se procede a la rigidez del cuerpo y por lo tanto a la medición de la sugestionabilidad
(En personas muy sensibles es muy probable que pasen directamente del primer grado al tercer grado de hipnosis).

El péndulo, tan utilizado en sesiones de hipnosis no tiene otra finalidad que la de cansar la vista y distraer la mente consciente

La mecánica para la inducción simple seria empezar por ordenar cerrar los ojos, eliminar toda la tensión del cuerpo y dejar los brazos sueltos, posteriormente se pasaría al estado de rigidez.

La hipnosis: Existen tres grados diferenciados en el estado de hipnosis, se entiende por grados aquellos en que de forma efectiva se atienden ordenes inducidas por el hipnólogo. Es cuando ante cualquier sugerencia verbal se obtiene una respuesta de calidad, es decir, se obedecen las órdenes inducidas.

  • 1er Grado de hipnosis: Se sucede al final de la inducción, la persona experimenta un tono muscular agradable, en este primer grado se dan ordenes sencillas, órdenes que tengan que ver con su conducta, no se le dan órdenes que tengan que ver con el inconsciente.
  • 2do Grado de hipnosis: Es caracterizado por el estado de rigidez hasta llegar a un estado de máxima tensión y rigidez muscular en todo el cuerpo.
  • 3er Grado de hipnosis: Se pasa del estado de máxima rigidez al estado de absoluta flacidez y la persona hipnotizada ya puede abrir los ojos sin despertar, la persona ya puede experimentar alucinaciones inducidas por el hipnólogo.

Los problemas de los grados de hipnosis serían los siguientes

En el primer grado la persona es posible que despierte y salga del trance con facilidad, en el segundo grado puede suceder lo contrario, que la persona no salga o le cueste salir del trance (despertar), los problemas principales del tercer grado serian el tener cuidado de no alterar la estructura psicológica de la persona y en ocasiones se pueden dar explosiones de extrema emotividad.

Ricard Brú, en una sesión de hipnosis colectiva. (1er psimposium sobre misterios del más allá, celebrado en el Casal del Metge, Barcelona, año 1999)

Determinados hipnólogos creen en la posibilidad de que una persona pueda cometer actos criminales bajo la influencia de la sugestión, aunque otros como el caso de Delboeuf declaran que “el hipnotizado conserva una parte suficiente de inteligencia, razón y libertad, subrayando esta palabra, para defenderse y oponerse a realizar actos en oposición con su carácter y sus costumbres”.

Yo, como estudioso del tema así lo creo, y para corroborar esta teoría opté por dejar que me hipnotizaran, para ello me puse en manos del excelente hipnoterapeuta Joan Tintó, a quien debo parte de mis conocimientos sobre este tema, y la experiencia solo la puedo calificar como “extraordinaria y muy positiva” y, ciertamente, y aún estando en estado de hipnosis, pude comprobar como no perdía la totalidad de mi poder de decisión, como no perdía totalmente la consciencia.

Este artículo es tan solo un prólogo acerca del tema de la hipnosis, en una segunda parte, entraré a abordar el tema de los exorcismos y la hipnosis y el tema tan sugerente como es la regresión hipnótica a supuestas vidas pasadas.

Vídeo sobre la historia de la hipnosis

¿Deseas aprender hipnosis de una forma seria y científica?

Mundo Parapsicológico ofrece cursos de hipnosis intensivos en España bajo demanda (En Madrid a partir de 1 alumno y fuera de Madrid a partir de 4) de la mano del enfermero y antropólogo José Antonio Plaza. Si desea ampliar información sobre el mismo puede contactarnos en mundoparapsicologico@gmail.com y le responderemos a la mayor brevedad.

Debemos hacer hincapié en que nuestros cursos están enfocados a la hipnosis clínica y con los máximos estándares para que el alumno tenga una enseñanza de calidad y práctica desde el primer momento.

También podemos ofrecer cursos de hipnosis de salón (enfocada a espectáculos) si es deseo del/los alumno/os. Consúltenos.

5 comentarios en “Hipnosis”

  1. TENGO UNA FOBIA Y QUISIERA SABER SI UN HIPNOLOGO PUEDE AYUDARME CON SOLO UNA SESION.ACTUALMENTE ME TRATA UN PSICOLOGO QUE UTILIZA EMDR PERO ME RESULTA MUY CARO Y NO VEO RESULTADOS…

  2. quisiera saber si hay alguien que le haya pasado lo mismo que a mi, ya que no entiendo,,,asisti a un evento de hipnosis y de 5 personas yo sola fui a la que no me pudieron hacer la regrecion, tampoco me dieron ninguna explicacion solo quedaron en llamarme proximamente ya que fui voluntaria e invitada al programa de esto hace 4 años y todavia espero esa llamada, pero sigo interesada en encontrar a la persona apropiada para hacerlo gracias

Deja un comentario