Cogiendo la carretera comarcal que va desde La Roca a Orrius, de repente nos encontramos con un denso bosque, y entre su espesa vegetación nos encontramos con enigmáticas figuras talladas en piedra. Un lugar donde vivieron nuestros ancestros, construcciones megalíticas son buena prueba de ello. Tal vez un bosque encantado, lleno de duendes y traviesos trasgos, un bosque en donde habita el misterio…

Nuestra expedición estaría llena de sorpresas, nada más dejar la carretera comarcal y aparcar el vehículo a la entrada ya pudimos observar un elefante en piedra tallado, de gran belleza sin duda.

Orrius_1.jpg
Un enigmático elefante tallado en piedra mira hacia el camino. En él, una extraña inscripción: “Fecit I fossas A gomez“, tal vez el sello de su autor

Justo al comienzo de un sendero otra imagen nos sorprendería, un perfil humano tallado en una piedra, con la mirada perdida en algún punto de la inmensidad del cielo, como especie de conocedor y guardián de algún secreto y visiblemente deteriorado por la erosión del paso del tiempo, en el lado opuesto de esta roca de perfil humano otra talla, esta vez la de un moai.

orrius_2.jpg
Un rostro humano, con la mirada fija en algún punto del cielo

orrius_3.jpg
En la parte opuesta de la roca, otra enigmática talla, la imagen de un moai. Imágenes posiblemente conocedoras de algún secreto y guardianas de él

Pero todo en torno a estas figuras es un enigma. Al parecer, y según determinadas informaciones, los dueños de la finca mandaron esculpir el moai, pero todo en torno a este tema es mutismo, por que un elefante… ¿Alguna relación con lo sagrado de la India? ¿Por qué un moai? Tal vez alguna relación con el misterio de Pascua y… ¿Por qué el perfil humano? Tantas preguntas han de tener forzosamente una respuesta, pero de momento tan solo tenemos el enigma.

Ante la belleza de esta escultura no pude reprimir mi deseo de fotografiarme junto a ella. Desde luego es un lugar idóneo para la recarga de energías, como si “algo” especial nos inundase cuando uno se adentra en este bosque y es participe del misterio de sus esculturas.

orrius_4.jpg
Estas esculturas parecen tener vida, al igual que este bosque, al que desde luego le pega lo de “encantado” una energía especial parece envolvernos cuando nos adentramos en su misterio

El perfil humano esculpido en la roca está orientado hacia la Isla de Pascua y, si miramos desde la mirada del moai, en sentido opuesto también llegaríamos al ombligo del mundo, a esa isla perdida en ningún lugar y lejos de todos, a la Isla de Pascua.

Nos encontramos en un bosque de reuniones de nuestros antepasados, encontramos diferentes dólmenes como el de Can Ramírez, o el de Cellecs conocido también como “Cova dels moros”.

Podemos encontrar impresas en la vertical de una roca petrificadas las huellas de un oso y otras extrañas figuras de animales que nos recuerdan a un pez, posiblemente un besugo o la de una rana, como si de una especie de zoológico se tratase. Tal vez en su origen estas esculturas estuvieran más dibujadas, pero el paso del tiempo y su erosión nos han dejado lo que podemos observar en la actualidad, y es precisamente la erosión lo que nos determina que no todas las tallas en piedra son de la misma época, ya que no todas muestran el mismo deterioro del paso del tiempo. Con el paso del tiempo, la roca del elefante o del moai tan solo serán reflejos de lo que en su día representaron.

Nosotros proseguimos nuestra investigación con los tres enigmas primeros de las tres tallas en roca. Continuando por un angosto sendero seríamos testigos de un frondoso bosque donde en gran parte de él la termita se había aposentado devastando gran número de árboles. Pronto nos encontraríamos ante otro enigma, ante “La Roca del Bandolero” o “Roca de las Cruces“, unas cruces talladas en la piedra nos llevan hasta un personaje catalán, un bandolero de leyenda, Perot, de la Roca-Guinarda. Este bandolero ya aparece en los escritos de El Quijote, también en Barcelona se conserva la calle que lleva su nombre, “calle de Perot lo lladre” (calle de Perot, el ladrón), un bandolero que se había hecho dueño del camino que unía Barcelona con Girona y en donde practicaba sus atracos, una especie de Robin Hood, que según se cuenta robaba a los ricos para dar a los pobres.

Según parece, o al menos así se ha transmitido de boca en boca, las cruces talladas en esta roca del bosque de Orrius fueron hechas por este bandolero quien por cada muerte tallaba una, desde luego una especie de romántico recuerdo.

orrius_5.jpgLas cruces talladas en la roca, según lo que se ha transmitido de boca en boca, obra del bandolero catalán Perot, una por cada muerte

Sin embargo, y a pesar de esta romántica historia, posiblemente verdad o tal vez no, cuando uno observa el paisaje, la distribución de determinadas rocas bien parece un lugar de ritos mágicos. No en vano algunos hablan de rocas de sacrificios, tal vez en un pasado este lugar fuese una especie de altar donde se oficiaban rituales mágicos y ofrendas, muy posiblemente sacrificios, y estas inscripciones pudieran haber formado parte del ritual.

orrius_6.jpg
Un bosque del todo enigmático, posiblemente escenario de ritos y sacrificios

Continuamos con nuestra expedición para posteriormente encontrarnos con la “pedra de les orenetes” (piedra de las golondrinas), al parecer por su semejanza a un nido, lugar de yacimientos arqueológicos íberos donde se encuentran pinturas en la piedra de la época, aunque lamentablemente estas inscripciones se encuentran en muy mal estado y tan solo son vestigios de lo que en su día fueron.

orrius_7.jpg
Pedra de les orenetes” (piedra de las golondrinas) donde se puede aun observar pinturas rupestres

A continuación nos encontramos con la “roca foredada” (roca agujereada), otro enigma más de este bosque, una roca como agujereada formando una cueva, una especie de habitáculo, cosa que no deja de ser curiosa. Cuando uno observa esta roca parece del todo hecha por la mano del hombre, pero un duro trabajo con a saber que finalidad.

Hasta aquí también han llegado las leyendas de seres elementales, leyendas de habitantes del bosque. Esta roca llamó especialmente nuestra atención, pudimos observar que en su interior el techo estaba como calcinado, desde luego en su interior se ha hecho fuego, posiblemente con fines ritualistas.

Decidimos llevar a cabo en su interior una experiencia psicofónica, pero el cielo amenazaba tormenta y apenas realizamos unas cuantas preguntas para ver si desde ese “otro lado” o tal vez alguna impregnación del bosque nos dejaría alguna inclusión psicofónica en nuestras grabadoras.

orrius_8.jpg
La pedra foredada” (piedra agujereada) otro enigma de este peculiar bosque

orrius_9.jpg
En el interior de esta roca decidimos llevar a cabo una improvisada experiencia psicofónica

La verdad es que al menos yo no esperaba obtener resultados con esta improvisada experiencia psicofónica, apenas unas preguntas sueltas bajo un cielo amenazante de lluvia.

Pero bien es cierto que poco sabemos de “ese otro lado” desde donde nos vienen las respuestas psicofónicas, y una voz no se hizo esperar para quedar registrada en la cinta magnética de una clásica mini grabadora analógica.

Justo en un momento en el que íbamos ha hacer una pausa en la grabación, una voz se registra diciendo: “Yo sigo hablando”. Como resulta bastante habitual en el fenómeno de la psicofonía, esta parece ser inteligente y nos sigue el hilo de la conversación y de nuestros actos.

orrius_10.jpg
Un bosque del todo enigmático, pero donde habita la energía de la naturaleza, donde uno se puede cargar de esa sabia de la madre naturaleza

Resulta todo extraño en este bosque, y las teorías sobre él y sus tallas en piedra también resultan de lo más variopintas. Se ha dicho de todo en torno a ellas, desde la mano extraterrestre hasta extrañas relaciones con la pirámide de Keops, pero tal vez solo ellas sean guardianas y conocedoras del secreto.

5 comentarios en “El bosque de Orrius”

  1. ¿Se sabe cuándo fueron hechas las tallas o inscripciones?
    He ido muchas veces a los bosques de Orrius pero nunca tuve la suerte de encontrar estas rocas, aunque todas las que vi en la zona tienen un halo de misterio.
    Gracias por la nota, a ver si con tu ayuda logro encontrarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*