Subscribe for notification
Categorías: Misterios

La estación de metro abandonada de Chamberí

La estación abandonada de Chamberí es una de las estaciones abandonadas más inquietantes que existen en la red de Metro de Madrid

Nota aclaratoria: El presente artículo fue escrito el día 7 de marzo de 2007 por Argentina Barbero.

Hace 37 años fue abandonada y aún hoy día sigue en boca de muchos.

Nos hemos puesto manos a la obra y hemos tratado de recopilar toda la información de la que seamos capaces, ya que carecemos de acceso al lugar porque está prohibido por Metro de Madrid.

Chamberí, la estación fantasma

¿Cuántos de nosotros no hemos intentado ver por el cristal del metro un atisbo de esta estación entre las estaciones de Iglesia y Bilbao?

Y es que no es para menos con el sinfín de oscuras leyendas que acompañan en su haber a esta estación madrileña.

Aún no habiendo acceso permitido al lugar, no entendemos cómo varios grupos de vándalos han destrozado gran parte de la estación… Así que entendemos que ni los guardas de seguridad se aventuran a deambular una noche por sus siniestros pasillos…

Actos vandálicos

Contó con gran auge en los inicios de la red de Metro, pero en el año 1966 se clausura y se precinta para el olvido.

La estación aún conserva todo el sabor de años pasados, grandes mosaicos de cerámica en suelos y paredes, restos de anuncios de la época…y el recuerdo de todo tipo de historias vividas se repiten en silencio a lo largo de los angostos pasillos….

La estación de Chamberí es obra del arquitecto Antonio Palacios y formaba parte de la primera línea de metro que se creó en 1919.

Esta línea (1) contaba con 3,48 kilómetros y llevaba de Sol a Cuatro Caminos pasando por Red de San Luis, Hospicio, Bilbao, Chamberí, Martínez campos y Ríos Rosas.

Su cercana ubicación entre Iglesia y Bilbao hizo que pronto se diesen cuenta del gasto inservible que producía la estación y por ello fue clausurada.

El 21 de Mayo de 1966, y casi sin previo aviso, las autoridades competentes clausuran la estación; este punto es especialmente inquietante.

Sin recoger absolutamente nada de la estación: Papeleras, asientos, carteles publicitarios, torniquetes, taquillas, cristaleras, etc…, procedieron a tapiar las entradas y enterrarla en el olvido de lo más recóndito del suburbano madrileño.

¿Por qué se procedió de esta manera? Este punto tan interesante causa estragos en la mente de cualquier interesado en la materia y nos formula la retórica pregunta… ¿Había sucedido “algo” en la estación para que se tapiara con tanta prisa sin ni siquiera recoger los enseres que podrían haber resultado útiles en otra estación?

Pensando en ello me hace recordar las historias de ciertos pueblos del mundo que desparecieron y abandonaron el lugar con lo puesto, sin recoger nada y huyendo despavoridos de algo.

Pero evidentemente, todo esto no son más que hipótesis de una mente efervescente de ideas paranormales…

Los que han tenido la ocasión y el privilegio de pasearse por sus instalaciones relatan lo mismo: Que reina un ambiente sepulcral sólo perturbado por el sonido de los cristales rotas al pisar.

En los últimos años, como hemos citado anteriormente, la estación ha sido profanada por salvajes grupúsculos de vándalos que han dejado los bonitos mosaicos, muebles, carteles y todo el ambiente de otra época reducido casi a escombros.

Con motivo de estas alteraciones, Ruiz Gallardón prometió restaurar los desperfectos de la vieja estación y habilitarla como museo para el disfrute de personas que desean penetrar en sus oscuros pasillos y para tantos aquellos que fueron transportados antaño desde su boca de metro hasta sus destinos cada día.

La vigilancia de la estación se ha intensificado pero aún así hay desaprensivos que arriesgan su vida por los raíles para acceder a la ella y marcar su territorio con una imborrable firma de spray superpuesta encima de los antiguos anuncios o de los ya casi inexistentes mosaicos.

Aún pueden observarse también los estragos del tiempo: Cabinas oxidadas, antiguos planos del metro y una densa capa de moho y humo que ha dejado una capa rojiza adherida a las paredes… casi parece como si las paredes sangraran.

Otro dato escalofriante vertido por los vigilantes es que ni siquiera han advertido la presencia de ratas ni ningún tipo de animal (incluidos insectos como arañas) y tampoco hay constancia de que haya ahora ningún indigente como mostraba la película de Fernando León de Aranoa “Barrio“.

Mendigos haberlos, los hubo hace tiempo, queda algún recuerdo por ahí tirado: Una botella de vino, un abrigo viejo, un par de zapatos…

Pero los vigilantes los echaron a todos y existe algún testimonio de los mendigos que allí pasaron sus noches para guarecerse del frío que relatan historias de oscuras presencias paseándose por túneles y galerías.

No sabemos si queda poco o mucho para que la estación fantasma sea acondicionada de nuevo para la presencia del público (en este caso como “estación museo”), pero estamos seguros de que existen lugares siniestros y cargados de energía que han de permanecer sepultados y descansando en paz.

NOTAS: Otro lugar cercano y abandonado es la sala de turbinas de la estación de Pacífico que también en un futuro será acondicionada para que la visite el público.

Cuando la estación de Chamberí se construyó se descubrió una cripta donde había numerosos monjes enterrados pertenecientes al Convento de la Merced, que se erigía en dicho lugar. La cripta quedó sepultada tras el derrumbamiento del Convento a principios del siglo XIX.

Vista de la superficie bajo la que está enterrada la estación

Se cuenta que los operarios no querían paralizar las obras y como no sabían que hacer con los restos los enterraron en los andenes de la estación de Chamberí.

Sin más que contar, dejo a vuestra mente que piense en que o quien puede estarse paseando en la oscuridad por los túneles de Chamberí mientras leéis este artículo…

Esta entrada fue modificada por última vez en 14/08/2015 20:39

Antiguos Colaboradores

En este apartado queremos reconocer la labor de los antiguos colaboradores que han aportado sus trabajos a Mundo Parapsicológico: Aída Molina Pallé. Ana Belén Sánchez. Anabel Reyes. Antonio Ceniza. Argentina Barbero. Ángel Briongos Martínez. Angel García. Angel Jorge Mínguez Peromarta (RIP). Antonio Ceniza. Antonio Luís Moyano. Cristian Puig Sanz. Daniel Hernández Mondurrey. Daniel Odriozola Navarro. David Madrazo. Enmanuelle Laínez. Francisco Javier Pérez. Francisco José Fernández García. Héctor Quiroz Aguilera. Javier Pérez Campos. Jessica Luque Camacho. José Antonio Roldán Sánchez. José Manuel Frías. José Navarro. Juan Angel Rubio. Juanca Romero Hasmen. Marc Riera Fort. María José Fernández. Mario Magaña. Mario Ortega. Marisol Roldán Sánchez. Miguel Ángel Segura. Minerva Casales Labrador (RIP). Nuno Alves. Óliver Fernández Avellaneda. Purificación García Martínez. Raúl Barranco García. Ruth Peinado. Vanesa Sánchez. Victor Martínez García.

Envía un comentario

Ver comentarios

  • Necesito información sobre esta estación, alguien podria ayudarme? y facilitarme información?

  • El convento de la Merced estaba en Tirso de Molina, y no se construyó sobre los monjes, sino que se pusieron en una sepultura detrás de una pared:

    http://1.bp.blogspot.com/_RQq1O5tSh9I/Su611iTC-sI/AAAAAAAAHg4/fVD0YIVVR1o/s1600-h/DSC08954.JPG

     Por otro lado, no hay que demostrar la NO existencia, sino que  los que afirman que hay fantasmas son los que tienen que probar su vericidad. La carga de la prueba la tiene el que hace la afirmación, esto es lógica para parvulitos. De la misma manera que si viene un tío diciendo que ha visto a los pitufos, es él el que tiene que demostrarlo, y no el resto los que tienen que demostrar que miente.

  • en todo caso lo que hace daño son dos cosas....la prepotencia de algunos como tu....y la MALA INTERPRETACION de programas como cuarto milenio....puede hacer que la gente vea cosas donde no las hay....que por otro lado.....tu estas seguro al 100% de que no hay fantasmas en esa estacion?por que?

    Esto no es el palacio de Linares....donde se demostro que todo era un montaje,por lo que como poco...hay que conceder el beneficio de la duda.... 

  • Hay que ver cómo sois los aprendices de Iker Jiménez, que veis fenómenos paranormales hasta en vuestra taza de sopinstant... Rozando a veces el ridículo o el disparate.
    En primer lugar, la estación fantasma de Chamberí tiene el ambiente sepulcral y el ambiente congelado en el tiempo de una tumba egipcia, en eso estamos de acuerdo... Pero de ahí a ponerse a especular que si la clausuraron dejando todo dentro fue debido a algún inquietante suceso, me parece ya buscarle pelos al huevo. La cerraron por poco práctica, nada más que por eso, y si se limitaron a tapiar los accesos fue porque se trataba de la solución más rápida y barata. ¿O qué pretendías, que la hubieran llenado con cemento? Menuda idiotez.
    Pasa lo mismo con lo de los vagabundos que pernoctaron alguna vez allí... Imagino que sí, que dormir en un sitio así, de atmósfera tétrica y silenciosa, lleno de sombras, pues podía disparar la imaginación y hacer ver y oír cosas que en realidad no había... Pero de ahí a propagar el bulo de que en ella hay o ha habido fantasmas... Donde sí los hay es en otras estaciones de metro de Madrid, y te puedo decir unas cuantas, ya que escribí un artículo hace años en Diario 16 sobre ello. Entre ellas, la de Tirso de Molina, que es la de la historia del convento que, loco por colgarle alguna etiqueta paranormal a la de Chamberí, has traspapelado. Lo del convento ocurrió al construir la estación de Tirso de Molina. El convento se situaba justo donde hoy se abre la plaza del mismo nombre, derribado con la Desamortización. Durante las obras del metro en los años 20, los obreros, excavando, descubrieron el osario de los monjes, lleno de restos y esqueletos.
    Por no paralizar las obras, simplemente construyeron encima, de modo que hoy día, cuando caminas por sus andenes, estás pisando, justo por debajo del suelo, la antigua cripta repleta de huesos de monjes.. Pero esto no es todo. Al poco de ser inaugurada, se escuchaban cantos gregorianos, lamentos... Y hay gente que afirma haber visto siluetas de monjes en horas tardías de la noche, hallándose ellos solos en los andenes... Esto ha pasado hasta hace poco. Últimamente, que yo sepa, no se han registrado casos.
    En fin, que no hay que dejarse llevar por la pasión de friki cazafantasmas e informarse mejor para poner los espectros donde corresponden. La estación fantasma de Chamberí, que pronto dejará de serlo, no alberga más fantasma que el del nombre.
    El resto son fantasías de mentes calenturientas. Hay que ver el daño que hacen programas como Cuarto Milenio...

Compartir
Publicado por
Antiguos Colaboradores
Etiquetas: Artículo

Entradas recientes

Presentir la muerte, ¿Es posible?

Son muchas las personas que afirman haber podido presentir la muerte de un ser querido…

hace % días

The hum, un sonido extraño

The Hum, o“El Zumbido” si lo traducimos al español, es un sonido extraño que se…

hace % días

El milagro que evitó la peste en Vargas, Cantabria

Entre 1503 y 1599 diferentes pestes asolaron la península ibérica y afectó a toda Cantabria…

hace % días

Los OVNIs y el Gobierno de España: Una relación estrecha

Después de años de trabajo investigando los OVNIs en España, era algo que muchos de…

hace % días

Los OVNIs visitan la Sierra Norte de Madrid

Hace apenas dos años Mundo Parapsicológico trasladó su pequeña redacción desde Madrid a un pequeño…

hace % días

Internet: Un invento desarrollado en la España franquista

Para que nuestros estimados lectores entiendan, internet, este gran invento que hace posible que usted…

hace % días