Magia Negra y Blanca, un mundo de matices grisaceos | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Misterios

Magia Negra y Blanca, un mundo de matices grisaceos

Como es normal tenemos tendencia a dar nombres a cuanto tenemos a nuestro alrededor, a todo lo que conocemos e incluso a lo que desconocemos o imaginamos

Es decisión de cada uno decidir si existe la magia o no, para mí, desde luego no hay duda ¿acaso hay algo más mágico que la propia vida?

Una persona que piense en el significado de la palabra “magia” es muy probable que al momento la relacione  con  agoreros, farsantes o tan solo con “algo” que pertenece a la propia credulidad de la gente, desde luego a nada real.

Si nos acercamos a una librería y ojeamos un ejemplar que hable sobre la magia, dada la cantidad de estos libros sobre esta temática, es muy posible que el primer libro que caiga en nuestras manos lleve como titulo algo similar a “magia casera” “sé tu propia bruja” etcétera. Etcétera… En una librería especializada el tema cambia y podemos encontrar otro tipo de libros, algunos asociados a la parte más oscura o supuestamente más oscura de la magia, pero antes de continuar debo aclarar que no es mí intención en manera alguna, crear escuela, o posicionarme por uno u otro tipo de magia, ni alentar a nadie hacia el lado “A” de la magia o hacía el lado “B”, una vez aclarado este importante punto, vemos en torno a la magia, diferentes tipos, pero que en realidad tan solo son porciones de una misma “cosa”.

1.jpg

En la religión cristiana, se hace una clara distinción entre el bien y el mal, sin embargo Lucifer era el ángel postrado a la diestra del “Señor” y aun cuando se desterrase a un incierto destino entre la humanidad, sigue siendo un ángel, reitero mis palabras anteriores, que no es mí intención el hacer apología del mal en absoluto, sin embargo, ¿que es el mal? A priori, parece que el mal es una idea humana, si retrocedemos en el tiempo, no demasiado atrás, observamos que el sexo se asociaba al diablo, lo cual desde luego no entiendo, incluso en nuestros día por ejemplo en el Tarot, la lámina que se asocia al sexo sigue siendo el diablo, aunque también la lámina número XIII, La Muerte, por estar asociada al signo astrológico capricornio, el cual también rige el sexo, hoy día vemos todo lo referente a lo sexual como algo normal y cotidiano, el dinero también se asocia en gran manera a esta misma carta del Diablo, y sin embargo en nuestros días nos es del todo necesario, en realidad para los tarotistas esotéricos, la carta del Diablo representa “La idea humana del mal”.

Sobre todo en el mundo occidental, existe una clara diferenciación entre el mal y el bien, siendo polos opuestos de una misma cosa, llegados a este punto recuerdo las palabras de un hombre de color que procesaba la fe en el Vudú, el cual me dijo:

“Vuestro dios es débil, a él acudís en vuestros santuarios para descargar vuestras penas, para llorar y lamentaros,  nuestros dioses son fuertes, a ellos acudimos cual guerrero y solicitamos su ayuda sin lamentos”

Aquellas palabras me dieron mucho que pensar, Jesús mismo en las Santas Escrituras nos decía:

“No tenéis por que no pedís”

Y no son pocas las personas que al entrar en una iglesia católica se sienten mal, en ella se descargan día a día todo tipo de penas y congojas, llantos y desesperaciones impregnan lo que llaman “La casa de Dios” y digo lo que llaman, por que dios habitaría en todos los lugares, y esa impregnación de desesperación, estoy convencido que determinadas personas y todos somos psíquicos en potencia, somos capaces de percibir.

2.jpg

Charles Baudelaire, argumentaba: “El diablo no existe por eso es que es tan fuerte” sinceramente creo que no necesitamos la ayuda del diablo para “ser malos” la condición humana ya promueve la  maldad, movida por finos hilos de quien no sabemos, pero exista o no, de alguna manera las mentes humanas que a lo largo de la existencia del hombre han invocado al Diablo, de alguna manera ya lo han creado, cual egregor en otros planos de realidad, en todas las culturas tenemos la representación del bien y del mal, y es que difícilmente sabríamos que es lo uno sin lo otro.

Pero no todas las culturas tienen ese “mal” tan marcado, no son pocas las que invocan a lo “blanco” o a lo “negro” según la conveniencia.

Pero en realidad ¿estamos tan seguros de saber que es el bien y que es el mal?, cuantas veces nos hemos preguntado acerca de por que existe tanto mal en el mundo, karmicamente hablando estaríamos destinados a encarnarnos en el plano físico hasta que nuestro aprendizaje haya concluido, pero,,, ¿Qué aprendizaje? Pues todo aprendizaje, es decir, tanto lo bueno como lo malo, por lo tanto en diferentes encarnaciones nuestra función sería tanto aprender una cosa como la otra, hasta culminar un aprendizaje “total” y volviendo a la pregunta inicial, podríamos definir como bien absoluto el ayudar a sanar a una persona y como mal absoluto el matar a una persona, tal vez con estas dos exposiciones tendríamos claro que es el bien y que es el mal, pero hasta el ayudar a una persona, por ejemplo con magia, para ayudarla a sanar sería magia negra si tal persona no está de acuerdo. No son pocos quienes defienden los llamados “amarres” práctica mágica para “amarrar” para unir a dos personas, tanto si es su voluntad como si no, pero este acto es del todo un acto oscuro, ya que nadie tiene la potestad de obligar a nadie, aun cuando muchos supuestos “magos” lo argumenten como magia de amor, pero el verdadero amor es desear la felicidad a una persona y puede que esa felicidad dependa de que esa persona no esté con quien la desea.

Llegados a este punto comenzamos a ver que para muchos, el bien o el mal depende de un criterio propio y esto no es así, podemos citar el ejemplo clásico de la paradoja de la magia blanca y la negra, si realizo un ritual por que necesito en un momento dado 500 euros para solventar un problema y la solución llega encontrándome en la calle un billete, sería magia blanca pues lo necesito para por ejemplo medicinas, pero para que yo lo encuentre, alguien lo debió perder… tal vez alguien que lo necesitaba mucho más que yo, por lo que esa misma acción se convertiría en magia negra al provocar que alguien necesitado pierda un billete, por otra parte muy necesario para él, pero por otro lado si quien lo pierde es una persona adinerada, el daño sería mínimo, pero aun así, ese dinero sería de esa persona y aunque posea mucho, no por ello deja de ser de su propiedad, sin embargo disculparíamos la acción mágica que propiciase esa pérdida argumentando que el mal, sería mínimo y ciertamente sería así, pero por mucho que lo queramos ver como un bien, no lo sería del todo, entonces no sería magia negra total, pero tampoco magia blanca pura, por lo que comenzaríamos a movernos mágicamente entre matices de gris.

3.jpg

La venganza ante un acto doloroso o injusto puede que no esté justificada, sin embargo sí lo está  la justicia, y no como la representada iconográficamente en nuestra realidad, la cual se nos muestra vendada, si no la “divina” la cual se nos muestra sin los ojos tapados y la que tiene en cuenta todos los factores.

La magia opera en un universo de tonalidades grisáceas.

 

Publicado por el día 17/08/2011 | 2 comentarios

 



 

 





Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.