Podemos encontrar por doquier artículos de quienes de una manera u otra se han interesado por el mundo de la parafonía o psicofonía. En este peculiar mundo del misterio nos podemos encontrar con los bautizados como “Policías del Misterio”, personas que sin preparación y sobre todo sin experiencia critican cuanto tenga que ver con el misterio, pero sobre todo no trabajos ni conductas si no personas puntuales, cuando un mismo hecho viene de parte de amigos o intereses, entonces giran la mirada hacia otro lado, pero son otra fauna de nuevo bautismo, son los negadores del misterio, que no es lo mismo que escépticos, pues una base de escepticismo es imprescindible cuando uno se sumerge en las tierras pantanosas de lo paranormal

Pero esta gente simplemente niega y plantea suposiciones o teorías o falsas verdades para negar cuanto tenga relación con la parapsicología. Sin embargo, no hay que hacer más que el caso necesario a estas personas, pues no hace demasiados años a quienes planteábamos la posibilidad de una quinta dimensión se nos tildaba de poco menos que “locos”, y hoy en el CERN, con el colisionador de hadrones estudia de forma científica esa otra dimensión, que hasta hace bien poco no era otra cosa que parte del argumento de alguna película de ciencia ficción.

evp_fran_recio_0

Quienes hoy tildan la psicofonía como meras incidencias de una normal grabación, mañana seguramente cambien de opinión, cuando lo que hoy se niega mañana sea ciencia.

La particularidad que más incomoda es que muchos de los investigadores que nos dedicamos a la comunicación mediante voces electrónicas admitimos la posibilidad de un origen trascendental y su posibilidad asociada a que estas voces provengan de los muertos. Hoy en día afirmar que estas voces son las expresiones de las almas de los difuntos puede ser una gran barbaridad, pues a ciencia cierta no se puede probar, pero no es menos barbaridad que afirmar que estos fonemas provengan de nuestra mente. Igualmente, esta posibilidad tampoco puede probarse, ya que nuestros conocimientos sobre el magnetismo del cerebro hacen que sea imposible que el fenómeno de la psicofonía tenga su origen en nuestra psique.

No pocos acerca de esta posibilidad argumentan que desconocemos mucho acerca de las posibilidades de nuestro cerebro y mente, y tal afirmación es toda una realidad, pero no menos que apuntar a la verdad irrefutable  de que existe todo un mundo que no es perceptible a nuestros sentidos comunes. Por ejemplo la radio frecuencia, gamas de colores que no vemos y toda una serie de frecuencias de sonido para las cuales nuestro oído permanece sordo, toda una serie de realidades no perceptibles, pero realidades en sí.

evp_fran_recio_1

Haciendo un poco de historia acerca de las primeras grabaciones de las que se tiene constancia, es de mención obligada los registros captados por Jüngerson, quien más tarde los identificaría con voces de fallecidos. Realmente me pregunto como llegó a tales conclusiones, pues en esa época no existían programas de reconocimiento y comparación de voces. Además las parafonías pueden imitar determinadas voces y los mensajes por claros que parezcan, nunca son determinantes para identificar una voz. Tanto Jüngerson como Raudive, pioneros de este fenómeno, murieron prácticamente obsesionados con la captación de registros.

Edison, un hombre sin convicciones religiosas, estaba convencido de la posibilidad de que en un futuro se crease un ingenio tecnológico capaz de contactar con los muertos, aunque no tenemos evidencias de que llegase a construir algún artilugio con tal finalidad. Pero, por otra parte, es muy posible que Marconi en realidad no pretendiese inventar la radio si no crear un equipo tecnológico para comunicar con el más allá.

En una de las últimas entrevistas concedidas por Sinesio Darnell a un medio de comunicación, en este caso a Daniel y a un servidor, este gran investigador y padre de la psicofonía en nuestro país apuntaba al origen trascendental de estas voces y a que en realidad sus mensajes trataban de dar esperanza al ser humano. Por otra parte, quienes nos dedicamos a la experimentación del fenómeno EVP sabemos que los mensajes que nos trasmiten estas voces son del todo variados y van desde el más trascendente y filosófico a mensajes simples que no transmiten un contenido especial.

En 1997 el psicólogo Imants Baruss llevó a cabo una serie de experimentos para intentar replicar las experiencias de Raudive y Jüngerson. Sus resultados fueron expuestos en el Journal of Scientific Exploration concluyendo que los fenómenos encontrados no eran claramente paranormales, aunque tampoco apuntaba a una explicación totalmente científica, pero eso sí, nada que le hiciera pensar que los mensajes pudieran ser atribuidos a los muertos.

No pocos han visto en los mensajes expresados por las psicofonías, incoherencias, vaguedades y mensajes de poco contenido, siendo esta cosa es cierta en muchos casos, pero tal apreciación no niega el fenómeno, pues guste o no, se hace presente y es real.

Para los escépticos sin experiencia alguna en este campo, la psicofonía no son más que simples interferencias, pues vivimos en un mundo infestado de emisiones de todo tipo, radio frecuencias, microondas, etc… Si bien es cierto que, bajo determinadas circunstancias, una grabadora puede registrar determinadas emisiones de radio, no es menos cierto que para entender y poder juzgar la realidad de este fenómeno es imprescindible que uno se haya adentrado y posea experiencia en el mismo.

Las posibilidades de que ante una pregunta, que nuestra grabadora registre una emisión de radio de cualquier tipo que justamente en ese preciso momento y no otro emita una voz o unas palabras que sigan la conversación, respondan a una cuestión o se pueda relacionar la grabación directamente con nuestra pregunta o conversación y, aplicando la estadística totalmente matemática, las probabilidades son ínfimas y muchísimo más ínfima es que tal posibilidad se repita en tantas ocasiones como registros se han obtenido en estas circunstancias de ínteractuación.

Parcialmente podría entender la postura de quienes intentan negar el fenómeno de las EVP, pues para mí mismo carecía esta disciplina de interés y hasta el invierno de 1997 pensaba que la procedencia de estas voces eran interferencias, errores de grabación o simples fraudes. Pero como digo, justamente en este invierno del 97 y practicando el mal llamado “juego” de la Ouija, mientras se grababa la sesión para después recordar con facilidad tanto las preguntas como las respuestas, una voz identificada como la de un niño se “coló” en mi grabadora sin que ello se pudiera justificar de ninguna manera y contestaba a una pregunta simple que realizamos al tablero.

Mi formación y experiencia en electrónica y aun cuando hoy por motivos económicos me dedico a la rama industrial, por aquel entonces y unos pocos años atrás me estuve dedicando a la reparación de la denominada línea marrón, vídeos, televisores y como no grabadoras de audio, y jamás me encontré con que una grabadora grabase algo “desconocido” y sin explicación razonable. Desde aquel momento y hasta hoy continuo en el apasionante y real mundo de las voces electrónicas.

Cierto es que gran parte de los supuestos registros que se muestran y exponen son dudosos, particularmente no estoy de acuerdo con la clasificación de las psicofonías con letras dependiendo de su claridad, así las de tipo A serían las más inteligibles, B y C las menos. Solo trabajo con las A, pero como es natural, no se obtiene tantos registros como muchos aseguran, pues la predisposición e intencionalidad son básicas a la hora de experimentar, pero no es menos básico y necesario el uso de grabadoras de cierta calidad y bajo ruido de fondo para prevenir errores y, sobre todo, seguir toda una serie de precauciones a la hora de adentrarse en la experimentación psicofónica.

No son pocos quienes avalan la seriedad y sobre todo la realidad del fenómeno. Pedro Amorós, presidente de la SEIP, ha registrado decenas de estas voces, Anabela Cardoso y José Ignacio Carmona realizaron un experimento controlado en la universidad, empleando las dependencias y el equipamiento de telecomunicaciones, siendo la función de la universidad el verificar todo el equipo. En este experimento también colaboraron diferentes personalidades del mundo científico y de diferentes países con un resultado satisfactorio y con el registro de diferentes psicofonías.

Es cierto que nuestro cerebro tiende ha hacer reconocible lo que no lo es y realiza comparaciones, de esta manera es posible que, ante una consecución de determinados “ruidos”, estos puedan ser interpretados por la mente como palabras con un determinado mensaje, lo que se conoce como paraeidolia auditiva. Hay quien dice que uno “escucha lo que quiere escuchar” y ocasionalmente es cierto, pues determinados experimentadores de esta disciplina buscan ávidamente cualquier sonido que pueda pasar por psicofonía por el mero hecho de ser algo así como “un cazador de registros” a quien solo importa la cantidad para acrecentar el ego o exponerlos en programas radiofónicos sin tan siquiera pararse a analizar un punto de los múltiples de los que constan estas voces a la hora de ser verificadas y analizadas.

Muchos sistemas son totalmente válidos, como el uso de soportes de ruido blanco para la experimentación o simples ruidos ambiente u otros análogos usados como soporte energético. Podríamos decir, en teoría, que determinadas frecuencias pudieran ayudar y ser modulados por el origen de estas voces, pero esto es solo teoría, y por supuesto hace extremar las precauciones si lo que se pretende es dar objetividad al resultado.

Existen en la red decenas de artículos que apuntan a dar una explicación científica o pseudocientífica al fenómeno, pero si este tema se aborda desde la seriedad e imparcialidad leeremos frases análogas a la que cito textualmente:

Si bien es imposible demostrar que todas las EVP se deben a fenómenos naturales, los escépticos sostienen la posibilidad de las interferencias…

De esta manera vemos que de una forma y con una metodología rigurosa es imposible el descartar un fenómeno que es real.

Otra de las teorías más aceptadas por quienes necesitan buscar a toda costa una explicación que elimine la posibilidad de la trascendencia es que el origen ha de buscarse en la complejidad de nuestro cerebro,. Pues bien, guste o no guste, esto puede ser o no ser una barbaridad como el origen trascendental o de los muertos, pues ni una ni otra teoría de momento pueden probarse.

Un artículo traducido del ingles expone textualmente:

Y tal vez deberíamos recordar a nuestros amigos cazadores de fantasmas que hay miles de millones (algo exagerado este autor) que llenan las ondas del aire en todo momento”.

Cierto, pero tales exposiciones denotan una aversión ante un fenómeno que intentan ridiculizar o cuanto menos negar sin en realidad poder hacerlo. Una interferencia no te nombra ni te contesta, y en muy escasas ocasiones se capta música, aun habiendo miles de emisoras de radio. La base para la especulación con un tema trascendental reside, precisamente, en lo que conocemos como psicofonías dialogantes, es decir, que interactúan con el experimentador, con lo que como mínimo el fenómeno denota una “cierta inteligencia”.

No sé si estas voces provienen de los muertos o de otra realidad paralela a la nuestra, pero lo que es innegable es que estamos frente a un fenómeno objetivo y real, captado por grabadoras, por aparatos tecnológicos que carecen de sugestión.

Señores escépticos, pueden seguir intentando negar o ridiculizar este fenómeno y a cuantos nos dedicamos a su investigación. El único motivo que les impulsa es desacreditar la parapsicología en si, cosa que por otra parte no están consiguiendo, pues cada vez más personas de ciencia se interesan por ella, y esto es otra realidad. Negar un fenómeno simplemente por que no guste o por que alguien no sea capaz de obtenerlo, no es de ser ni científico ni objetivo.

Un comentario sobre “EVP, Electronic Voice Phenomenon”

  1. me ocurre q al dormir un espiritu o demonio intenta violarme. se me metio un espiritu hace como 7 anos. una luz gira alrededor de mi cama y puedo escuchar q hace un ruido. me levantaron de la cama unos monjes con tunica cafe. me tiraron de los pies frente a mi hermana. sin tener sueno me quedo dormida y tengo pesadillas. me tiran la cobija. no soy miedosa pero a veces siento escalofrio y temor extremo de abrir los ojos o pasar por algun lugar. digo algunas cosas por molestar y sin pensar y se hacen realidad al igual q con los suenos pero no es siempre. por lo general cuando me van a suceder estas cosas me doy cuenta porque veo la hora 10:10am y/o 10:10pm. su pudieran decirme q me sucede y como manejarlo se los agradeceria. mi correo lmarcehg@gmail.com

Deja un comentario