Últimamente hay todo un ejército de personas captando registros psicofónicos. Sin embargo, es muy diferente grabar que analizar. Es evidente que cualquiera puede captar una psicofonía pero valorarla es otro tema

Hay que diferenciar también entre investigación y experimentación, normalmente la mayoría se dedica a experimentar en el campo de la obtención, la investigación es un análisis exhaustivo y prolongado en el tiempo teniendo en cuenta los diferentes factores que pueden influir tanto en la captación del registro como en la calidad y mensaje.

Cuando una persona se adentra en el fascinante trabajo de la psicofonía obligatoriamente deberá instruirse en sonido y electrónica, es vital el conocimiento de la grabación para poder efectuar valoraciones.

Las psicofonías más valoradas son las denominadas dialogantes, es decir, que interactúan con el experimentador en tiempo real contestando a nuestras preguntas o comentando acerca de nuestras exposiciones. El error, salvo el fraude, es complicado que se de, ya que estadísticamente es del todo improbable que captemos una palabra o frase respuesta a nuestra pregunta y que su origen sea algún tipo de interferencia u otro sonido grabado de forma convencional o accidental sin percatarnos de ello. Las psicofonías que aparecen de forma podríamos llamar “accidental”, es decir, palabras o frases psicofonicas pero que no nos responden directamente ni hacen alusión a nuestros comentarios, estas son más probables de error y más aún los llamados “raps”, sonidos o golpes que no escuchamos durante la experiencia.

Para evitar el error es de suma importancia el tener en cuenta determinados factores. En la actualidad hay mucho “cazador psicofónico”, pero pocos mantienen unas mínimas normas de seguridad para evitar los errores.

Lo primero y más importante es ante la duda rechazar el registro o ponerlo como dudoso. Lo más habitual es no recordar toda la experiencia, lo dicho en cada momento, y después una palabra nuestra camuflada en el ruido de fondo pudiera parecernos un registro. Para evitar esto bastaría con tener de forma permanente un grabador registrando todo lo dicho durante la experiencia y de calidad suficiente para obtener una grabación con garantía.

La elección del grabador es fundamental, aunque bien es cierto que no existe una relación directa entre registro y grabadora, para tener mayores probabilidades de éxito el emplear una grabadora de cierta calidad resulta evidente. También hay que tener en cuenta que grabadora digital no es sinónimo de mayor calidad, por ejemplo los dictáfonos digitales, muchos de ellos incorporan gran cantidad de ruido de fondo y su rango de frecuencias está muy limitado, así como muchos emplean un formato de compresión de audio por debajo del mp3 con la más que evidente pérdida de calidad. Otro ejemplo, las antiguas grabadoras de bobina abierta son ideales para la experimentación, ya que captan un amplio rango de frecuencias, un escaso ruido de fondo y una alta calidad general de grabación, aunque hay que decir que modelos digitales de grabación actuales como la Zoom H4 o H2 así como otras similares incorporan calidades de grabación por encima de los 44,1 Khz., llegando a los 96Khz e incluso superiores, cuanto mayor sea el espectro captado, más probabilidades de éxito y de calidad, así como menor riesgo de errores.

1.jpg

2.jpg

3.jpg

4.jpg

5.jpg

La elección del micrófono también resulta de gran importancia, aunque cada vez se usan menos los grabadores de cinta analógica, por lo cual y para evitar acoples de motor y electromagnéticos se recomendaba el uso de micrófonos exteriores. Sin embargo, si usamos un micro con un rango de frecuencias menor al de nuestra grabadora limitaremos el espectro captado así como la impedancia del micrófono es otro factor a tener en cuenta, aunque en la actualidad muchas grabadoras admiten diferentes tipos de micrófono y diferentes impedancias. El mini disc está muy recomendado y aunque usa un sistema de compresión discriminatorio su espectro resulta suficiente para una buena experimentación, capta la frecuencia audible humana, desde los 15Hz hasta los 20Khz discriminado las frecuencias más bajas y las más altas.

6.jpg

7.jpg

Es importante, como no, el intentar alejarnos de posibles focos de interferencias como pudieran ser las antenas de radio, móviles u otros dispositivos de transmisión así como de elementos como las centrales eléctricas que generan gran cantidad de contaminación electromagnética y que de seguro nos pudiera alterar la grabación.

Las condiciones climáticas también son importantes en aquellas experiencias exteriores en donde existe, por ejemplo, fuerte viento, donde es más que importante el uso de las esponjillas para vientos, pero además hemos de tener en cuenta que el viento y su roce puede generar sonidos que nos recuerden a determinados hechos, como el vuelo de un avión, bombas, ect… Pero es que además, el viento puede arrastrar sonidos lejanos que aun no percatándonos de ellos si puedan ser registrados por nuestra grabadora.

Los sistemas de grabación incorporan el circuito denominado CAG (Control automático de ganancia) que hace que el micrófono se vuelva más sensible en ausencia de sonido, con lo cual es capaz de grabar sonidos lejanos que no escuchamos, pero del todo normales y sin relación alguna con los registros psicofónicos.

Si queremos investigar obligatoriamente cada registro deberá ser analizado formando parte de una estadística o de unos parámetros de investigación.

Muchos investigadores incorporan formularios con el registro de inclemencias temporales, hora, lugar, ect… También sería de utilidad el incluir los datos del grabador así como las personas que participan en la experiencia. A través de mis estudios he llegado a conclusiones que podrían evidenciar la relación directa entre captación de registro y estado anímico así como la predisposición. Si cada vez los investigadores admitimos más la relación directa entre psicofonía y experimentador, puede resultar más que probable que nuestro estado psíquico sea determinante para la captación, calidad y claridad.

Los modernos programas informáticos nos son de gran ayuda para el análisis de los resultados, pero aparte de la amplificación se debe operar con el máximo de los cuidados, ya que un exceso de reducción de ruido o el empleo de determinados filtros pueden alterar un sonido haciendo que nos parezcan palabras o determinados sonidos. Lo esencial es siempre conservar el registro con su forma y calidad originales.

A veces lo más evidente es lo que genera mayores errores, tanto si decidimos experimentar en exterior como en interior hemos de cuidar que no haya ruidos. En la actualidad he visto como muchos ponen en cualquier lugar las grabadoras aun cuando son evidentes sonidos de ambiente o inclusive voces. Otros tantos emplean micrófonos preamplificados, lo cual los vuelve más sensibles, pero ante tal empleo hemos de cuidar aun más las condiciones en las cuales vamos a experimentar, así como tener en cuenta que esos micrófonos pudieran ser más sensibles que nuestro propio oído.

Para resumir, hay que tener en cuenta que un oído humano en condiciones normales capta un rango de frecuencias que va desde los 20Hz a los 20Khz. Así pues, lo más recomendable es utilizar equipos de grabación que como mínimo capten este espectro. Lo ideal sería emplear equipos que capten por debajo y por encima de estas frecuencias, equipos de calidad llegan a captar un espectro desde los 12-18Hz a los 22-24Khz, la frecuencia de grabación más normal es 44,1Khz con lo que lo más acertado sería emplear grabadores que trabajen en estos rangos o superiores.

8.jpg

El mundo de la experimentación psicofónica abre campos de investigación muy amplios, no tan solo el clásico registro de pregunta respuesta, la transradio, el empleo de determinadas portadoras en frecuencias fijas u oscilantes, así como el empleo de diversos sistemas y soportes de grabación nos abren posibilidades muy amplias de trabajo.

2 comentarios en “Psicofonías, datos a tener en cuenta”

  1. Yo me compré una bolsa inhibidora de señales, dele stilo que si pior ejemplo metes un movil no recibe señal alguna, y con las grabadoras y radios pasa parecido. No es fiable 100% pero parce bastante buena

  2. ¿Cuántas más frecuencias, no es más fácil que te pille una señal de cualquier emisión que ande por ahí? Deduzco entonces que una grabadora de menos frecuencia obtendría menos psicofonías, pero más fiables…
    ¡Un saludo!

Deja un comentario