El Caso Varginha | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Estás en la sección

Ufología

El Caso Varginha

Se cumplen diez años de uno de los casos ufológicos más impresionantes del mundo. Un caso ocurrido en Brasil que implica a ciudadanos y militares donde todos los hechos están rodeados de misterio de principio a fin… ¿Quieres conocerlo?

El increíble suceso ocurrió el día 20 de enero de 1996. A primera hora de la mañana el sol comenzaba a despertar en la ciudad de Varginha, en la provincia de Minas Gerais. Eurico Rodrigues y su mujer Oralina fueron estrepitosamente despertados por angustiosos mugidos emitidos por el ganado que cuidaban con esmero desde hace algo mas de media década.

Cuando abrieron las ventanas para interesarse por las circunstancias que inquietaban al ganado, vieron con estupor como, a unos treinta metros de distancia, un cilindro gris del tamaño de un autobús sobrevolaba el terreno a escasos metros de altura sin emitir ningún tipo de sonido ni señales lumínicas, siguiendo una ruta hacia el norte, proveniente del sur. El objeto continuó lentamente su ruta hasta desaparecer tras el cerro después de media hora de recorrido.

Según los archivos que manejo, que me fueron dados en uno de mis viajes a Brasil por uno de los ufólogos que investigó el caso, puedo observar que ese mismo día, en la localidad de Alfenas, a 80 kms. del avistamiento, un ciudadano local afirmó haber visto una especie de mono de aproximadamente un metro y medio de altura con “tres chichones en la cabeza“.

Algo raro ocurre en Varginha

¿Qué ocurrió esa mañana en la región? No están las cosas muy claras. No obstante, se tiene constancia de que algunas horas después de ambos avistamientos los bomberos de Varginha, en colaboración con la policía militar, capturan una extraña criatura que coincide exactamente con la descripción hecha por el testigo de Alfenas.

Según las investigaciones iniciadas por Vitório Pacaccini y Ubijara Franco Rodrígues, el extraño ser fue capturado con una red común utilizada para capturar perros abandonados. Sobre esta captura se ha mantenido una espesa cortina de silencio, pero lo que no se imaginaban las autoridades es que algunas horas después, ciudadanos iban a ser testigos de lo imposible…

Valquiria, Liliane y Katia

1.jpg

Tres jóvenes estudiantes que volvían del instituto andaban tranquilamente por un pequeño descampado hablando sobre la marcha del día. De repente, bordeando un muro, a punto de llegar a sus casas, pudieron ver a un extraño ser a unos cinco metros de ellas. Una criatura amorfa y con aspecto humanoide, en posición fetal con la cabeza entre las piernas, de aproximadamente un metro y medio de altura, con una cabeza grande con tres “chichones” en ella. Además, dijeron que la criatura tenia unos terroríficos y grandes ojos rojos con las venas destacadas por todo el cuerpo y una piel marrón de un aspecto viscoso, transmitiendo una inusitada sensación de miedo.

Presas del pánico, las adolescentes huyeron a toda prisa del lugar llegando rápidamente a su casa. “Las vi llegar llorando, temblando, casi ni podían hablar. Cuando me vieron me abrazaron espantadas y me dijeron que habían visto al diablo” relató la madre de Liliane y Valquiria, Luiza Helena.

El relato había causado tanta expectación en el barrio que al poco tiempo la casa de las chicas estaba llena de gente comentando y valorando el avistamiento de las testigos. Una vecina curiosa decidió salir hacia el descampado y se encontró con unas extrañas huellas que desprendian un olor parecido al azufre.

Pasadas un par de horas, una fuerte tormenta caía sobre la zona borrando todo vestigio del extraño ser.

Se sabe que unos días después de lo ocurrido, Luisa Helena y sus hijas fueron visitadas por cuatro hombres que no se quisieron identificar y que querían comprar el silencio de la familia ofreciendo todo el dinero que fuese necesario para que desmintiesen el caso. En caso de que aceptasen, serian llevadas a un canal de TV de otra ciudad para que ellas mismas lo desmintiesen en una entrevista.

3.jpg

Captura de la segunda criatura

Las autoridades advirtieron de que esta segunda criatura era idéntica a la primera capturada unas horas antes en la misma localidad. Apenas unas horas después del avistamiento, soldados de la Escola de Sargento das Armas (ESA), policías militares y bomberos locales montan un amplio dispositivo para capturar al extraño ser.

2.jpg

Finalmente este ser fue localizado y capturado siendo llevado junto con el primero a dependencias del Hospital Regional de Varginha y, posteriormente, al Hospital Humanitas, ya que este segundo contaba con mejores equipos clínicos, donde fallecieron al final de la jornada, siendo depositados en cajas de madera recubiertas por plástico blanco.

Según las fuentes médicas, la primera criatura capturada sobrevivió mas tiempo que la segunda, que al poco tiempo de morir comenzó a desprender un fétido olor. Badam Palhares, famoso forense de la zona, y que es conocido entre otras cosas por examinar el cráneo del nazi Menguele, fue el encargado de realizar las necropsias a las criaturas. No obstante, cuando fue consultado algunos años después, este negaba su implicación en el caso. También negaron su participación Olimpio Wanderley Santos, teniente coronel de la ESA, quien ordenó las operaciones militares.

Traslado de los cuerpos por parte de los militares

Ciñéndonos a la reconstrucción realizada por Pacaccini y Rodrigues, un convoy militar entró en la sede de la ESA, a 25 km. de Varginha, el día 22 de enero, dos días después de las capturas, a las 17.30 h. aproximadamente.

De madrugada, ya en el día 23, el capitán Ramires sale a Varginha con el objetivo de recoger los seres custodiados en la morgue del hospital. Los recogieron y emprendieron camino hacia la universidad de Campinas, una de las mas prestigiosas facultades veterinarias de Sudamerica equipada con la tecnología punta de aquella época. A partir de entonces, los investigadores perdieron la pista de los cuerpos y no pudieron seguir el rastro de los cadáveres.

¿De donde salieron los extraños seres?

Según testimonios aportados en diferentes investigaciones posteriores, un piloto de ultraligero habría visto entre Varginha y la localidad de Tres Coraçoes (Donde el primer testigo pudo ver uno de los seres), el artefacto que Eurico pudo ver al amanecer envuelto en llamas.

El piloto, que se dirigía a una exhibición de ultraligeros, tuvo que abandonar el lugar de encuentro siendo instado a no hablar de lo que había visto, ya que lo que vio le dejó intrigado. Tras poder ver la nave ardiendo pudo comprobar como ambulancias y militares iban hacia donde el creía que el objeto habría caído.

 

Publicado por el día 19/01/2008

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2019 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.