OVNIs sobre el buque “Manuel de Soto” | Mundo Parapsicológico

Mundo Parapsicológico

Búsqueda personalizada

Ediciones extranjeras: flag_usa_uk Mystery and Paranormal Magazine

Estás en la sección

Ufología

OVNIs sobre el buque “Manuel de Soto”

El buque “Manuel de Soto“, que cubría la travesía marítima Cádiz-Canarias, fue testigo en más de una ocasión de extraños objetos en el cielo que acompañaban al barco durante su periplo. Los encuentros con esos extraños fenómenos acontecidos en el oscuro cielo nocturno de alta mar fueron recogidos en los medios de comunicación locales y regionales gracias a la incesante búsqueda de respuestas del capitán del buque. Hoy, Álvaro Anula rescata  para Mundo Parapsicológico esta vieja historia sumida en el olvido y tan relacionada con el fenómeno OVNI

El 31 de agosto de 1977 saltaba la noticia en Canarias de que el buque “Manuel de Soto”, que cubría el  trayecto Cádiz-Tenerife, fue testigo de lo insólito durante su travesía.

Buque "Manuel de Soto".

Era una noche como todas, tranquila y sin ningún  sobresalto. La meteorología se había comportado esa noche de agosto de 1977, y el cielo permanecía despejado dejando a la vista las estrellas y los planetas. Todo iba como se esperaba hasta que un  suceso extraño comienza a ocurrir al  buque “Manuel de Soto”.

De pronto, un problema inexplicable hace que el barco se quede parado y los instrumentos de precisión permanezcan sin funcionar. Los tripulantes, y mucho menos el capitán José Bruguera Batllori, que llevaba ya un año a las órdenes del barco, nunca habían vivido algo parecido. Pero lo cierto es que, con el tiempo, la historia se repetiría…

Tras estar el barco inhabilitado, los marineros y un oficial de guardia dieron la voz de alarma. Algo en la despejada noche se estaba acercando a ellos. Era un objeto que desprendía una potente luz amarilla que hacía que todo el que la vislumbrara se tapara los ojos del fuerte destello que emanaba. La presencia de este extraño objeto duró unos segundos, pues al pasar por el buque desapareció, pero los que lo presenciaron no dudaron un momento en  reconocer aquello era, para ellos, un “platillo volante”.

En el momento en el que ese misterioso objeto volante pasara de largo y se le perdiera  de vista, el buque que iba a Tenerife desde Cádiz recobró su funcionamiento normal ante la atónita mirada de los tripulantes, que no entendían para nada lo ocurrido.

El suceso saltaría a los medios de comunicación locales y regionales, pero no sería el último acontecimiento con los ya conocidos como OVNIs que viviría el “Manuel de Soto”.

Noticia del 31 de agosto de 1977 que habla sobre el primer OVNI avistado por el buque "Manuel de Soto".

El 23 de diciembre de 1985, como así dice el archivo desclasificado sobre este incidente (no hay que hacer demasiado caso en los archivos desclasificados, ya que en muchas ocasiones suelen inventar u omitir información), nuevamente el buque “Manuel de Soto” sería testigo de lo imposible.

Se encontraba el barco a la orden del capitán José Bruguera Batllori recorriendo el trayecto marítimo que une Cádiz con Arrecife (Lanzarote) de madrugada cuando la tripulación ve en el cielo por la zona de proa una luz brillante que destaca en el claro y despejado horizonte. Ningún tripulante se altera, ya que piensan que se trata de una estrella como Antares o un planeta como Venus, por lo que deciden tomar el sextante para medir y estudiar la clase de astro de la que se trataba. Pero de pronto, unos gritos acaban con la calma que imperaba a primera vista.

El capitán del "Manuel de Soto" José Bruguera Batllori.El capitán del “Manuel de Soto” José Bruguera Batllori

El marinero timonel que se encontraba en el puente de mando vigilando la proa exhaló un gran alarido que alertó al tercer oficial que estaba realizando las mediciones de aquel astro, que salió al puente de mando para contemplar lo extraordinario. La brillante luz que habían identificado como un astro se estaba elevando del horizonte a una velocidad vertiginosa. El marinero timonel, el tercer oficial y el oficial radiotelegrafista vieron como esa brillante luz empezó a sobrevolar el “Manuel de Soto” desprendiendo una luz cegadora y tomó una forma cilíndrica. No percibieron ningún ruido de motor, sino que seguía destacando el silencio de alta mar, por lo que aquello no podía ser ningún tipo de avión o helicóptero.

El capitán Bruguera Batllori no le dio tiempo a observar el fenómeno aéreo, ya que cuando salió de su cabina, la escena ya había ocurrido. Una vez llegado el “Manuel de Soto” al puerto de Arrecife, el capitán no dudó de dar parte a la Marina de lo acontecido durante su travesía atlántica, que reflejó en todo momento el cuaderno de bitácora. Mandó a las autoridades los documentos tomados sobre el ánomalo suceso del que habían sido testigos para que éstas lo estudiaran y lo investigaran a fondo. Pero sus deseos no se cumplieron.

El 29 de julio de 1992, pasados unos años del encuentro con el misterio, el capitán Bruguera Batllori volvió a la carga para recordar el suceso ocurrido en el buque “Manuel de Soto” en una carta mandada al Diario de Avisos de Canarias. Debido al paso del tiempo, el capitán había olvidado datos como la fecha de los hechos, pero la visión de su tripulación la contó al detalle. Esta carta sirvió para lanzar un dardo a las autoridades de la Marina, que no habían dado ninguna información sobre que pudo ser aquello dando carpetazo al asunto con un absoluto silencio administrativo.

Carta enviada al Diario de Avisos el 21 de julio de 1992 por el capitán Bruguera Batllori explicando el segundo avistamiento OVNI del "Manuel Soto".

El silencio de las autoridades duró más años, hasta que el 24 de enero de 1996 fue desclasificado, saliendo a la luz únicamente el informe redactado donde aparecerían los datos aportados por el capitán Bruguera Batllori y que él mismo había apuntado en el cuaderno de bitácora, donde relataba minuto a minuto el avance de aquel objeto extraño del cielo según los testimonios de los marineros a bordo que habían presenciado el insólito fenómeno aéreo.

Con el paso del tiempo, el buque “Manuel de Soto”, que realizaba la travesía entre Cádiz y Canarias finalizó su servicio por su antigüedad, y el capitán José Bruguera Batllori falleció el 19 de febrero de 2009 a los 80 años de edad quedando los casos OVNI que vivió el barco en el olvido. Pero allá donde estén sus tripulantes y sus amasijos siempre recordaran que fueron acompañados desde el cielo en más de una ocasión por unos objetos extraños que seguían sus travesías oceánicas desde las estrellas.

Ruta Cádiz-Arrecife, donde se vio el OVNI de 1985 por el buque "Manuel de Soto".

Pinche aquí para descargar el informe desclasificado del suceso.

bannerAAP

 

Publicado por el día 21/07/2015 | Sin comentarios

 



 

 





Último vídeo añadido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2001 - 2018 Mundo Parapsicológico. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Privacidad. Contacto.